"V" de venganza -Con Park Jimin- |bts|

Capitulo 1 -Obsesión-

-¿Vas a dejar de ver a ese chico?- Me pregunté sacudiendo la cabeza, es imposible, es Park Jimin, el chico más codiciado del instituto ¿Quién podría no verlo? Mi vista se posó cerca de mi tocador, el cual estaba lleno de fotos de él, entrenando, danzando, durmiendo e incluso una en los vestidores, es oficial, ese tipo me trae loca, ¿Qué podría hacer? es una perfección de persona, cada día me repito: “es hora de olvidarlo” pero también me digo: “Las cosas pueden mejorar” la última vez que lo vi me sonrió, sus ojos se volvieron como finas líneas 

-¡Elisabeth! ¡Hora de desayunar- Gritó mi madre desde el comedor, hoy es el primer día después de las vacaciones de verano, ¡estoy completamente emocionada, hoy veré después de tanto tiempo a Jiminie ¿se acordará de mí? Ya en el exterior del colegio me detuve a tomar aire, había tenido que correr por casi cuatro cuadras, nuevamente me había retrasado, lo cual es extremadamente común en mí, los grupos de estudiantes como siempre cotilleando ¿Quién será su próxima víctima? En este lugar hay cuatro grupos de estudiantes, los he clasificado de la siguiente manera: 

Los líderes, que son los de más alto rango, aquí se encuentra Jimin con sus amigos; los populares, que son los que se llevan “bien” con todos, bueno, realmente son un grupo de manipuladores que quieren llamar siempre la atención; la gente común, los que intentan ser más reconocidos; por último me encuentro yo, en el grupo de los inexistentes, pasamos totalmente desapercibidos, ni siquiera entre nosotros nos conocemos, amamos la soledad y deseamos no toparnos con nosotros, somos los primeros en las clases a excepción de deportes y nuestra timidez no nos permite participar en ninguna actividad extracurricular. 

Biblioteca, mi lugar favorito y el terror de todos, recuerdo que una vez falló el servicio de internet haciendo que todos tuviésemos que recurrir a los libros, fue un buen tiempo, tomé uno de los libros que había ansiado leer “El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde” al hacerlo escuché unas voces que venían del otro lado del estante -¡Ya Sowon!- ésa perecía ser la voz de Jimin y en efecto lo era –Te he dicho más de diez veces que no quiero nada contigo- una pequeña risita se escapó de entre mis labios, al parecer esta llegó a los oídos de ese par- oh, no- susurré, ellos se aproximaban lentamente a mi dirección, yo me alejaba al mismo ritmo que ellos, cuando llegaron a donde yo había estado, por suerte ya había salido de ese lugar.

 Jimin rechazando a Sowon, yo estaba pensando que ellos tenían una relación, al parecer, medio instituto se ha equivocado, estaba pensando hasta que alguien chocó conmigo –lo siento- dije, sé que no necesitaba disculparme, pero no quiero meterme en líos, levanté mi cabeza y vi a un chico de lentes –no- susurró –soy yo quién le debe una disculpa- sonreí tímidamente –n-no se preocupe- dije a le velocidad de la luz, a juzgar por su expresión, le costó trabajo entenderme pero ya estaba bastante lejos de ahí. 

-Elisabeth- dijo Jimin con un dulce tono de voz, estaba bastante sorprendida, era la primera vez que me dirigí la palabra –eh… eh y-yo…- había comenzado a tartamudear, eso pasa cuando me pongo nerviosa, posó su dedo índice sobre mis labios, okey, ahora sí me va a dar un paro cardiaco, me estaba mirando fijamente, sus ojos son tan expresivos, una sonrisa fue puesta en su rostro, se cercaba cada vez más –o-oye- dije intentando mantener la distancia –no digas nada- susurró acariciando mi cabeza, su tacto es tan suave… colocó su mano detrás de mi cuello, sus labios estaban tan cerca y cada vez lo estaban más cercanos, iba a decir algo pero de su boca salió un “Beep, Beep” acto seguido abrí mis ojos y vi que estaba en mi habitación, un sueño más, lo agregaré a la lista de sueños con Jimin volumen tres. 

Ah, pensar que este es el último año antes de ir a la universidad, pronto terminaré y no sé qué es lo que quiero estudiar, los planes de los maestros son ayudarnos a encontrar nuestra vocación y el mío es no morir en el intento, los planes y sueños cambian constantemente, creo que vivir el momento es esencialmente vivir una vida feliz, a pesar de que amo la tranquilidad, me gusta sentir la adrenalina recorrer mi cuerpo. Las siguientes semanas fueron bastante normales, clases, tutorías y escapadas a los vestidores de los chicos. 

La última vez que lo hice casi me descubren, fue después de uno de los juegos de futbol, en aquella ocasión jugaban entre ellos, si me preguntan, he animado a Jimin desde mi escondite, de hecho, ganaron, se veían tan felices, me pregunto: qué se sentirá ganar algo y que los demás te lo reconozcan, compartir tu alegría con tus amigos ha de sentirse bien o eso es lo que creo… siempre he estado sola, incluso desde la guardería, todos me excluían sólo por no encajar sus estándares de belleza, cada vez me preguntaba el ¿por qué? Pero al paso de los años dejó de importarme y comencé a tener tiempo de soledad y a amarlo, le he rogado a mis padres que me dejen estudiar desde casa, pero dicen que “¡no! ¿Cómo se te ocurre? Si estás haciendo muchos amigos y Blablablá” realmente no se han preocupado por mí, trabajar y llevar el pan a casa no es “estar interesado” en tu hijo, lo que necesito no me lo han dado, su tiempo y un millón de dólares para irme lejos de aquí, levanté mi mirada y vi la foto enorme de Jimin, “Woah, no creo que pueda dejar este instituto. 

Dejando atrás mi triste monologo, decía que estaba en los vestidores de los chicos, entraron a las duchas y proveché para echar un vistazo en el interior, la chaqueta de Jimin –Linda… serás mía- dije acariciándola con tanta delicadeza como si fuese a deshacerse en mis manos –chicos fue un gran juego- escuché la voz de Jimin acercarse al lugar -oh no- me dije a mí misma, miré a mi alrededor buscando un lugar en dónde esconderme, para mi suerte, había un casillero abierto, sin dudarlo dos veces me escondí en él.

 Allí habían muchas cosas de cuidado personal, “éste perfume huele delicioso” tiene dos… hora uno, este aroma era muy familiar, ¿éste es el casillero de Jimin? Escuché pasos que se acercaban a dónde yo estaba, oh no, ahora sí estoy en problemas, mi corazón latía con fuerza y el casillero se abrió… Elisabeth Hernández, ahora sí ha llegado la hora de tu funeral.



°SooMin°

#101 en Fanfic
#309 en Joven Adulto

En el texto hay: venganza, bts, jimin

Editado: 08.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar