Cadenas Del Pasado (scarlet Demon)

BATALLA

Al llegar a la siguiente sala Ethan contempló el cambio de aquella con las anteriores, ésta era más oscura y las paredes tenían diversas tonalidades que variaban entre el blanco y el gris en ónix puro. En el centro había una tarima donde estaba atrapado Liam rodeado por un potente escudo que Ethan alcanzó a estudiar en décimas de segundos.

Liam apoyó sus manos en dicho escudo consiguiendo que en torno a ambas aparesca una luz celeste intensa, su respiración se agitaba con cada instante que transcurría ya que conocía los planes de su secuestrador y se sentía inútilmente impotente. Observó a Ethan cansado y pálido, si bien no se notaba que tuviese heridas físicas y visibles si estaba muy cansado mentalmente. Aquello podía notarlo con tan solo contemplarlo, con la sola mirada de su amigo tuvo la certeza de que Lionel estaba a salvo. Liam suspiró aliviado.

Iván observaba al recién llegado con odio intenso, recordaba aquella fatídica noche en la que sus padres y hermanos perecieron a manos suyas. Eso fue solo el principio de sus problemas, pero pudo vencer cualquier obstáculo que se le presentó y ahora estaba allí por algo más que una simple venganza. Aún así no podía creer que se enfrentaría al causante de su desgracia, aquel que invadió sus sueños convirtiéndolos en horrendas pesadillas durante años. Tampoco podía creer que Ethan haya llegado tan lejos después de los múltiples obstáculos que tuvo,  había planeado con minucioso cuidado cada detalle para que su enemigo perezca sin tener que ensuciarse las manos ¿qué sucedió? ¿en qué se había equivocado?

No podía concebir que el triunfo siga de parte de ese lastey. Con el correr del tiempo aprendió a odiar a esa raza y la estuvo persiguiendo y matando hasta volverse un profesional. Ahora estaba frente a frente con su peor enemigo y lo aniquilaría, de eso estaba seguro. Luego mataría a sus amigos y hermano.

Ethan e Iván se miraron a los ojos en silencio, ambos tenían sus razones para hacer lo que hacían y ninguno retrocedería. El vampiro sonrió burlistamente mientras elevaba su mentón desafiante.
- Libera a Liam o tendré que forzarte a hacerlo  -  dijo tranquilamente Ethan, en su interior emergía el poderoso Scarlet Demon -  Vampiro  -  
- Inténtalo  -  dijo Iván  riéndose  -  Lastey, a ver si eres capaz de seguir causándome daño – aquello lo descolocó a Ethan hecho que percibió Iván con placer.
- Ethan no te preocupes por mi  -  decía Liam  -  Mejor ten cuidado con Iván porque es muy traicionero…

Iván sacó el control remoto y presionó un botón, inmediatamente del escudo salieron hilos de luz celestes con forma de látigos que se estrellaban en el cuerpo del prisionero provocándole intensos dolores físicos como si estuviese siendo quemado vivo. Producían luces y constantemente golpeaban al prisionero mientras Iván tenía el botón apretado. Liam cayó al suelo gritando de dolor mientras se retorcía sin cesar transpirando.

- ¡Basta!  -  rugió Ethan  -  ¡Por favor detente!  -  así lo hizo Iván sin dejar de reír complacido al ver el dolor en sus enemigos. Aquello realmente le gustaba
- Eso le servirá de lección ya que su función es ser un silencioso espectador  -  comentó el vampiro  -  Bien, retomada la calma prosigamos  -  fingió pensar  -  ¿En qué estábamos? Ah ya me acordé  ¿qué estás dispuesto a hacer por tu amigo?
- Lo que sea -  respondió sin pensarlo dos veces el Lastey
- Bien  -  Iván sonrió con crueldad mientras lo miraba – En ese caso -  su burlista sonrisa se intensificó  -  Matate – dijo como si fuese un niño pidiendo un caramelo, colocó su mayor expresión angelical – Suicídate  -  continuó Iván  -  Solo con tu muerte tu amigo será libre –
- ¡No lo escuches Ethan! ¡Está mintiendo!  -  decía Liam  -  Nunca cumpliría su palabra porque sencillamente no es un hombre de palabra

Ethan observó a Iván detenidamente unos instantes, este no era como Jazmín y Benjamín ya que ellos realmente estaban dolidos por la muerte de sus seres queridos y todo lo que hacían era consecuencia de dicho dolor. No disfrutaban aquello un segundo. En cambio Iván era diferente, este vampiro energético no estaba pensando en sus parientes únicamente, él disfrutaba torturando a sus prisioneros y sus planes eran matarlos a ambos. Este era un ser maligno, lamentaba haber sido artífice de aquella maldad que ahora envolvía el alma del vampiro pero no podía dejarlo vencer, no podía hacerlo. 
- ¿Y bien? – dijo Iván  -  ¿Te matarás tu mismo ahorrándome el trabajo? ¿o tendré que hacerlo yo mismo por ti? Te aclaro que en el segundo caso Liam también perecerá –
- Lo hará de todas formas ¿verdad? –dijo Ethan  -  Por que nunca estuvo en tus planes dejarlo ir  -  el Lastey se fue acercando lentamente  -  Tú solo quieres matarnos a todos ¿o me equivoco?
- Si – la sonrisa angelical y burlista que apareció en el rostro del vampiro se asemejaba a la de un niño travieso descubierto en su travesura – Si, acertaste – reía como si su interlocutor hubiese contado una broma muy buena  -  Me atrapaste – el Lastey lo miraba seriamente  -  Eres muy listo Scarlet Demon – en ese momento rompió con su poder el control remoto que tenía en su mano derecha – Ups, que torpe fuí  -  dijo mostrando inocencia total en su rostro  -  Ese era el único modo que tenía tu amigo Liam de poder salir de su prisión-  se tapó la boca con su mano izquierda haciendo un fingido gesto de preocupación  -  Eso significa que el pobre de Liam nunca más volverá a ver la luz del sol – luego miró al prisionero empleando la misma expresión  -  Cuando lo siento Liam  -  luego cambió su expresión volviéndola seria y cruel con su mirada gatuna – Bueno en realidad no, no lo lamento – regresó su atención a Ethan mirándolo con odio oscuro  -  Basta de bromas ¿cierto? Liam estará aquí eternamente y tú…morirás frente suyo ¿qué tal?

Liam comenzó a desesperarse y golpeó el escudo en un  vano intento por romperlo pero solo logró hacer aparecer destellos celestes en los lugares donde este golpeaba, cuando sus fuerzas mermaron los golpes también lo hicieron.



mariaelenaarias

Editado: 07.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar