Amante

Capítulo 8

William Tucker:

 

Tenía en mis brazos a Amanda quien también estaba sentada en mis piernas mientras la abrazaba. Cuando íbamos en la secundaria recuerdo que Amanda al estar triste siempre se refugiaba en mi y se sentaba en mis piernas como ahora, esto no es raro, más bien es algo común entre nosotros dos.

Estaba tan enojado con Mark por robarme a mi inversionista, se que esto es por haberle enviado ese video. No me arrepiento de haberle enviado ese video ya que así le demuestro a él que su esposa ya no es de él, solo no quiero que se entere Amanda porque me ira muy mal.

—Yo hablaré con Mark, esta afuera del edificio esperándome —dijo Amanda.

—No, creo que debes ir con él, haré mi mayor esfuerzo para obtener otros inversionistas —hablé.

—Lo siento mucho, en serio William, haré lo que sea para que tu inversionista vuelva —se recostó en mi hombro.

Para la vista de muchas personas pensaran que estamos en una posición algo comprometedora, pero la gente que nos conoce sabrá que es muy común de nosotros como si fuéramos mejores amigos, aunque yo siempre he visto a Amanda como todo menos como mi mejor amiga. Hasta Mark sabe que somos muy cariñosos y yo no me aprovecho de ello por más que quiera hacerlo.

—Soy tu secretaria, debe de haber algo que pueda hacer —dijo algo desesperada.

Sabía que Amanda se encontraba desesperada y culpable por este asunto, pero yo solo tengo la culpa y si tengo que perder un inversionista importante para ganar a la mujer que amo no importa. Pero si Mark quiere confundir lo personal con lo laboral yo también puedo.

—Podemos ir a comer para que te sientas mejor —mencioné.

—Mark está esperándome allá bajo, nos puede ver —habló algo preocupada.

—Perfecto para nuestro plan —sonreí.

—No sé qué quieres decir pero estoy contigo en todo —dijo cerca de mis labios.

Sonreí mostrando mis dientes.

Levanté a Amanda de mis piernas para pararme de la silla e irnos de la oficina para comer algo. Si Mark está cerca de aquí debe de estar vigilando a que su esposa salga del edificio.

No quiero jugar con Amanda, pero ella está dispuesta a hacer todo lo que yo le diga para hacer pagar a su esposo de una forma u otra.

—Iremos por una ensalada cruzando la avenida, son grandiosas o menos que quieras otra cosa —dije entrelazando nuestros dedos.

—¿Ensalada? Eso no me llena el estómago Will —hizo un puchero.

—¿Una pizza o carne tal vez? —reí.

—Cortés de carne me parece perfecto —chilló.

—Entonces será eso, vamos tesoro.

Jalé la mano de Amanda para salir del edificio en donde estábamos ubicados. El restaurante quedaba a unas cuantas calles cerca de aquí, así que iríamos caminando no creo que nos cansemos por caminar.

Al salir de mi trabajo guíe a Amanda al lugar en donde íbamos a comer, sentí como si alguien nos estuviera vigilando. No quería decirle a la mujer de mi lado ya que solo la espantaría y no creo que eso sería prudente.

En una de las esquinas pude ver un espejo y en él se podía ver reflejado un auto negro como el mío, así que deduje algo muy fácil., Mark nos estaba siguiendo como esperaba.

No quería que arruinara la comida que viva a tener con su esposa, pero si es momento de enfrentarlo lo haré con mucho gusto.

Al llegar al restaurante, Amanda fue la primera que entró al local muy emocionada por lo que iba a comer ya que sabía que su esposo solo le permitía comer algunas cosas y le prohibía la comida chatarra.

Un hombre fue quien nos guió a nuestra mesa para así pedir lo que quisiéramos de comida.

—¿Puedo pedir una copa de vino y un refresco para mí? —preguntó tímidamente.

—¿Por qué no? Pide lo que quieras Amanda, yo pago —sonreí.

—Gracias —chilló.

Mientras pedíamos la comida noté que entró un hombre con gorra negra y unos lentes oscuros, traté de que no viera mi mirada pues sabía que era Mark quien se había sentado unas mesas lejos de nosotros pero con vista a la mujer de mi lado.

—William yo creo que podemos ir a empresas o hacer una lista de hombres que tengan dinero para que financien un proyecto, así verán que es bueno invertir en nosotros —comentó Amanda.



Violett

#2950 en Novela romántica
#764 en Chick lit

En el texto hay: infidelidad, amor, amante

Editado: 01.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar