El Príncipe De Las Tinieblas

QUE HICISTE LYDIA

 

En el Hotel Transylvania ya era de día y Drácula, estaba tranquilo revisando unos papeles, entró Erika , lo abrazó fuerte y le dio un beso largo y ardiente que lo hizo estremecer de amor y deseo, pero era las 7am y Drácula debía descansar, su esposa le dijo:-

—¡Descansa amor, voy a administrar el Hotel!__, volvió a darle tremendo beso y le dijo:

—¡Duerme en la cama no en el ataúd, más tarde quiero visitarte!

 

Drácula le beso la mano y le dijo:

 

—¡Te esperaré en mis sueños! —y Érika salió de la habitación y ninguno se dió cuenta de un par de ojos rojos que estuvieron observando todo.

 

 

Esperó que Drácula entrara en lo más profundo del sueño y salió de su escondite, se paró junto a la cama y lo miró con una sonrisa malévola, le acarició el cabello y le dio un beso en la frente, y dijo:

 

—¡He aquí al Principe de las Tinieblas, El Monstruo asesino de Humanos, El Orgullo de los Vampiros! , mi sobrino preferido, siempre admiré tu violencia, y tu sed de sangre.

 

—Pero veo que ahora no eres ni la sombra de mi Orgullo, y tu padre, ¿está de acuerdo con esto?__.

—¡Dueño de un Hotel que acepta también a ¿Humanos?!., ¡no entiendo que pasó!,  pero esperaré la noche para hablar contigo.

 

Bernie, volvió a darle un beso en la frente y se alejó volando, transformado en murciélago, después de unos minutos entró a la habitación Vlad, diciendo:

 

—Conozco ese aroma, pero, ¡¿qué hace aquí?!.  No me dijo que vendría, tiene 300 años que no lo veíamos ni sabíamos dónde estaba  —miró a su hijo dormido y sonriendo, también se agachó, le dio un beso en la frente y le dijo:

 

—¡Te Amo Hijo, perdóname por ser tan duro contigo! —y salió.

 

En la tarde, entró Erika, le dio orden a la cabeza parlante que no dejara a nadie entrar.

 

 

Miró a su esposo dormido, le acarició el cabello, le besó sus manos, le desabrochó la camisa y besó su pecho, subiendo los besos por el cuello dándole un pequeño mordisco y lo beso en la boca largo tiempo, pero era tal el sueño profundo que no despertó su amado esposo, se sonrió y se acostó junto a Él, abrazándolo y pasó sus manos acariciando el pecho de Drácula, sintió que su esposo se estremeció con esa caricia a pesar de estar dormido profundamente y Érika cerró sus ojos y durmió también, pasaron 4 horas y ella despertó, lo miró que seguía dormido y le extrañó, porque ya era de noche, lo llamó:

 

—¡Drácula despierta, ya es de noche! —pero no pasaba nada, volvió a llamarlo y no despertaba,-dijo:

 

—¡Que extraño, ¡jamás a dormido tanto!  — viendo que no despierta, fue en busca del padre de su esposo.

 

Tocó la puerta de la habitación de Vlad y éste le abrió y la saludó cortésmente diciéndole:

 

—¡Hola nuerita vampira, jeje!  —pero la sonrisa se le evaporó viéndola que estaba con lágrimas en los ojos y le dijo:

 

—¿Que pasó?,  acaso mi hijo te hizo algo?

 

Pero Érika, abrazó llorando a Vlad diciéndole:

 

—¡Estoy asustada, Drácula no despierta, ya lo llamé muchas veces,  ¡no despierta!, nunca a pasado esto,. Vlad abrió los ojos asustado y dijo :

 

—Voy a ver, que le pasa a mi hijo, y salió volando de la habitación. Llegó a la puerta y de nuevo sintió ese aroma conocido.

 

Entró y vió a su hijo que estaba en la cama profundamente dormido, lo llamó gritándole:-

 

—¡Drácula, Hijo, despierta!  —pero no sucedía nada, entonces por primera vez Vlad lloró asustado.

 

Llegó Erika y vió a su suegro llorando y se asustó,:

¿Qué pasa?, por qué llora?,  ¡le pasó algo a mi esposo!

 

Iba a acercarse a la cama y Vlad como ráfaga llegó junto a Erika y no dejó que lo tocara.

 

—No lo toques, ni te acerques a Él  — le dijo Vlad,

—¿Qué? — Dijo Érika.

 

—Mi hijo está en transición_ —le dijo a Érika, y ella le dijo:  —¿de qué se trata eso?__.

 

—Por favor Érika, podrías salir de la habitación, debo resolver unos problemas con mi hermano

 

Érika dijo: —¿Hermano?

—Si, ¡Bernie está aquí!, pero no quiero que lo veas, por favor, administra el Hotel, mientras resuelvo lo que está pasando y no te preocupes por tu esposo, ¡no está sufriendo!.

 

—¡Esta bien, adiós!  —Salió y bajó al Lobby, pero se quedó preocupada porque vió a Vlad llorar y eso era signo de que algo pasaba.

 

—¡Sal ya de ahí Bernie!, le dijo Vlad a su hermano

—¡Jajajaja no creí que supieras que estaba aquí! — dijo Bernie riéndose y Vlad, lo confrontó diciéndole:

 

—¡¿Qué le hiciste a mi hijo?!, ambos sabemos que la única forma de acercarse a Él y hacerle algo es cuando duerme profundamente.

 

Bernie dijo: — ¡Pero no le hice nada!, sólo le dí un beso en la frente, nada más, hermano

 

—Pero está en transición , y eso lo sabemos hacer sólo nosotros — le gritó Vlad a Bernie.

Señalando una decoloración pequeña en la mano de su hijo.

 

—No Vlad, ¡alguien más sabe hacerlo! , tu hija Lydia— dijo Bernie,

—¿Qué? y ¿cómo? — dijo Vlad

 

Bernie dijo:  —Me pidió que le enseñara para protegerse, pero veo que no era cierto .

 

De repente…Lydia hizo su aparición en un humo verdoso  —¡Hola Padre, nos vemos a los 300 años!

 

 

Vlad dijo: —Lydia — y fue al lado de su hija a abrazarla diciéndole:

 

—¡Te extrañé, no sabía donde estabas!

 

—Padre con tu temperamento preferí estar lejos de ti, por eso mi hermano Drácula, estuvo lejos de ti por siglos, pero veo que ahora están juntos, y no entiendo ¿cómo te soporta?, jaja

 

—¡ Siempre fue tu preferido, y lo demostraste cuando te ví llorar por Él!.



LUCIENDRAGON

Editado: 06.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar