Reescribir las estrellas

Prólogo

—¡Jaden! mira lo que tengo—Digo, el levanta la mirada levemente.

 

—Así que me has traído un libro—Sonríe, se acerca y toma el libro de mis manos. 

 

—No es cualquier libro, este es uno muy importante para mi. 

 

Jaden mira el libro entre sus manos Alicia en el país de las Maravillas, el libro perteneció a mi madre, mi abuela me ha contado que ella era muy fan de la lectura. El libro era un regalo de su parte para mi, me lo iba a obsequiar el día de mi cumpleaños, pero luego ocurrió lo del accidente y ya no lo pudo hacer. 

 

—Y ¿Quieres que lo lea?— Frunce el ceño en confusión. 
 

—Exacto, quiero que te conviertas en un gran fan de la lectura como yo—Musito, el me mira como si me hubiese salido otra cabeza. 
 

—Uhm, no lo sé. Lo mío es dibujar, jugar fútbol, ver películas. Pero nunca leer—Murmura con algo de vergüenza— Pero si eso te hace feliz, entonces lo haré— Dice formando una sonrisa. 

 

Sin previo aviso tengo una sonrisa tonta en la cara, y las tan inesperadas mariposas revolotean en mi estómago. 
 

—En ese caso, te pue…—Alguien me interrumpe. 
 

—¡Hazel! ¿Qué haces con ese niño?—Pronuncia en tono molestó mi abuela. 
 

—A-Abuela, yo estaba mostrándole mi li-libro a Ja-Jaden—tartamudeo nerviosa. 
 

—¿Qué es lo que te he dicho Hazel?— Escupe con enojo. Se a lo que se refiere con ello, siempre me ha dicho que no debo mezclarme con personas de su clase. Sin embargo con Jaden es diferente. 
 

Sin pronunciar una palabra, bajo la mirada. Con mis abuelos siempre ha sucedido así, no debo contradecirlos en nada, siempre seguir sus reglas. 
 

—Y tu niño, ve con tu madre ahora—exige—necesito que la ayudes en el sótano. 
 

—Esta bien señora Evans— Murmura, me da una última mirada y nuestros ojos se cruzan, pronuncia un adiós sin vocalizar palabra alguna. 
 

Al cerrarse la puerta, mi abuela me da una mirada molesta. 
 

—No quiero verte de nuevo con ese niño.— Replíca, camina hasta quedar frente a mi— entendiste Hazel. 
 

—Si abuela, entiendo—Murmuro en voz tan baja que dudo si me ha escuchado. 
 

—¿Sabes? No lo quería hacer—Comienza a pronunciar—pero me temo, que debo tomar cartas en el asunto. 
 

—¿De qué hablas?—Inquiero. Aunque ya sé cuál es la respuesta. 
 

—Que te he visto pasar mucho tiempo con ese niño. Pero a partir de ahora eso cambiará. 
 

Sentencia. Da media vuelta saliendo de la cocina, dejándome sola con muchas preguntas rondando en mi cabeza. Aunque ya tengo una idea de a que se refería, y me temo, que no podré hacer nada para impedirlo. 
 

 

Nota de autora: ¡Bueno chicos! He aquí el prólogo de "Reescribir las Estrellas".

Espero que les guste la historia tanto como me encantó a mi escribirla ¡Besos! 

sigueme en mis redes: 

Instagram: sonaher08

Twitter: sonaher08_

Wattpad: sonaher08


 


 



SONAHER

#3228 en Otros
#602 en Humor
#6306 en Novela romántica

En el texto hay: romance, amoradolecente, amor

Editado: 27.11.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar