1. Jamás: El comienzo (borrador)

CAPÍTULO 84

 

 

 

 

 

Lo miro a los ojos con una pequeña sonrisa sobre mis labios.

 

—¿Estás en pedo? —Me pregunta.

 

Niego con la cabeza.

 

—Aún no, pero quiero festejar. Ya no seré esa aburrida que estudia hasta la última hora y tiene toda su vida calculada... —Lo miro fijamente a los ojos con el ceño fruncido ante mis palabras—, ahora haré lo que quiero hacer sin importar una mierda.

 

Alex se sorprende y tapa sus labios.

 

—Katulincha, ¿Acabas de decir mierda?

 

Asiento con la cabeza.

 

—Sí. Yo dije mierda, ¡mierda!

 

Niega con la cabeza.

 

—¡Mierda!, ¡mierda!, ¡mierda! —Exclamo corriendo por toda la habitación.

 

Oigo un fuerte golpe de la parte baja de la casa, sé que uno de mis padres golpea para que me calle. Nunca dije aquellas palabras y supongo que no se lo esperaban.

 

—Cállate... —Murmura con preocupación.

 

Suelto una carcajada sonora de mis labios y me acerco a él tomándolo de los hombros.

 

—¿No me conoces? —Pregunto.

 

Él niega.

 

—Tampoco yo, pero es divertido... es auténtico.

 

—¿Él te hizo esto?

 

Su pregunta me hace dudar.

 

—¿Él?

 

Me quedo completamente estupefacta.

 

—Javier... —Murmura con una pequeña sonrisa ladina sobre sus labios.

 

Hago una mueca con mis labios al oír ese nombre.

 

De cierto modo, es verdad. Javier me ha cambiado más de lo que me podría imaginar.

 

Javier se había vuelto muy importante en mi vida, pero ahora lo único que espero, es que desaparezca junto con mi dolor.

 

—No digas ese nombre en mi casa, no lo nombres... es el innombrable.

 

—¿Voldemort? —Pregunta moviendo sus manos.

 

Suelto una pequeña risita divertida de mis labios al oír la comparación con aquel personaje de J. K Rowling. Debo confesar que la comparación es increíble en un momento como en el que nos encontramos en este preciso instante.

 

—Sí, pero más sexy...

 

Alex mueve sus cejas cuando oye mis palabras, le pego en el hombro.

 

—¿Te gusta? —Pregunta mirándome fijamente a los ojos.

 

Un suspiro se desprende de mis labios y abro mi boca para hablar, pero lo único que sale de mis labios es un simple—: Mmmm...

 

Alex abre sus ojos como nunca antes.

 

—¿Qué es eso? —Pregunta esperando una respuesta concreta salir de mis labios—. ¿Qué es lo que significa eso? no me mientas, dime la verdad.

 

¿Debería decirle la verdad?, ¿cuál es la verdad?

 

Yo sé que Javier en un momento me gustó, pero ahora después de enterarme de todo eso…

 

 

 



Byther

#359 en Novela romántica
#122 en Otros

En el texto hay: amor, primer amor, amor dolor sufrimiento

Editado: 04.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar