La princesa de las nubes

PRÓLOGO

 

En lo más alto del cielo donde todo parece eterno,

permanezco perenne como el tiempo,

con mis manos entre cuerdas que me atan con dureza,

a pesar del paraíso esto es tan vacío,

a pesar de la belleza de la lluvia mis ojos no pueden llorar,

mi corazón dejó de latir siglos atrás,

sola rodeada de un mundo de algodón,

donde solo estoy yo,

Y los minutos son siglos y los siglos eternidades,

me encuentro atada a mi arpa tan fuerte,

pero de mi parece huir la muerte,

Coros celestiales despegan mis ojos cada mañana,

sacándome de mi adorado mundo de fantasía,

siento que mi vida no es mía,

que unos hilos me atan al cielo,

y que no puedo escapar de mi destino incierto.

Y es testigo de ello este bello cielo,

el techo que me protege cada día, cada noche,

no puedo tocar la lluvia, ni las plantas que hace crecer,

el viento es tan liviano que mi pelo apenas puede mecer,

y las estrellas iluminan mi soledad,

como pequeñas luciérnagas,

No sé qué es una caricia, ni la suavidad de un beso,

aquí en este cielo soy el eterno preso,

que no puede salir,

Y el sol ahora me parece tan cruel,

por mostrarme el mundo que hay a mis pies,

y con mis pies jamás podré recorrer.

 

Ahora aquí espero paciente que llegue mi libertad,

una posibilidad de ser libre y escapar,

una explicación, mi escondida verdad,

si me preguntas mi nombre no podré responder,

nada de mi logré saber,

y aquellos misteriosos libros que cada día encuentro,

son mi puerta a un mundo de sueños,

donde tengo nombre.



Black_Thunder

Editado: 28.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar