Humo

La entrevista

            La víspera de su segunda entrevista con Grupo Altivier, Laura se encuentra en su habitación, rodeada de apuntes y libros de su último curso de psicología organizacional. La ansiedad y la anticipación la envuelven mientras repasa mentalmente cada detalle, cada concepto que podría hacer la diferencia al día siguiente. En medio de este mar de preparativos, surge la duda sobre qué vestimenta elegir para la ocasión, una decisión no menos crucial en su mente.

            Con un traje elegante en mano, se dirige a Martín, buscando su consejo y apoyo.

            −Martín, ¿crees que debería llevar esto mañana? No lo he usado en mucho tiempo, pero me parece que podría ser lo adecuado.

            Sí, amor. Te queda fantástico, y es perfectamente profesional. Te dará esa dosis extra de confianza que necesitas.

            −Pero estoy tan nerviosa, especialmente al pensar que estaré delante del presidente del grupo. ¿Y si me bloqueo o digo algo incorrecto?

            −Laura, lo más importante es que seas tú misma −le dice su marido acercándose para tomar sus manos entre las suyas−. Tienes tanto que ofrecer, y eso es lo que deben ver. Y recuerda, incluso si no te eligen, el simple hecho de haber llegado tan lejos, de estar allí y presentarte ante ellos ya es un gran logro. Habrá merecido la pena intentarlo, sin importar el resultado.

            Las palabras de Martín, llenas de fe y cariño, calman el torbellino de emociones en el interior de Laura. Su apoyo incondicional es el ancla que la mantiene centrada y le recuerda el valor de su propio camino, más allá de los resultados de una entrevista.

            Laura llega puntualmente a la sede del Grupo Altivier, su corazón late con una mezcla de ansiedad y emoción por la segunda entrevista. Al entrar, es recibida por una recepcionista amable que, con una sonrisa tranquilizadora, le indica que pase a la sala de espera, asegurándole que será atendida pronto. La sala de espera es un espacio elegante y sereno, diseñado para transmitir la sofisticación y el profesionalismo que caracterizan al Grupo Altivier. Cada detalle, desde los muebles modernos y cómodos hasta la iluminación suave y las obras de arte contemporáneo en las paredes, habla de la excelencia y el cuidado que la empresa pone en cada aspecto.

            Sentada allí, Laura intenta calmar su mente, que se encuentra en un torbellino de pensamientos y emociones. La posibilidad de obtener este puesto no solo representa una mejora económica significativa para ella y su familia, sino que también ofrece la oportunidad de un crecimiento profesional y personal profundo. Este trabajo le permitiría aplicar su pasión y su formación en psicología de manera que podría tener un impacto real en el bienestar de los empleados del Grupo Altivier, contribuyendo a crear un ambiente de trabajo más positivo y productivo.

            A pesar de intentar mantenerse calmada, Laura no puede evitar sentir el peso de lo que está en juego. Recuerda las palabras de aliento de Martín y cómo, con su apoyo, ha logrado llegar hasta aquí. Cierra los ojos por un momento, tomando respiraciones profundas, intentando centrarse en el presente y en su propia valía. Se recuerda a sí misma que su experiencia, su dedicación y su visión son lo que la han llevado a este momento, y que independientemente del resultado, ya ha demostrado ser una profesional capaz y comprometida.

            Laura abre los ojos, sintiéndose un poco más centrada, y repasa mentalmente los puntos clave que quiere comunicar durante la entrevista: su enfoque en la salud mental positiva, su experiencia en la implementación de programas de bienestar en entornos educativos, y cómo esos programas podrían adaptarse y ampliarse en un entorno corporativo.

            Quince minutos después, la espera de Laura llega a su fin. Una empleada se acerca con una sonrisa amable y la guía a través de los pasillos hasta una sala de reuniones donde Marta Ruiz la espera. La sala, amplia y elegantemente amueblada, refleja la seriedad y profesionalismo de la empresa, pero también hay un esfuerzo visible por crear un ambiente acogedor y cálido.

            Al entrar, Laura es recibida con una cordialidad que alivia inmediatamente parte de su tensión.

            −Laura, bienvenida de nuevo −le dice Marta levantándose de su silla para estrecharle la mano−. Gracias por venir. ¿Cómo estás?

            Laura, agradecida por el tono amigable de Marta, responde con una sonrisa sincera.

            −Estoy bien, gracias. Un poco nerviosa, pero emocionada por estar aquí.

            −Es completamente normal sentirse así. Queremos que este proceso sea lo más cómodo posible para ti. Antes de empezar, me gustaría saber, ¿estás contenta con cómo han ido las cosas hasta ahora? ¿Te esperabas llegar a esta segunda entrevista?

            Laura se toma un momento para reflexionar antes de responder.

            −Para ser honesta, ha sido una sorpresa muy agradable. Estoy realmente contenta de haber llegado hasta aquí. Creo firmemente en lo que el Grupo Altivier está buscando lograr, especialmente en términos de bienestar organizacional, y me siento honrada de ser considerada para contribuir a esos objetivos.

            La pregunta inicial de Marta sirve como un perfecto rompehielos, permitiendo que Laura se sienta más en confianza para expresar no solo su profesionalismo sino también su pasión personal por el rol. Marta asiente con aprobación, impresionada por la sinceridad y la claridad de Laura.

            −Es justo el tipo de compromiso y entusiasmo que valoramos en la empresa. Vamos a hablar más en detalle sobre tus experiencias previas y qué podrías aportar a nuestro equipo.

            La entrevista continúa en un ambiente de respeto mutuo y diálogo abierto, con Marta haciendo preguntas específicas sobre la experiencia de Laura, sus métodos de trabajo y su visión para el futuro del bienestar organizacional en Grupo Altivier. Laura, por su parte, responde con ejemplos concretos de su trabajo anterior, demostrando su capacidad para innovar y adaptarse a las necesidades de una organización dinámica.



#3298 en Otros

En el texto hay: familia, ilusiones, seguridades

Editado: 22.05.2024

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.