Amor por coincidencia

5. El desayuno

Al día siguiente, un ruido estruendoso me despierta, oh nadie despierta a Alex Middleton de sus horas de sueño.

Salgo enfurecida de mi habitación, y bajo las escaleras, siguiendo el ruido que me despertó, que por cierto, aún seguía.

-Shhh, la van a despertar- dijo uno de los chicos creo que fue Drake.

El sonido proviene de la cocina, mientras más me acerco más murmullos escucho.

-¡No Nate, así no!- replicó Tyler.

-¿Entonces como?- Pregunto Nate.

-¿Qué esta pasando aquí?- cuando los chicos escuchan mi voz todos voltean a verme espantados, y por supuesto la cocina es un desastre.

Estos cinco chicos están solo en bóxers (gran espectáculo por cierto) traen cada uno un mandil con florecitas y todos están llenos de harina, hay chocolate por todos lados y leche derramada sobre la encimera, es bastante gracioso.

-Aleeeeeeeeex- Liam alarga mi nombre- Nosotros solo cocinábamos- dice con una sonrisa.

-¿Y saben hacerlo?- Pregunto mirando la escena, lo que claramente me da la respuesta.

-Mmm no...- dice Drake rascándose la nuca.

-Y si no saben ¿por qué lo hacen?- Pregunto alzando ambas cejas, por qué una no puedo, como ya dije, me veo ridícula.

-Queríamos prepararte el desayuno, y sorprenderte- dice Nate, lo cual me enternece el corazón y el enojo por haberme despertado desaparece.

-¿Qué les parece si ustedes limpian esto en lo que me cambio y después yo preparo el desayuno?- propongo con una sonrisa.

-¡Eres la mejor!- exclama Liam mientras me abraza y me da vueltas en el aire.

-¡Basta Liam!- digo riendo para que me baje, tras unas vueltas más, me baja.

-Bien chicos, voy a cambiarme, no tardo- digo y voy hacia mi habitación para darme una ducha y arreglarme.

Al salir de bañarme me decido por un jean azul y una blusa rosa pastel, junto con mis Vans del mismo color.

Cuando termino de arreglarme bajo hacia la cocina donde los chicos están terminando de limpiar.

-Chicos, ¿pueden ponerse algo encima?- digo al ver que siguen solo con sus bóxers.

-Tendrás que acostumbrarte linda- responde Liam, a lo que yo ruedo lo ojos.

Ellos se ofrecen a ayudarme a cocinar y así tratar de aprender, nos ponemos a hacer el desayuno, me decido por unos pancakes, jugo de naranja y café, este último no puede faltar.

Al terminar de preparar el desayuno, nos sentamos a disfrutar lo que hemos preparado, y los chicos hablan sobre cosas sin sentido, incluyendo algo sobre una fiesta, yo no les presto atención ya que estoy sumida en mis pensamientos sobre lo qué pasó con guapo castaño de hermosa sonrisa.

-¿Alex?- pregunta Drake haciéndome volver a la realidad- ¿Te gusta la idea?

-¿Qué idea?- Pregunto confundida.

-Estábamos diciendo que ya que tenemos que comprar algunas cosas para la fiesta del viernes, podríamos comprar lo que quieras para decorar tu habitación- explica Tyler esta vez- ¿Te parece?

-Me parece una gran idea- respondo con una sonrisa, alto, ¿dijo fiesta el viernes? Mi sonrisa se borra- ¿Harán una fiesta el viernes?- Pregunto 
desconcertada, me doy un golpe mental, eso me pasa por no poner atención a las conversaciones.

-Alex hemos estado hablando de eso todo el desayuno- dice Nate burlón- ¿en que tanto piensas preciosa?- pregunta con arrogancia, sabe bien la respuesta a esa pregunta.

-Nada que te interese- respondo cortante- Bien, ¿a qué hora nos vamos?

-Lavamos esto y nos vamos, le toca a Nate- Responde Tyler señalando los trastes sucios mientras todos se levantan de la mesa para irse a cambiar, ya que siguen en ropa interior, no lo niego, es una vista espectacular.

Me quedo embobada mirando sus increíbles cuerpos mientras salen del comedor para ir a sus habitaciones, cuando un carraspeo llama mi atención.

-¿Me ayudas?- pregunta Nate a lo que asiento- Yo lavo, tú secas- dice cortante, creo que a alguien le molesto que disfrutara de la vista.

Comenzamos a lavar los platos y vasos en un silencio sepulcral, bastante incómodo por cierto, al parecer sigue molesto.

-Alex- llama mi atención- ¿Te gusta Liam?- oh wow este chico si que es directo.

-No, no lo conozco lo suficiente- respondo con sinceridad, es guapo si, como todos ellos, pero no los conozco, no sé si alguno sea un asesino en serie, todo puede pasar ¿no?- ¿por qué preguntas?- cuestiono interesada.

-Por la forma en la que lo miras- oh alguien está celoso...

-Bueno ya tienes la respuesta a tu pregunta- digo mientras termino de secar el último vaso- Si me disculpas iré por mi bolso para irnos, y tu, deberías cambiarte- Lo señaló ya que sigue en bóxers, aunque es una vista espectacular.

Me volteo para ir a mi habitación cuando esté me toma de la muñeca y hace que gire para mirarlo.

-¿Qué haces Nate?- Pregunto confundida mientras me toma de la cintura con fuerza.

-Terminar lo que comencé anoche- dice con una hermosa sonrisa pícara.

-N-Nate- tartamudeó ya que está demasiado cerca, trato de alejarlo pero no puedo, mi corazón palpita con fuerza y suelto un suspiro cuando comienza a dejar besos húmedos por todo mi cuello. Dándome por vencida al no poder salir de su agarre, decido disfrutar de las corrientes eléctricas que me transmiten sus besos, hasta que se oyen pisadas bajando las escaleras, por lo que nos apartamos rápidamente.



ValeriaF

Editado: 11.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar