Amor Prohibido

-17- Quemada

Vladimir.

Me encontraba absorto en mi burbuja con mis auriculares a todo volúmen, escuchando mi canción favorita de rock español: El cantar de la luna oscura.

Abrí mi casillero y tome mi cuaderno negro de anotaciones, y comencé a escribir en mi idioma paterno algunos borradores para mi discurso de coronación, que sería dentro de pocos meses.

En eso, una mano tocó mi hombro con urgencia, y al ver que no reaccionaba, decidió quitarme un aurícular; yo pensando que era el capullo de Goya, le gruñí.

- Déjame en paz, tío, que te follen.

- Hola María ¿Cómo estás? ¿Bien? Me alegro...- esa voz frustrada me hizo sonreír y encaré a la humana.

- Justo pensaba en ti

- No, si ya me di cuenta- reí y ella colocó los ojos en blanco.

- ¿Cómo sigue tu muñeca?- le pregunté al ver la venda algo descuidada y con manchas de chocolate. Esa chica era un bonito desastre.

- Ahí va, estuviese mejor si los niños no hubiesen roto su..."juguete"- hizo comillas con sus dedos y un sabor amargo se alojó en mi boca, al citar esa horrible palabra dicha por Adhemar Plotova.

- Bueno... Lo siento, por mi parte no quería hacerte daño.

María ignoró mis palabras unos momentos, pues  miraba mis ojos con detenimiento, casi hipnotizada, alcé una ceja y ella sonrió.

- ¿Quién es la desdichada?

- ¿Huh?

- Tú rayo ¿Quién es?

¿Cómo diablos la humana sabía lo que era un rayo? Fruncí mi ceño haciéndome el total desentendido.

- No sé de qué diablos estás hablando, María.

- Bien, no me digas - se alzó de hombros- Además, no vine aquí para cotillear sobre tu vida, vine aquí para hablarte de Baltazar.

Me quite el otro auricular y le presté toda mi atención, ¿Ahora que carajos había hecho ese imbécil?

- ¿Te hizo algo?- pregunte enojado.

- No...bueno...no a mi, a Thederson.

- ¿El fantasmita gay?

- Sí Vladimir, el fantasmita gay- me repitió con fastidio- ¿No sabes que él fue quien... Ya sabes, lo mató?

Otra vez con los rumores...

Aquí suspiré.

- María, son rumores, simples y tontos rumores, esa Noche Baltazar se fue de tragos con Astharot, y volvió bastante ebrio a su casa, tanto que el peli azul tuvo que bañarlo.

La humana me veía boquiabierta, sin creer una palabra en lo que yo decía.

- ¡Claro que no!- exclamó- Thederson me lo dijo, él lo asesinó, pero no pudieron inculparlo porque Astharot...- cayó al ver a dos chicas pasar y luego prosiguió en un tono moderado- Astharot- enfatizó- lo encubrió y Baltazar estaba en fase.

Bufe, pero al ver como su cara se fruncía enojada comencé a dudar un poco.

- ¡A ver! Lento que soy rubio natural...¿Es enserio? ¿Baltazar? Vale, se que el chico tiene cara de mafioso, sus cicatrices no ayudan, y lo acepto, él tampoco es una caña de azúcar, pero...¿Baltazar Black?

- Él salía con Lisandro ¿Cierto?- Asentí.

- Pero terminaron casi el mismo año, él ahora "sale" con tu otro amiguito, el mexicano...

- Juno Del Río.

- Juno, ajá y eso pasó...

- Hace dos años, dos días antes de la muerte de Thederson Elías.

Okey, ahora sí estaba fuera de base.

- Hablaré con él, pues lo que me dices comienza a tener un poco de sentido.

- Gracias, y por favor, pateale el culo por mi- sonrió ampliamente con malicia para luego despedirse con un:- ¡Nos vemos, luego príncipe!

- ¿No te dije que te alejaras de la humana?-La voz de Taehyung me hizo saltar como gato asustado.

- ¡Coño tío, menudo susto me has dado, vampiro pesao'!- respiré hondo- no me mires así, yo estaba muy tranquilo en mi burbujita y ella vino a decirme un montón de cosas hiper locas, pero con sentido.

- ¿Cómo cuales a ver?

- Baltazar y la muerte de...

- ¡Chist!- me tapó la boca con su mano, pues el mencionado venía hacia nosotros.

- ¿Interrumpo algo, tortolos?

Yo lamí la mano de kim y este maldijo en coreano limpiándose mi baba de mi camisa.

- No Balt, no interrumpes nada, ya...acabamos- le guiñe el ojo y ambos reimos a costa de la expresión de asco de mi kimchi.

Los tres nos dirigimos a nuestras clases privadas y en el trayecto, me fue imposible dejar de mirar de reojo a Baltazar.

¿Será que enserio los rumores acerca del fantasma y él son ciertos?

María

Luego de hablar con Vladimir, recordé la estupidez que le había dicho a Simon, sobre que él y yo nos habíamos acostado. Quise devolverme, pero preferí dejarlo así, ya tenía muchas mierdas en la cabeza, como para complicarme con una tontería.

Mi primera clase era educación física, así que opté por escabullirme total, una C más una C menos no me haría daños;  y estaba logrando mi cometido, hasta que una mano helada me detuvo, ese frío característico invadió mi espinazo.

- ¿No pensarás saltarte educación física, o sí?

-¡Teddy!- me lancé a sus brazos materializados, lucía como siempre, nada de auras oscuras ni cuencas de ojos vacías con lágrimas negras; él me estrechó  y me susurró un: "-lo siento, por haberme lastimado."

- Eres la humana más tonta y valiente del mundo- prosiguió-, si un fantasma me hubiese batuqueado de esa forma, me esfumo del planeta.

Reí.

- Por tí hasta golpearía a Baltazar en las pelotas- besé sus mejillas y él hizo lo mismo, al terminar nuestra absurda muestra de cariño, lo miré algo preocupada- ¿Seguro ya estás bien?

- No sé de qué me hablas- me guiñó el ojo y yo lo capté, era mejor olvidarlo.

- Y respecto a tú pregunta...¡Sí, me voy al demonio!

Mi fantasma favorito rió y me cargó como un saco de patatas, antes de que pudiera  terminar de dar media vuelta y huir, comenzó  a caminar hasta los vestidores.

-¡No es justo!- me quejé.

- Te va a gustar está clase, está Simon en ella.

Enrojecí recordando el beso y me fue imposible no volver a chillar como rubia plástica.



ANAILEC

Editado: 23.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar