Alas de Cenizas

11. Un Pequeño Escape

Clara

            En la mañana me despierto con algunos libros sobre mi rostro al escuchar el ruido del despertador a lo lejos, levanto mi brazo con algo de cansancio y lanzó el aparato infernal al suelo para callarlo. Cuando escucho el ruido sordo y deja de sonar como una chicharra me siento despacio en la cama.

            Semana de exámenes finales, ya finalicé el semestre y lo que me queda por hacer son estos estúpidos exámenes, razón por la cual no puedo dejar de estudiar y vivo con un montón de libros en la cara.

Me levanto de la cama un poco dolorida por la posición en la que había dormido y camino al baño para alistarme. Este último mes he tenido cinco citas con Marcus, en las cuales los fotógrafos nunca faltan, de seguro si comenzará a contar las fotos que tengo con él en internet, claramente perdería la cuenta y me aburriría. Siempre debo estar mostrando a los demás que somos una feliz pareja.

Salgo de la ducha con la toalla a mí alrededor y al verme al espejo suspiro, debo aplicar un poco de base y polvo para ocultar estas horribles ojeras de zombie; retiro la toalla y al verme en ropa interior en el espejo de cuerpo completo que hay en la esquina del cuarto me ruborizo por completo.

Ana me ha obligado a hacer ejercicio estos últimos meses y pues, me está ayudando de mucho supongo, tengo más músculo del que recuerdo, me veo de perfil y no parezco ser yo. ¡Me estoy transformando en Neila!

Suena mi celular con el tono de Adri y lo tomo con una sonrisa, tener este teléfono de última generación es un total fastidio, Ana tiene acceso a todas mis cosas con solo pulsar un botón creado por Drícela.

_Hola – dice Adri emocionada en la otra línea – ¿Adivina quién vuelve esta semana para fastidiarte la vida?

_Marta Salas – digo bromeando.

_No – suena falsamente ofendida – Soy yo…. Ya termine mis cursos de medicina y estoy camino a la universidad en el jet de mis padres.

_Que bien – sonrío y comienzo a vestirme – Espero verte pronto.

_Tenemos mucho de qué hablar – dice seria – He visto tus fotos, dime que es una maldita mentira.

_No – digo triste y tomo mi mochila para salir del cuarto – Marcus y yo nos casamos dentro de dos semanas y no puedo oponerme.

_Debes estar bromeando – se queja – Esa mujer está loca.

_Por eso no tengo mi otro celular – digo mientras salgo del dormitorio y cierro la puerta – Por lo menos soy una cenicienta moderna – río.

_Drícela es la moderna, todo un hacker para fastidiar tu vida.

_No podemos hacer nada – sonrío y bajo las escaleras de mi piso – Además, lo único que no cambia es que Anastasia sigue siendo la sumisa de todos.

            Rompe en carcajadas y yo sonrío por primera vez desde que se fue de manera sincera.

_Te dejo, Clara – dice calmándose lentamente – Nos vemos dentro de unas horas.

_Bueno Adri – digo algo decaída – Bye.

            Guardo mi celular en la mochila e inspeccionó mi correo para verificar si hay algo interesante.

            Luego que me mudé descubrí que en efecto, Adri si vive en el mismo edificio, pero ella está en el piso “The Guardians”;  se encuentra sobre mi piso y para entrar debes tener una especie de brazalete, me parece mucha seguridad pero no puedo decir nada al respecto porque no tengo ni la menor idea de cómo hablar en latín y ese es el único idioma por el que todos se comunican aquí.

            Una semana después que Adri y yo nos encontramos en este edificio ella fue a un viaje por una escuela de médicos, la habían llamado para una beca y todo sería pago; no rechazaría esa oportunidad nunca en su vida, eso la vuelve loca. Por eso no está conmigo ahora.

            Con el pasar de este tiempo al único que no he visto es a Dimitri, tal vez me equivoqué y él vive en otro edificio y el único que vive aquí es Lakur. Que por cierto se ha convertido en algo parecido a un mejor amigo, desde que lo conocí ha salido conmigo a dar un paseo por los alrededores del campus o simplemente nos sentamos a hablar bajo el araguaney de la última vez.

            Gracias a su ayuda, he podido recopilar cosas sobre Dimitri que desconocía en absoluto, razón por la cual mi novela está casi terminada. Lakur me dice poco, pero por lo menos intenta informarme sobre el adonis misterioso.



Laczuly0711

Editado: 22.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar