Amor es Amor (gay)

Epílogo

"No digan ser buenas personas porque la realidad es que critican a cualquiera que es diferente a ustedes. No se confundan, no los juzgo, pero en el momento en que olviden que todos somos personas... el mundo estará perdido. Ser homosexual no es una opción y ser heterosexual tampoco, se nace y se vive con ello. Es su vida y nadie debe controlarla... solo ustedes tienen ese poder". 

neonix15

×××××××××××××××××××××××××××

Narra Cameron

Al sentir movimiento en la habitación, mis ojos comienzan a abrirse perezosamente. Me intento voltear pero un cuerpo me lo impide.

- Buenos días precioso... es hora de levantarse.

- ¿Aaron? 5 minutos más.

- Oh no bebé, te hice el desayuno. Vamos, déjame ver esos hermosos ojos.

Hago lo queme pide, lo primero que veo son sus labios que guardan una sonrisa al haber salido con la suya. Después, voy a sus ojos que parecen más claros con la luz del día, esos ojos verdes que me enamoran cada vez más.

- Ya, estoy despierto.

- Que bueno bebé. Anda, bajemos a desayunar- hago un puchero que él besa, estiro mis brazos y lo retengo junto a mi antes de que se levante, pero como él es más fuerte nos levanta a ambos haciendo que suelte un gritito para nada masculino y rodee su cintura con mis piernas- Así que mi gatito se ha levantado mimoso ¿eh? Me parece bien, voy a darle amor.

Escondo mi rostro en su cuello tomando su dulce aroma, Aaron nos lleva a la cocina conmigo en sus brazos y me sienta en la mesa. Me suelto de su  cuello para mirar lo que ha preparado: fruta picada, café y tostadas con chocolate. Mi boca se abre impresionado y ansioso por la delicias que veo, lo que Aaron parece notar porque toma un pedazo de fruta y lo lleva a mis labios.

Tomo lo que me ofrece y me deleito con lo dulce y fresco de la fruta bajo la atenta mirada de mi novio

- Delicioso... más- toma ahora un trozo de una tostada y me lo da- Dulce... muy dulce.

Aaron de larga a reír y no se porqué. Ve lo confundido que esto y niega con la cabeza- ¿A que te recuerda lo que acabas de decir?- no respondo- Cam... así fue nuestro primer beso.

- Oh...

- Si "Oh"- sigue riéndose, yo rojo como tomate le golpeo el brazo. Tomo un trozo de tostada y se lo doy, él lo saborea y yo le miro la boca. Sus labios hacen un movimiento tan hipnotizante que no me percato cuando se ha acercado hasta que nuestras narices se rosan- Cameron, Cameron... me estas provocando bebé.

- ¿Qué? Yo... yo no hago eso.

- Claro que si precioso-susurra- Siempre lo haces y por eso yo siempre quiero besarte.

- No, tu siempre quieres besarme porque no puedes resistirte a mis labios- intento sonar juegueton

- Si es cierto, no puedo resistirme...

Y me besa. Sus labios empiezan suave pero  medida que le voy respondiendo el beso se vuelve intenso, en un momento él esta en mi cuello y yo sostengo con fuerza su cabello. Luego vuelve a mi boca y le muerdo el labio inferior haciéndolo soltar un leve gruñido.

- Aaron... mis padres... 

- Salieron...

Y no hablamos más, continuamos besándonos hasta que nuestros labios duelen, sus manos terminan en mi cintura bajo mi camiseta y las mías sostienen fuerte su cuello y nuca. Nos separamos agitados y juntamos nuestras frentes, aliento contra aliento.

- Te amo, Aaron.

- Te amo, Cameron.

Sin quererlo hablamos al mismo tiempo y sonreímos por ello. Comemos calmadamente dedicándonos mirada cómplices y llenas de amor.

Por la tarde, Aaron me invita a almorzar afuera. Vemos un lugar muy lindo y sencillo que tiene mesas afuera, por lo que decidimos comer ahí. 

Miramos a nuestro alrededor mientras nos traen la comida.

- ¿Te gusta el lugar?

- Si, es muy bonito.

- Igual que tu, bebé.

- ¿Por qué eres tan...

- ¿Cursi? No se, solo me nace. Además me encanta verte todo sonrojado.

La llegada de la mesera con nuestra comida interrumpe nuestra conversación. No me gusta esta chica, principalmente porque no quita sus ojos de mi novio.

-  Aquí esta su comida y... esto es para ti guapo- le entrega un pequeño papel a Aaron y puedo ver números en él- Llámame.

Antes de que Aaron pudiera decir algo mi mano esta arrugando el papel en la cara de la mesera.

- No, no te llamará ¿Sabes por qué, cariño? Porque MI NOVIO ya tiene a alguien que le de amor, así que esfúmate antes de que le diga a tu jefe que te dedicas a coquetear en vez de trabajar- la chica me ve impresionada y mira a Aaron buscando ayuda, pero él solo me ve a mi, cuando comprende que no tiene oportunidad se va muy molesta y avergonzada- ¿De qué te ríes, Aaron?

- Oh es que mi gatito se ve tan lindo cuando está celoso.

- ¡No estoy celoso, esa tipa te comía con los ojos.

Sigue riendo pero lo ignoro y comienzo a comer, él lo hace segundos después. Comemos tranquilamente y cuando terminamos llega un chico a retirarnos los platos y nos trae helado de postre. El mesero mira a Aaron pero se detiene en mi lo que parece mucho rato.

- Disculpa, ¿Necesitas algo?- le dice Aaron al chico



neonix

#1068 en Novela romántica
#317 en Chick lit

En el texto hay: romance, gay, lgbt

Editado: 13.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar