Amor de media noche

Capitulo 3

No podía negar que el lugar era súper hermoso, me había dejado sin palabras, pero sin embargo seguía habiendo algo que me hacía no poder estar tranquila y es que no entendía el porqué ángel  había insistido tanto en traerme aquí, el decía que  quería conocerme mejor y que le parecía linda pero por alguna razón eso no terminaba de convencerme.

Bajamos de la motocicleta y caminamos hacia la casa, nos sentamos en silencio en el pórtico y no pude resistir más.

—entiendo que quisieras venir aquí, es un lugar muy lindo no lo había visto nunca pero…Porque motivo traerme aquí- comente en un intento por obtener la verdad—y no es por parecer grosera o desconfiada pero no creo que el único motivo de eso es que te pareciera linda.

El volteo a verme y me sonrió, el en verdad era lindo y sonriendo lo era mucho mas

—Y por qué no puedes creer que te quisiera traer aquí o queme parezcas linda, enserio eres muy bonita.

No podía creer que el siguiera con lo mismo, pero decidí quedarme callada y no seguir insistiendo mas

—sabes venir aquí me hace pensar y recordar cosas— hablo de repente —supongo que es por la paz que este lugar brinda.

—Si es muy tranquilo- comente. De repente pensé en preguntarle cosas como el porqué había llegado a vivir aquí, después de todo ya estábamos aquí supongo que podría preguntar algunas cosas.

—no quisiera parecer entrometida pero tengo curiosidad de porque se mudaron a vivir aquí ya casi a finales de ciclo escolar.

El dejo de mirar el reflejo de la luna en el lago y se giro para verme, puedo decir que en ese momento tuve una sensación muy rara, como si algo no estuviera bien pero simplemente me obligue a olvidarla.

—le ofrecieron un nuevo trabajo a mi padre aquí  mejor pagado y con mejores beneficios así que un día después de pensarlo mucho decidió que nos mudaríamos aquí y por más que quisiera terminar el ciclo en la otra escuela mis padres nunca hubiesen permitido que me quedara allá solo— al terminar de decirme eso sonrió y regreso su mirada al lago

—Supongo que es un poco difícil un cambio así, pero te acostumbraras rápido no esta tan mal aquí-comente por que en verdad no tenía nada mejor que decir

—si supongo, las personas aquí son muy amistosas y eh ello amistad con varios compañeros de la escuela.

—qué bueno que lograras hacer amigos tan rápido.

Nos quedamos en total silencio, viendo el reflejo de la luna en el lago. Al cabo de un rato me pregunto si quería regresar así que tome mi teléfono para ver la hora, para este entonces ya eran las doce y media así que le dije que sí, nos montamos en la moto para llegar a mi casa.

Una vez en mi casa, le di las gracias y me dispuse a caminar hacia la puerta, pero antes de siquiera pegar tres pasos me agarro de brazo haciéndome girar

—gracias por haberme acompañado, a pesar de que eh logrado hacer amistad no sentía la suficiente confianza con alguien más para pedirle que me acompañara — me miraba a los ojos mientras decía esto.

—no tienes que agradecer, me sirvió para distráeme y conocer ese lindo lugar ángel solo asintió con  la cabeza y soltó mi brazo, así que camine a la puerta abriéndola y entrando en mi casa.

Una vez a dentro escuche como encendía la moto y se marchaba.

Y si había sido una noche tranquila y linda, supe el motivo por el que había llegado a este lugar, se había portado de una manera linda con migo, supongo que eso estaba ligado al hecho de que había dicho que le gustaba y trataba de hacer que el también me gustara a mi o tal vez no, tal vez él es así, pero aun así había algo que no me dejaba tranquila había algo tan misterioso a su alrededor, en sus ojos, de repente mi celular sonó y lo prendí para darme cuenta que era un mensaje de ángel

Ángel: que tengas una linda noche, espero no haberte aburrido hoy y que lo de esta noche se vuelva a repetir, hasta luego muñequita.

Y justo ahí en esa frase final, en eso que había escrito a lo último hizo que mi cuerpo se erizara y que los recuerdos llegaran a mí y es que solo una persona me había dicho así antes, una persona que ya no estaba que se había marchado para no regresar jamás.

Supe justo en ese momento supe que tenía que acercarme más a él, saber sobre su vida, y si había la posibilidad de que el supiera algo.

 Y es que en ese momento en mi mente solo había una frase repitiéndose y era el llego para destruirte.



Brendau

#2746 en Thriller
#1539 en Misterio
#1120 en Suspenso

En el texto hay: traiciones y mentiras, amor sexo, muertes dramas

Editado: 13.10.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar