Canción De Magia Oscura

2

¿Pesadilla?

 

No hay luz, no hay luz natural, solo sombras que danzan en las paredes cual río se desliza por piedras cortantes, avanzando sin prisa pero sin pausa, deslizándose en una caricia cortante y fría, helada como los sentimientos más enfermos, retorcidos y oscuros.

No hay almas más que una sola: triste, aterrada e infeliz esperando que el tiempo avance y la aleje del suplicio que la rodea. Está en una habitación -bajo tierra- de piedras frías oculta en un ataúd de madera con solo un pequeño hueco, no más grande que una moneda, observando, conteniendo el aliento, esperando las sombras que se acercan cada vez más a ella. Pero está a salvo, no entraran ahí, es un sitio seguro, un objeto santificado bendecido por la magia más pura, un resguardo para la oscuridad que le persigue.

Y ella lo sabe, no podrán alcanzarla ahí, nunca pueden, no importa que tanto lo intenten, las sombras no pueden acercarse, no pueden tocar, no pueden dañar, no pueden matar.

Es una rutina, venir a ese lugar, ocultarse en el ataúd y esperar a que pase el resto de la noche, hasta que la oscuridad más nefasta se aleje, se esfume con los primeros rastros de luz que toquen la tierra. Los hijos del Señor de las Tinieblas no son obstáculo para esta, no son inmunes, son débiles en su presencia. Y para la muchacha esto es a su favor, gracias a la luz, gracias al sol puede vivir, puede sobrevivir, aunque todos dependen de esta; sin luz solar no habría plantas, no habría animales, no habría aire, no habría vida. No habría magia.

La magia lo rige todo, en el mundo en el que vive, la magia es la que les permite sobrevivir a todos, la melodía que escuchan constantemente, rodeándolos, en todos lados es de donde surge la magia. Si interpretan esta melodía, si la escuchan con atención, la comprenden, la viven y la respiran pueden utilizarla para controlar lo que les rodea. Pero esta magia producto de la melodía del planeta es fácil de malinterpretar, es riesgosa, es peligrosa, un error y podrían provocar sucesos aterradores, un error y morirían. Y ese error puede alejarse de su interpretador, tomar voluntad propia, volverse autónomo, y con el avance del tiempo ser una criatura independiente, nefasta, que solo vivirá y respirará para causar el caos, el mal, alimentarse de él.

Eso es lo que persigue a Zelahira, lo que la caza constantemente, sin prisa, pero sin pausa. Por muy pequeño que sea el error, la equivocación, con el tiempo sino se la trata, crecerá y crecerá, ganara poder y fuerza, y cazará, dejando a su rastro desgracias, sangre y muerte.

Por suerte, por la bendición de los dioses nadie cercano a ella ha muerto, nadie resultó dañado, la sombra, la criatura solo está empeñada en ella, solo la quiere a ella. No sabe el porqué de su intención, solo que nunca se detiene, nunca se cansa, resiste hasta que los rayos de luz son tan fuertes que estos comienzan a dañarla, chamuscan su piel cuando toma forma antropomorfa -que es la que necesita para permanecer un tiempo más en el espacio físico-. No grita, no sisea, no muestra señales de sufrimiento, solo tiembla. Pero no tiembla por el dolor, con el tiempo Zelahira comprendió que el dolor nunca la detuvo, a veces pidió ayuda -y con ella-, a veces daño a la sombra, pero esta nunca mostró señales de dolor, aunque estuviera despedazada, quemada o cortada; tiembla por otra razón, tiembla de odio, de rabia. De que avance otro día y no pueda conseguir a su presa.

Nunca se escuchó de otra criatura de su especie que sea así de intensa, así de constante, que muestre su inteligencia, que no caiga en trampas que matarían a otras de su tipo, que sepa esquivarlas o sobreponerlas. Que sea tan fuerte, tan inteligente, tan tenaz. Que sepa ocultarse lo suficientemente bien para poner al resto de su familia en su contra, que la traten de loca porque no importa cuánto intenten sentir la presencia de la Alhamour, rastrear o cazar, nunca la encuentran. Y por eso creen que solo es un producto de su mente, una forma de llamar la atención.

Esa criatura es peligrosa, mucho más de lo que se deja ver y por eso Zelahira no la toma a la ligera. Esa criatura es distinta, está evolucionando o ya ha evolucionado.

 

 



DaianaMonsalvo

#13682 en Fantasía
#2865 en Magia
#8276 en Thriller
#3494 en Suspenso

En el texto hay: romance, fantasia oscura, fantasia épica

Editado: 19.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar