Bajo la lluvia

Capitulo tres

3

 

Fuimos directamente a donde el barman, Sofía pidió un vaso de vino, yo pedí un vaso de agua no quería llegar borracha a casa, nunca he bebido alcohol.

 

Cuando de pronto se sienta un chico al lado mío. Es el mismo de esta mañana de ese cabello azabache, esos ojos azules que no te cansas de mirarlos.

 

Ya había consumido más de la cuenta, cuando volvía a ver el asiento que ocupaba mi amiga, ella no estaba.

 

—Oye tú, la de cabello negro— dijo el mirándome a mí.

 

—Tengo nombre, sabes— le dije.

 

—Y crees que me importa, igual no te veré más— Le dijo a él a mí, mientras pedía otra bebida al barman.

 

—Y puedo saber qué quieres— le dije, fulminando le con la mirada.

 

—Quiero pedirte un favor o como se dice, que si quieres bailar conmigo— dijo él, tomando la bebida que le había dado el barman.

 

— Y qué gano yo, a cambio de que te ayude— él se acercó más a mi.

 

—Pues no lo sé— le dijo a él, acercándose a mí más de la cuenta, su boca está contra la mía no era nada divertido, sé que había bebido de demasiado y no sabe lo que está haciendo.

 

—¿Eres tonto o qué?— dije, levantándome de la silla, también se levantó al mismos tiempo que yo, me coge de la mano, llevándome a la pista de baile.

 

El cuidadosamente pone mis manos alrededor de su cuello y pone sus manos en mi cintura.

 

—Que eres para mi amigo—dijo él a mí, sin mirarme a la cara.

 

—Solo soy una amiga de la infancia, creo— dije yo, soy nueva en esta ciudad pero tengo a Sofía que ella ya vivía aquí.

 

—Tiene amigos de la infancia, solo que es raro ver a una persona que podíamos decir...—le interrumpí porque vi al chico de esta mañana sentado en un sofá al lado de la ventana.

 

—Lo siento Ian podríamos hablamos luego, vale—le dije dirigiéndome donde estaba el chico de esta mañana, me senté al lado suyo olía mucho a alcohol.

 

—Hola chico de esta mañana— le dije y él me miró.

 

—Hey, chica de esta mañana que se fue sin decirme su nombre—le dijo a él entre sonrisa.

 

—Me llamo Helena y tu chico de esta mañana—dije.

 

—Me gusta más "chica de esta mañana" que Helena— dijo él y nos reímos al mismo tiempo.

 

Es divertido estar con él aunque nos hayamos conocido esta mañana, de repente se nos unió una chica de pelo castaño. Es muy mona, delgada, con los ojos color celestes, se sentó al otro lado de el, chico que aún no sé su nombre.

 

—Hola Thomas—dijo la chica.



suzuky

#10455 en Novela romántica
#6097 en Otros
#843 en Aventura

En el texto hay: amor, aventuras, lluvia

Editado: 07.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar