Artífice

Qué veo

La afrenta, la treta y la trata,
veo sufrir de leucemia esta madre patria;
los medios anestesian y en las afueras se matan.

 

Presencio el infierno:
donde no preocupa nada más que la moda de invierno,
donde no falta quien refugie su crisis en una taberna,
donde la riqueza de un país se la roba el gobierno.

 

Soy testigo de tu libertad condicionada, saldada por la transmisión de cadenas,
reunidos por un político que ve como colmena al sector obrero,
por un lado explota el caldero,
y por el otro no queda más que arena.

 

"Pintame el aire"
dijeron tantos que se asfixian,
esta tierra no la habita nadie,
menos flora, menos fauna,
estas manos contaminan.

 

La lealtad de las personas se ha vuelto endeble, 
empieza como un extraño afable
y acaba con una racha de posibles
beneficios hasta que te embarguen los inmuebles.

 

Vi un hombre irse de aquí por un cruce de balas,
su mujer descansar bajo una estela 
y al hijo tapar sus penas en el abrigo de una botella
porque ya perdió las alas.

 

Abatido lo encontraron tirado en la ruta,
suponiendo que su voz de protesta al Estado no le gusta
es normal especular una respuesta a fuerza bruta y quemarropa,
cortesía de un hijo de puta y sus benditas tropas.

 

Dicen que hoy estrenan nueva 
polémica en farándula
si llegar a fin de mes se vuelve fábula;


deambula el circo 
y firme con él la decadencia que ostenta,
cuya médula es un hombre rico 
que a sus animales no alimenta.

 

La ofensa que un hombre detona
sobre una mujer,

pretendiendo que el resto se lo tome a broma,
que nadie le diga nada al macho, 
"para lidiar con la histeria" su "moral" del tacho asoma.

 

Partes del mundo donde reina el hambre
y las bombas son las únicas luces que alumbran.

 

La humanidad convertida en alfombra, 
el pensamiento convertido en penumbra.

 

Tarde o temprano cada uno se queda sólo,
se sortean la vida y la erosionan junto al suelo,
surcan su cabeza derretida en ambos polos,
y es entonces cuando se levanta y se suma a la voz del pueblo.

 

La mentira constituye un sistema,
la guerra ya forma una trama,
mi amigo, no hay quien no tema
¿quién rompe los platos y quién los paga?

 

Veo otro año de luto,
la vida permanecer en segundo plano,
cuando la violencia le precede y deja sangre en nuestras manos

el silencio dura menos que un minuto.

 



raisedinsmoke

#15031 en Otros
#1489 en No ficción

En el texto hay: romance, sociedad, poesia oscura

Editado: 16.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar