La poesía de la chica que construye universos.

La figura de porcelana.

 

Todas las personas empezamos siendo como una frágil figura de porcelana, de esas que se deben mantener sobre un estante, siempre protegidas, siempre con cuidado. Porque se rompen fácilmente.

Un día, de pronto, alguien te empuja de ese precioso pedestal en el que estas. O simplemente te caes por mirar demasiado hacia abajo. Y caes, y caes, y caes, y chocas contra el duro suelo que pensabas tan distante que jamás te atraparía. Y te quebras. Te rompes en mil pequeños pedazos. Y duele.

Entonces te levantas, recoges todas tus piezas, y te armas de nuevo. Pero descubres que algunas de esas pequeñas piezas están hechas polvo. Inservibles. Entonces tomas unas cuantas piezas de acero, y las usas. Las acomodas en donde deberían de ir las frágiles piezas de porcelana que ya no podrás volver a usar jamás, y te levantas.

Comienzas a subir, a escalar, y tus brazos duelen, y tus piernas duelen y todo en ti duele como el infierno, pero logras llegar. Lo logras. Aunque algunas veces, la mayoría de las veces, no es al mismo sitio en donde empezaste.

Y de pronto, alguien te empuja de nuevo, o simplemente eres lo suficientemente estúpido como para asomarte de nuevo hacia abajo. Y vuelves a caer.

Y de nuevo, duele como el infierno. Y te rompes de nuevo.

Y de nuevo, te levantas, y recoges tus piezas y de nuevo, descubres que no hay suficientes así que, consigues más de ese acero tan resistente. Y te armas... de nuevo.

Y esto pasa tantas veces, que se vuelve normal caer y levantarte y seguir subiendo. Y cuando te das cuenta, ya no eres quien eras antes, cuando comenzaste. Ya no lo eres, ahora eres un enorme monstruo de metal y caer, ya no significa llorar por tus piezas perdidas, porque ya las has perdido todas. Porque ya no puedes perder más, porque las que tienes, son irrompibles.

Y solo puedes entristecerte por no ser tan fuerte desde el principio. Por haber tenido que perder tanto, que sufrir tanto para llegar a ser esto que eres ahora. No eres un monstruo. Eres un sobreviviente, que hizo lo que tenía que hacer para levantarse de nuevo. Y volver a subir.

Frann Gold 



Frann Gold

#1635 en Paranormal
#459 en Mística
#22637 en Novela romántica

En el texto hay: intento de poesía, cafe, frann gold

Editado: 12.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar