Antes de Esta Vida

9. ¿Qué es lo coherente?

Luck no está seguro de si fueron los dioses a los que rezó, si fue suerte o simple casualidad pero su tormento acabó antes de empezar.

— Mi papá me llamó de forma urgente, nos vemos pronto. — sin decir más tomó un taxi y se fue.

— ¡Cuánta frivolidad! — murmuró entre dientes algo molesto pero eso ahora no importaba; su felicidad era mayor. — En fin, eso ya no importa, me alegro tanto. ¡Uff, de lo que me salvé! — murmuró cada vez de mejor humor. Hoy debía ser su día de suerte.

Fue hasta su casa y encontró a su madre en la sala, juraría que lo está esperando. Algo muy extraño en ella, jamás lo haría. El miedo recorrió todo su cuerpo de pies a cabeza. Algo está mal. ¡Para que ellos vengan aún faltaban dos días y por alguna razón ya están aquí!

Se acercó con algo de pavor a su mamá. — ¿Ya volviste?

— No, Luck. Soy una proyección holografica tridimensional. Esto esel futuro. — respondió de forma sarcástica. Luck no se atrevió a decir nada por ende hubo un silencio en el ambiente que duró pocos segundos pero fue más que notable. — ¿No tienes nada que decirme? — preguntó de forma seria, cosa que pasaba muy pero muy poco.

Luck Moore. — ¿Será que Danna hizo algo? Mierda, no creo ¿O sí? Pero en fin, no puedo perder tiempo pensando mucho en ello; se volverá muy sospechoso de esa manera. No creo tener otra opción: responderé. — pensó bastante aturdido. — No que yo recuerde. — le contestó.

Ella miró fijamente a la que se supone que era Danna, su hija. — Desde que tu papá y yo llegamos han estado actuando raro. ¿Por qué tu hermano tiene tu celular? Además, ¿Desdé cuando lo dejas entrar a tu cuarto? Ustedes no es que sean enemigos pero tampoco es que se llevan de las 1000 maravillas; sé que no confían el uno en el otro.

— Mierda, esto va mal, muy mal. ¿Será que le preguntó algo a Danna? En ese caso, seguro que lo negó todo ¿verdad? — no pudo evitar pensar Luck con cierto temor. Definitivamente no era su día de suerte, solo era una día ligeramente más diferente del de los demás.

Su madre paró un momento y lanzó un suspiro pesado. — Esto no podría ser más raro. Solo mirate: ¿Qué haces llevando la ropa de tu hermano?

Estúpidos dioses, suerte o coincidencia que lo salvó de un momento incómodo con Joseph para llevarlo a otro pero con su madre.

— De saber esto hubiera preferido estar con Joseph. En fin, debo pensar mentiras que tengan sentido. Mierda, ¿Qué decir? Mamá sospecha algo; aunque no sé exactamente que es ¡Imposible que sepa que es! ¿Solo debería actuar como mi hermana y negar todo? — se preguntó a si mismo, sus ideas se volvían imprecisas ahora que tenía a su mamá cerca y acorralandolo.

— ¿Y entonces? — insistió su madre ejerciendo obvia presión sobre él para que explicase la razón.

Le quedaban pocas opciones, no; a decir verdad, no le quedaban otras opciones, tenía que esforzarce en actuar para simular que todo está bien y fue un simple malentendido, que solo se está equivocando e imaginando cosas, eso es lo que debería lograr que piense.

Se preparó mentalmente unos segundos y sin más empezó a mentirle sin parar. — Lo del celular es algo de lo que no me había percatado; tal vez solo tomamos el celular del otro por error. Lo de la ropa: es que mi falda se dañó y no quería faltar a clases el primer día; así que tomé la de Luck. Por último no sabía que el estúpido de Luck se estaba metiendo a mi cuarto, voy a golpear a ese imbécil cuando lo vea. — fingió de forma perfecta el hecho de estar enojado y a eso añadiendole que tenía todas las formas de expresión de su hermana guadadas en su cabeza, por lo que mentir no debería ser un problema.

— Oh, menos mal, sí has sido tú, Danna. — el rostro de su señora madre cambió de golpe de uno totalmente confundido a uno bastante más relajado y tranquilo. Sí era su hija, no se la habían cambiado como creyó por un momento.

Ignoró a su mamá y siguió con su show para que le quede claro que todo está bien, aparentemente «bien». — ¡Le he dicho mil veces que no se acerque a mi habitación! — exclamó bastante frustrado y subió hasta la habitación de Danna buscando a su su hermana para completar su espectáculo.

Al verse físicamente a si mismo empezó con su actuación. — ¡Maldita sea, Luck! ¡Mamá me dijo que andas entrando a mi habitación! ¡¿Quién te dio permiso?! — gritó lo suficientemente fuerte como para que su madre escuchara en la planta baja de su casa.

— ¿Estás loco o algo por el estilo? — preguntó ella con total molestia en su tono de voz y en su expresión facial.

Contestando a su pregunta empezó a explicar en susurros. — Elizabeth sospecha algo, no estoy del todo seguro qué exactamente pero me hizo preguntas extrañas sobre nuestra conducta principalmente. — explicó de la manera  más rápida que pudo. — Si antes ya nos estábamos adaptando, ahora tendremos que vivir la vida del otro al pie de la letra. Bueno, solo hasta lograr deshacer lo que nos está pasando.

— ¡No quiero! — exclamó Danna ya que para ella la personalidad de su hermano no era precisamente agradable.

— ¿Crees que yo sí? No seas ridícula, Danna. Si tú gustas de ir a un puto centro de rehabilitación, anda pero no estando dentro de mi cuerpo; así que no ahora.

Danna entendió rápido y se vio forzada a aceptar. Ya era muy difícil vivir así. — ¡Bien! ¿Y cómo crees que vamos a deshacer esto? Ni siquiera sabemos el motivo por el que estamos así.

— No sé, pero tenemos que llegar a algo o caso contrario no sé hasta cuando estaremos así.

Danna mencionó lo que llevaba pensando todo el día. — Vayamos a ver a una bruja.

Luck no pudo evitar reírse a carcajadas, siendo él un total escéptico total; eso solo le parecía una maldita broma absurda y estúpida. — ¿Estás loca? ¿Qué sentido tiene eso? Da opiniones con coherencia, por favor.

— Tiene el mismo sentido y coherencia que cambiar de cuerpos, o sea, ninguno ¿Entiendes?

Pensándolo bien; dentro de la rareza por la que pasaban lo de la bruja no sonaba tan descabellado. — Bien, comprendo. Odio admitirlo pero tienes razón, todo podría ser posible ahora mismo.



EJMN

#1040 en Fantasía
#3106 en Novela romántica

En el texto hay: gay, cambio de cuerpo, boys lover

Editado: 01.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar