Amor de media noche

capitulo 1

                                                               

Era  un día estupendo mis amigo maría y Samuel habían pasado por mí a mi casa para ir al cine, era día de película y había una nueva película que teníamos muchas ganas de ver, desde que la anunciaron habíamos estado esperando para su estreno y ese día por fin había llegado.

María mi amiga de toda la vida y con la que pasaba la mayoría de mi tiempo hasta el grado de que las personas pensaban que éramos hermanas era una chica muy linda, amable y cariñosa, nos conocíamos desde que íbamos a la primaria y desde entonces siempre habíamos estados juntas para todo, a Samuel lo conocí mucho tiempo después pero no por eso era menos importante nuestra amistas, a él lo conocí en la  preparatoria y desde entonces nos habíamos convertido en amigos haciendo que siempre estuviésemos  juntos los tres para todo.

Llegamos al cine las ansias que teníamos por ver la película eran las típicas que una persona que ha esperado mucho tiempo por algo tendría, así que decidimos comprar las palomitas y entrar rápidamente a la sala.

 Ese mismo día después de ver la película anduvimos paseando por las tiendas al mismo tiempo que hablábamos sobre los últimos meses de preparatoria, estábamos muy contentos y emocionados por ello.

—me entere que va a ingresar un chico nuevo a los últimos meses del ciclo escolar en nuestro curso—menciono Samuel

—enserio eso es muy raro, estamos en los últimos meses.

—si es raro pero eso no importa si ya lo aceptaron en la preparatoria, tal vez y este lindo ya hace falta un chico lindo en la escuela — maría siempre se había quejado de que en nuestro grado no había ningun chico de los que ella llamaba chicos de telenovela, ella vivía soñando que algún día tendría una historia con algún chico de estos se casarían y serian muy felices, si ella vivía enamorada de la vida rosa y cursi.

Anduvimos un rato mas caminando por el centro comercial y luego cuando ya nuestros pies se encontraban de lo mas adoloridos como para seguir caminando nos despedimos y cada uno se fue para su casa, en el camino me fue imposible no pensar en lo había dicho Samuel enserio era raro que aceptaran a alguien en la escuela mas cuando el curso ya se encontraba muy avanzado, por lo general estos eran transferidos a inicio de ciclo escolar.

Al llegar a mi casa todo estaba oscuro al parecer no había nadie como siempre, mis padres se la pasaban trabajando todo el tiempo, casi nunca se encontraban en la casa y mi hermanito siempre estaba o en la guardería o con la abuela, así que me tocaba a mi ser la encarga de la casa al menos hasta que mis padres pudieran estar aquí.

Mis padres eran doctores y siempre estaban en el centro médico, así que para mi todos los días eran como vivir sola pero la verdad eso era algo que no me molestaba. Al entrar en la casa fui directo a la cocina por algo de comer para luego subir a mi cuarto y ver una serie, mañana era lunes día de escuela así que no pretendía dormir muy tarde.

Acostada en la cama vino a mi memoria los recuerdos de hace un par de años atrás, recuerdo que no me sentía bien y luego más tarde fui diagnostica con depresión, mis padres estuvieron mandándome un tiempo al psicólogo pero después de un año simplemente deje de ir.

Al día siguiente me levante muy apurada, me había quedado dormida  y se me había hecho un poco tarde, así que me vestí con lo primero que encontré en mi armario y camine lo más rápido posible para salir de casa, al llegar a la escuela fui directo al salón de clases encontrándome con maría y Samuel ya sentados en los lugares que solíamos ocupar siempre-

—Hola Sofía, no te imaginas a quien vi hace un momento antes de entrar al salón—maría se veía muy emocionada así que me causo un poco de intriga el saber de quien hablaba, pero en el momento que me iba a decir el maestro entro al salón haciendo que todos guardáramos silencio.

El maestro acento sus cosas y luego se encamino hacia la puerta invitando a alguien a pasar, pude ver el instante en que un muchacho alto y muy bien parecido entro por la puerta, ahora entendía de quien hablaba mi amiga hace unos instantes al parecer ella ya lo había visto mucho antes de que entrara al salón, el era alto, no muy musculoso, de cabello negro sus ojos si la vista no me engañaba eran de un color gris muy oscuro, el era lindo eso no lo podía negar.

Aquel chico se  presento a la clase, su nombre era ángel y según lo que había contado se habían mudado aquí porque a su padre le habían ofrecido un puesto de trabajo mejor, mientras él hablaba todos estábamos poniendo atención a lo que decía, se podía notar la curiosidad en todos los que nos encontrábamos presentes en el salón, me causo un poco de gracia el hecho de que ni al maestro le poníamos tal atención como lo estábamos haciendo con él y sobre todo las mujeres del salón que estaban que se desmallaban con solo verlo o al menos así se encontraba mi amiga a un lado de mi, podía jurar que la veía casi babear.

Deje de ver a mi amiga la cual parecía que se había transportado a un mundo donde ya se veía casándose con el chico que se encontraba enfrente de nosotros, mire a ver al chico que aun seguía hablando a toda la clase este a su vez conecto su mirada con la mía haciendo que nos viéramos fijamente, no se por cual motivo el verlo tan fijamente me puso nerviosa que no pude sostenerle la mirada por más de 15 segundos antes de regresar mi mirada a los objetos que tenia enfrente de mi mesa, escuche que hablo unas cosas más antes de quedar callado así que volví a levantar la mirada solo para percatarme que él seguía viéndome, podría jurar que en ese momento tuve un deja vu y es que sentía que yo conocía a este chico de algún lado.

El maestro le agradeció el haberse presentado y lo invito a tomar asiento y así pudiera comenzar la clase, de camino al lugar donde se iba a sentar este no dejo de verme, yo seguía con ese sentimiento de haberlo conocido de algún lado.



Brendau

#2772 en Thriller
#1565 en Misterio
#1126 en Suspenso

En el texto hay: traiciones y mentiras, amor sexo, muertes dramas

Editado: 13.10.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar