Amor Laboral

Cap 13

Jennifer

 

 

Me dirijo hacia Sasha y Sebastián que estan pegados como lapas el uno al otro. Vaya descaro.

-Sebastián, quiero hablar contigo

-Claro, ¿De que?

-A solas

-Vale - dice Sebastián a regañadientes, antes de alejarnos de la multitud, Sasha lo detiene para besarlo, frente a mí... sera perra...

Salimos al pasillo del edificio, Sebastián se ve fastidiado por que le interrupi su teatrito de ligoteo. Ni como ocultar mi enojo.

-¿Celosa? - dijo Sebastián, antes de llegar al elevador

-No

-¿Entonces?¿Que te pasa Brujilda?

-Sebastián, no me gusta que me llames así

-Jennifer... - dice deteniéndose junto a mi frente a elevador - Te ves adorable cuando te enfadas - dice acercandose a mi, quedando a escasos centímetros - ¿Vamos a otro lugar, vale?

-¿Eh?

Después de salir del edificio, es cuando me doy cuenta de lo estúpidamente ebrios que estamos los dos, no podia mantener recto el paso. Llegamos al auto de Sebastián, subimos, y él se dispuso a conducir. No tengo ni idea de a donde cojones vamos. Sobra decir que lo que ha dicho Sebastián son balbuceos sin sentido.

-Dejarle en claro... Dejarle en claro.. claro... - dijo Sebastián mientras conducía con la mirada fija en la carretera, quien lo viera diría que NO esta ebrio, pero cuando se ponga a caminar se notará a leguas, la borrachera que lleva encima.

Después de que Sebastián condujera alrededor de 10 minutos, llegamos a lo que parecer una cabaña, queda a las afueras de la ciudad, tiene unas vistas hermosas.

Con la ayuda de Sebastián, bajo del autor, sigo insistiendo de que es bipolar, y nos dirigimos a una pequeña saliente del monte, desde ahí se puede contemplar el cielo estrellado que esta siendo reemplazado por un pequeño amanecer.

-Que bellas vistas - digo, volteando a ver a Sebastián, en cuanto giro mi vista me doy cuenta que no estaba mirando lo mismo que yo

-Si... Las vistas - dice Sebastián con un interes fingido - Jennifer, ¿Que tienen Pedro y tú? 

-¿Celoso? - digo, igual que él me dijo antes

-No, respondere preguntas tuyas, si no respondes la mía, Hills

-No tenemos nada, ¿Ok? - digo, solo me miro dudoso de mi respuesta, no conforme  se quedo callado esperando a qje yo hablara - ¿Felíz? No tenemos NADA - dije recalcando la última palabra

-Pfft... Vale - dijo apartando la mirada de mí y dirigiéndose a la cabaña, y frenando en seco y volteando a verme de nuevo - ¿Vienes? - solo asiento 

 



GaMeRu

Editado: 16.05.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar