Descendants

Introducción

 

- ¿Estás seguro de esto? - preguntó con duda la joven castaña, acercándose a la computadora

- Claro que lo estoy - respondió con seguridad el joven junto a ella – debemos seguir con la misión de nuestro padre

- Que en paz descanse – agregó mientras bajaba la mirada, recordando las horas antes - murió solo hace un par de horas … ¿No puedes al menos dejar esa tonta búsqueda por un tiempo? - preguntó con cansancio

- Él quería volver a juntarlos … estoy seguro de que preferiría vernos seguir adelante antes de llorar y dar lastima ajena que no necesitamos

- Bien – aceptó soltando un suspiro de resignación – solo utiliza a sus progenitores - aconsejó haciendo un ademan con la mano, quitándole importancia – estoy casi segura de que los atraerán, luego puedes sacrificarlos - opinó cruzándose de brazos – no me necesitas para eso

- Vamos, hermanita – comentó animado, abrazándola por los hombros - sabes que necesito tu ayuda con la computadora – aclaró mientras hacía que la joven se sentara en la silla frente a las máquinas - no puedo hacerlo solo

- Me tienes aburrida con eso - opinó con cierta molestia - igual sabes que lo hubiera hecho - agregó y empezó a teclear, haciendo que códigos aparezcan en la pantalla, los cuales eran reflejados en sus lentes - bien, puedes dar el anuncio - informó alejándose levemente mientras se quitaba sus gafas

- Así me gusta - comentó con una sonrisa ladeada, acercándose al micrófono y mirando los monitores, que poseían imágenes de las doce salas – tengan una buena noche, queridos guardias – inició con un cierto tono de diversión - lamentablemente aún lloramos la muerte de nuestro padre … pero eso no significa el fin de su objetivo; tendremos que adelantar las pruebas, todo lo que sea necesario para atraer a los siguientes descendientes a nuestro laboratorio -informó con firmeza- ¡Lleven a nuestros queridos “salvadores” a la sala de reunión, ahora mismo! – ordenó severamente, para después separarse y apagar el micrófono

-Bien hecho … pero creo que demostraste tu falta de cariño hacia nuestro progenitor – aclaró con obviedad – aún no lo perdonas por lo que hizo – agregó en un tono despacio

- ¿Acaso se debe demostrar cariño hacia una persona que fue realmente cruel contigo, aun sabiendo que éramos de su misma sangre? – cuestionó, descubriendo su brazo derecho - esto, es la marca que me recuerda que no puedo confiar en nadie – aclaró, notando como su hermana miraba aquel rayo en su antebrazo - …al menos claro, que no seas tú – agregó, volviendo a cubrirse

- Sabes que yo también tengo la marca – comentó mientras se paraba – es un recordatorio de que logramos seguir vivos, mostrando nuestro valor para él – agregó bajando la mirada - él nos dejó vivir después de darle lo que nos heredo nuestra madre, nos dio la vida

- Yo no lo perdonaré jamás – afirmó con frialdad, bajando la mirada y sentándose frente a las máquinas

- Ni yo, pero al menos no guardo rencor – comentó vacilante – tal vez por eso los ataques no me afectan tanto

-Tsk, tenemos una reunión – interrumpió levantándose bruscamente - vamos, tenemos que llegar antes que los nuevos sacrificios – finalizó para después salir de la habitación

La castaña se limitó a rodar los ojos ante tal infantil acción; volvió su mirada hacia las pantallas, notando como algunos aún se resistían a obedecer, sabiendo que tal vez esa sería la única salvación para sus descendientes.

- Otra pérdida de tiempo – comentó para sí, sonriendo ladina mientras disfrutaba del pequeño espectáculo

Cierta parte de ella se odiaba a si misma por alegrarse del sufrimiento ajeno, pero la otra, simplemente disfrutaba de lo que sus ojos presenciaban. Pero notando que iba a llegar tarde, decidió salir, no sin antes apagar las luces.

 

[…]

 

Pasaron unos minutos hasta que los doce soldados entraron, cada uno escoltando a un prisionero, los cuales tenían esposas en sus muñecas y tobillos que limitaban sus acciones

- Un gusto tenerlos aquí – comentó el más alto con una sonrisa – tal vez se pregunten el porque dejamos que nos vean el rostro en esta oportunidad – dedujo, caminando de un lado a otro – tenemos una sorpresa para todos ustedes



Secret❣

#2797 en Ciencia ficción
#6643 en Thriller
#3708 en Misterio

En el texto hay: sacrificios, dioses griegos, guerra

Editado: 08.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar