Because I Love You ©

Capítulo 3: Curando Tú Corazón

«Gea»

El baile está cada vez más cerca, y yo aún no tengo que ponerme.

Kaylee decidió acompañarme a comprar un vestido, así que fuimos el fin de semana a un sin fin de tiendas.

Cuando terminamos de comprar, nos encontramos por accidente con el hermano de Kaylee.

Henry es un hombre muy maduro, él ya terminó la Universidad y ahora es un Médico profesional y muy reconocido. Trabaja en los hospitales más caros, dónde atiende desde celebridades, hasta gente importante del gobierno.

Henry: Hola hermosas, ¿qué hacen en estos lugares tan solas?

Kaylee: Papá me dio permiso que venir de compras. Además, tú dijiste que no nos acompañarías.

Henry: Es verdad, pero mamá llego y me pidió venir a recogerlas. Así que será mejor irnos.

Durante el camino, no podía dejar de mirar a Henry por el retrovisor, honestamente él es el hombre más guapo que he visto en la vida. Pero sé que nunca podrá fijarse en una niña como yo.

Al llegar a casa le enseñe a mamá la ropa que compre, pero cuando subí a cambiarme, me topé con Matt sobre las escaleras y casi me caigo de ellas por su culpa, pero él me alcanzo agarrar de la cintura y evito una trragedia.

Por un instante nuestras miradas se encontraron, pero cuando quise acercarme para darle las gracias, él me soltó y se apartó rápido para dirigirse a la cocina.

Gea: Ten cuidado cuando bajas, ¡TONTO!

Matt: Y tú fíjate cuando subes Chewbacca, casi me traumas del susto por tú cara.

Gea: ¿Mi qué?

Rápido me dirigí al baño para ver que no tuviera pelos en la cara, cuando él comenzó a carcajearse desde la cocina. Definitivamente volví a caer en su trampa.

El fin de semana transcurrió tan rápido, que no podía creer que ya fuera lunes. Sin embargo algo me hizo feliz, y es que ya solo faltaban cuatro días para el baile de San Valentín.

Kaylee: ¿Ya pensaste con quién iras?

Gea: Supongo que iré con Blake. Desde que está en nuestro grupo, no ha dejado de pedirme que sea su San Valentín para el baile.

Kaylee: Al menos ya existe alguien a quién tú le gustas.

Gea: Si pero, él a mí no me atrae. Es lindo y guapo, pero lo considero como un hermano más.

Kaylee: Yo iré con su hermano, anoche me invitó a ir por un helado y me dijo que yo le gustaba.

Gea: ¿De verdad? Con razón andaban tan raritos mientras veníamos de camino a la escuela. Hay amiga estoy feliz por ti. Jake es un buen partido.

Kaylee: Lo sé Gea. Y además, yo también sentía algo por él. Pero a los dos nos daba pena decir lo que sentíamos.

Decir lo que sentían. Que romántico en verdad, ojala y un día pueda decir lo mismo. Solo espero que no sea muy tarde para hacerlo.

De camino al comedor, pasamos por la enfermería y sin darnos cuenta, nos encontramos con Henry. Quién ahora es el nuevo médico de la escuela.

Kaylee: ¿Creí que la Sra. Miller seguiría trabajando aquí?

Henry: Su hija iba a ocupar su lugar, pero aún sigue de servicio, así que yo me apunte para ocupar su lugar. Cuando Lara regrese, yo me iré.

Kaylee: ¿Lara? Significa que ¿la hija de la Sra. Miller es tú prometida?

Henry asentó con la cabeza, afirmando aquel comentario que partió mi corazón en dos.

Por muchos años tuve un secreto, y es que mi primer amor siempre había sido Henry.

Una ocasión, Kaylee y yo habíamos salido a andar en patines cuando éramos niñas, pero por no fijarme choque con una banqueta y me caí.

Henry venía de sus clases de piano cuando me encontró en el suelo, al ver que mi rodilla sangraba, me levantó con cuidado y cargándome me llevo hasta su casa. Ahí me curo la rodilla y después me dio un beso en la frente para que dejara de llorar. Desde ese día no he podido dejar de pensar en él.



TIN

#897 en Otros
#247 en Relatos cortos
#238 en Humor

En el texto hay: comedia romatica juvenil, escolar, hermanos

Editado: 10.05.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar