Amor sobre césped

Prólogo

No alcancé a decir nada cuando de pronto sentí sus labios sobre los míos. Intenté separarme antes de que alguien nos vea.

—¿Qué crees que haces Aby? Acuérdate, yo estoy con Ámber ya deja de buscarme. —Exigí con voz dura.

—Pero Noah yo… —No la dejé terminar.

—Tú nada Abigail, mejor la dejamos acá. No me busques más ¿Quieres?

Me fui dejándola sola. Salí con rabia afuera del gimnasio y en eso me encuentro con Gabo. Le estaba por hablar cuando de pronto me dice:

—Oye viejo, ¿Qué le ocurrió a Ámber? —Me preguntó con el ceño fruncido.

—¿Qué?

—Salió llorando del gimnasio y como tú saliste recién de ahí, creí que algo había pasado. —Me explicó.

_«Ay Dios no, demonios»._

—Gabi debo irme, luego te cuento.

Salí corriendo en busca de Ámber, no sabía por dónde buscarla así que fui a su casa. Toqué el timbre y me atendió la misma Ámber. 
Estaba con los ojos rojos de tanto llorar. Dios hasta llorando se veía hermosa. Intento cerrar de nuevo la puerta, pero la detuve.

—Vete Noah, no te quiero ver, es mejor que te vayas.

—Por favor Ámber, déjame explicarte lo que en verdad pasó, déjame entrar. —Le supliqué.

—A ver ¿qué me vas a explicar? Yo los vi Noah, te vi besándote con Abigail.

(...)
 

 



Alas

Editado: 19.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar