Alas de Cenizas

4. La Fiesta

Dimitri

            De todas las personas que me pude topar en la universidad, Clarisse Reynolds no estaba en ninguno de esos nombres. Me detengo en la entrada de la universidad y suspiro observando los coches de un lado a otro, algunos alumnos salen y otros entran, sí me quedo a buscar a ese virtud en esta universidad podrían hacer que pase lo que ocurrió en el pasado.

– Esto estará emocionante.

Cállate – le ordeno a mi subconsciente cruzándome de brazos sobre el pecho – Ya es momento de fusionarte conmigo para que todo mi cuerpo este completo.

– No lo haré todavía – responde mi mente burlonamente – No estás listo, Dimitri.

            Genial. Ahora debo soportar la idea de no estar completo porque mi subconsciente considera que no estoy listo para este trabajo. ¿Por qué está ocurriendo todo esto ahora?

Hola Dimitri.

Beatriz – saludé con una sonrisa prefabricada encarando a la chica encapuchada de negro frente a mí – Tan puntual como siempre ¿Tienes lo que te pedí?

Obviamente – me tiende la carpeta de sobre manila y resopla – ¿Por qué tanto interés en la unión?

Tengo trabajo que hacer.

            Le resto importancia con la mano y sonrío, una parte de mi plan está hecha. Ya podré ser libre de ese estúpido sujeto y tomar el control absoluto de mí, aunque eso de trabajar para el enemigo no me agrada mucho. “Recuerda la primera regla, Dimitri: La Persona a Proteger es totalmente prohibida. Mira a lo que te lleva tu desobediencia”. Me recordó mi mente golpeando levemente mi cerebro. Giro los ojos mirando a otro lado y resoplo. Dime algo que no sepa.

Por lo que veo sigues con el mismo problema de hace unos años – comenta la chica de forma divertida luego de observarme – ¿Por qué Irtimid no te da el control?

Porque es un idiota – me encojo de hombros y camino hacía mi auto para preparar los últimos detalles de mi plan.

~***~

Clara

            Ya en la fiesta tomo un vaso con refresco y bebo un poco, tengo un vestido de lo más elegante que todos me están mirando con los ojos bien abiertos, bueno, esto es gracias al guardarropa de Adri. Ella fue la que me prestó este hermoso vestido de gala negro que deja la espalda al descubierto, a parte que también están estos hermosos tacones plateados que le pedimos a mi compañera de cuarto.

            Yo con gusto acepte, no lo sé, cabe la posibilidad que me topé con Dimitri en este baile y no quiero que me vea como esta mañana, además que quiero callar a Ester y sus comentarios fuera de lugar hacia mi persona.

_Te ves hermosa, Clara ¿bailamos?

            Levanto la mirada y hago una mueca de disgusto, es uno de los chicos de último año, su cabello castaño está cubierto de cerveza, lo aprecio por su olor, sus ojos negros están llenos de lujuria y además su piel pálida sonrosada me dice que esta pasado de copas. Aunque debo aceptarlo, esa camisa blanca permite ver muy bien sus músculos y esos pantalones negros lo hacen ver aterradoramente sexy.

_Lo siento amigo pero ella está conmigo.

            Todo mi cuerpo se estremeció al escucharlo, por la música tan alta en este lugar no pude escucharlo llegar, lo miro sorprendida y está arrebatadoramente guapo. Dios, incluso peino su cabello de una manera elegante.

            El chico se alejó sin decir nada más y levanto las manos en señal de rendición mientras se mezcló entre la multitud.

_No deberías estar en estos lugares, Clara.

_Tú no me dices que hacer, Dimitri – digo seria y bebo un poco de mi bebida – ¿Qué haces aquí? Me dijiste que te olvidara, bueno, eso hago.

            ¡Que mentira! Como quisiera preguntarle si me veo bien en este vestido, estoy usándolo por ti y pareces no darle importancia.

_No en estos lugares – me mira y frunce el ceño – ¿Sabes el peligro que corres en estas fiestas?

_Siempre vengo y estoy completa hasta los momentos – digo sonriendo.



Laczuly0711

Editado: 22.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar