Aquel amor que casi me llegó a matar.

Aquel amor que casi me llegó a matar: Especial #2

62: El aprendizaje.

A unos cuantos meses de mi partida a Madrid se algunas cosas, que fui a aprendiendo con el pasar del tiempo.

Se que por más duro que parezca nunca, pero nunca nadie va a morir de amor, así que si tu estas pasando por alguna situación similar recuerda que el crecimiento nunca será lineal.

Tendremos días buenos y días malos, en ocasiones realmente tormentosos, pero al final del día siempre la luz regresara a nuestras vidas, es cuestión de que nos esforcemos, de que seamos valientes, porque no importa cuantas veces la vida nos trae de derribar, no imparta que tan duro sea el golpe, no importa que tan fuerte sea el lugar, siempre, siempre nos tendremos que levantar de nuevo.

Se también que podemos amar mucho alguien, pero que tenemos que amarnos a nosotros mismos mucho más, porque la vida después de ese amor que casi te llega a matar, es amarse, amarse muchísimo, es verse al espejo cada día en la mañana, para repetirte lo asombroso, lo maravilloso, lo fuerte, pero sobre todo lo mucho que prometes amarte a pesar de todo.

Se que los amigos, son pocos en ocasiones parece que no tenemos a nadie, pero cuando te fijas bien, cuando no dejas que la tristeza se apodere de tu vida, puede que los encuentres, que seria de nosotros sin esos seres, que nos levantan o se acuestan con nosotros hasta que el dolor se disperse.

Se que nada es igual, incluso con la misma persona…los recuerdos pueden ser maravillosos, pero son solo eso recuerdos, no estoy diciendo que en ocasiones no funcione, se que las segundas oportunidades y los segundos aires existen, pero créeme que, si esa persona desestimo tu dolor, no cambio a pesar de tu dolor, que piensa que pude regresar después de todo el daño, ahí no es… créeme que ahí no existe ni se merece otra oportunidad.

Se que el tiempo es el mejor y peor amigo.

Se que se puede reír, amar, soñar, sonreír, aprender y vivir de nuevo.

Se que al final aquel amor que casi te llegó a matar no lo hará, por que no lo sabias pero tu historia te daba la respuesta ahí justo en el título, en ese “casi” que te dijo que, a pesar de todo, tu saldrías adelante.

Se muchas cosas o quizás nada, solo soy una mujer a la que le rompieron el corazón de la peor forma posible y que vivió para contarlo.

Me quiero ver libre, me quiero ver fuerte, me quiero ver o mas bien, ya estoy completa. Y desde lo profundo de mi ser te deseo lo mismo…

Atte. Con mucho amor, Katherine.



Enrique Salazar

#37 en Joven Adulto

En el texto hay: drama, dolor y amor, decepción

Editado: 19.08.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar