Amor de contado

Capítulo 19

Sophie:

 

Los labios de Daniel se movían encima de los míos, no le podía devolver el beso ya que no podía procesar lo que acaba de pasar. Se que él ha tenido grandes problemas en su vida pero nunca pensé que por la enfermedad de su madre tenga problemas en su vida sexual y no creo que su padre sea un buen ejemplo para él.

Coloqué mis manos en sus hombros para alejarlo de mi, quiero ayudarlo a que cambie, pero no quiero estar con la persona que me ha hecho sufrir estos últimos días en mi vida. Tengo a Ian y lo amo como a nadie en el mundo, no lo cambiaria por una persona que no sea segura.

—Daniel basta por favor —pedí separándolo de mi boca.

—Te necesito y tú nolo entiendes —exclamó.

—Lo que necesitas es un buen psicólogo y hablar con tu mamá de todo esto Daniel —hablé.

—¿Para qué? ¿Mi mamá que va a hacer? —gruñó.

—Daniel vamos al hospital por favor, tienes que estar con tu madre en estos momentos y no conmigo, dices que tiene poco tiempo de vida tienes que aprovecharlo y no tratar de recuperar ese tiempo teniendo sexo con mujeres —bufé.

—Tú no entiendes nada —susurró colocándose en su asiento.

—Te recuerdo que mi familia completa murió en un accidente y me quedé sola —espeté.

Daniel quiso decir algo para componer su error, pero volteé a ver a la ventana para no mirarlo más. El auto se empezó a moverse en la carretera rumbo al hospital como yo había dicho. En la radio se podía apreciar música moderna, pero no le prestaba mucha atención ya que mi mente estaba en otro lugar, no se donde, pero se que estaba en otro lugar.

(...)

El tiempo pasó rápido y cuando me di cuenta ya habíamos llegado al hospital en donde esta la mamá de Daniel. Hablando de él, no ha dicho nada en todo el camino, su rostro es serio pero se que algo esta pensando y cuando hace eso sus ideas no me agradan para nada.

Entramos al gran edificio blanco para después ir al ascensor el cual nos llevaría a la habitación de la señora. Nuestras manos iban entrelazadas como es de costumbre, pero a veces me gustaría estar de la mano con Ian, salir sin miedo a que alguien nos vea.

—Daniel creo que tienes que ir tú a ver a tu mamá, yo no —dije.

—Me gustaría más que estuvieras conmigo —susurró tomando mas fuertes mis manos.

—No, Daniel son tus asuntos, no son los míos y no creo que a tu mamá le agrade que le diga que su hijo golpeó a su novia ¿Verdad? —lo amenacé.

—Sophie dijiste que me ibas a perdonar —chilló.

—Y lo estoy haciendo Daniel, pero no quiero ver a tu mamá ahora ¿Si? Así que vete.

Daniel me dio un beso en mi frente para después irse. Yo vi a mi alrededor para ver si había un asiento para poder sentarme a esperar a que saliera mi acompañante.

Al verla una, caminé hacia ella para poder sentarme. A lado del asiento había una mesa con revistas, tomé una y empecé a verla de página por página.

Pocos segundos después vi a la enfermera —cuyo nombre no me acuerdo—, que se acuesta con Daniel y cuida a su mamá acercándose a mi de forma coqueta —como siempre—, pero con un rostro enojado.

—¿Qué haces aquí? —preguntó.

—¿De qué hablas? —cuestioné bajando la revista.

—Pensé que solo eras una aventura pero ya veo que no —bufó.

—Cree lo que quieres —rodé los ojos.

—No entiendo como Daniel se está fijando en ti, eres bonita pero no como yo —me miró.

—Me canse.

Me levanté de la silla en donde estaba sentada para ir con Daniel y Nancy, no me importaba estar con ellos pero simplemente no podía seguir escuchando las cosas que decía la enfermera.

Caminé hacia la habitación donde se encontraba la mamá de Daniel. Esperaba que él ya le hubiera dicho a Nancy todo lo que está sucediendo ya que no quisiera interrumpir nada entre ellos.

Antes de entrar al cuarto vi que Daniel estaba derramando algunas lágrimas y su madre solo estaba acariciando su mejilla.

—¿Pu-edo pasar? —pregunté entrando a la habitación.

Daniel al verme se limpió las lágrimas que una vez vi. La mamá de él se alegró al verme que dejó de acariciar a su hijo para mirarme con una gran sonrisa.



Violett

#28359 en Novela romántica
#4668 en Chick lit

En el texto hay: romace, comprada

Editado: 01.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar