El mensaje de la mariposa

El robo:

Acababa de llegar a ese maravilloso país. En el hotel lo habían recibido muy amablemente, con la seriedad y cortesía típica que acostumbraban. Se sentía cómodo en ese lugar. Se había alojado antes allí y prefería volver a un mismo sitio que arriesgarse a tener algún contratiempo o disgusto en otro lado.

La habitación era cómoda y espaciosa. Se bañó y se preparó para salir, quería aprovechar al máximo aquellas mini vacaciones que no podía tomarse desde hacía mucho tiempo. Tomó su vieja mochila negra, que usaba en todos los viajes desde hacía años, y metió en ella varias cosas que pensó que necesitaría y otras de las cuales no le gustaba desprenderse.

Francia se encontraba en calma aquella tarde. El sol se ponía en el horizonte en un hermoso arcoíris de colores. Era un día hermoso para salir a caminar. Hacía tiempo que el hombre no visitaba aquel país y estaba ansioso por recorrer sus calles con su cámara de fotos. ¿Habría cambiado mucho? El tiempo, le parecía, pasaba con una rapidez alarmante.

Se dirigió al museo Louvre, una de las estructuras más imponentes y enigmáticas de ese bello país. Cuando llegó lo contempló a distancia. Su extraña pirámide de cristal ocultaba un poco la fachada del edificio histórico. Como pensó que una foto desde donde estaba no se iba a apreciar bien, se acercó un poco más… caminando entre la gente.

Estaba distraído, observando la increíble belleza del edificio cuando, de pronto, escuchó a su espalda alguien que corría en su dirección. Le pareció extraño y estuvo a punto de darse vuelta para ver qué era lo que pasaba, cuando sintió en el hombro el tirón de la correa de la mochila que llevaba. Ante él pasó un hombre joven y, en menos de lo imaginable, se la robó.

Tardó en reponerse de la sorpresa sólo unos segundos pero ya era tarde, el hombre corría entre la gente. Comenzó a perseguirlo corriendo y gritándole a todo pulmón, pero ya no era tan joven como antes y pronto tuvo que detenerse a recuperar el aliento.

Llevó sus manos a la cabeza, estaba furioso y horrorizado, sin poder creerlo aun… Tenía allí muchas de sus pertenencias, algunas valiosas e importantes (como su documentación).

Pero ya era tarde, el ladrón había desaparecido entre la enorme cantidad de turistas, que visitaban el lugar a diario.



TaliMau

#3612 en Fanfic
#22256 en Novela romántica

En el texto hay: humor y romance, fantasia, amistad

Editado: 04.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar