Cartas a mi Amigo Imaginario

Donde todo comenzó I

Me desperté un poco tarde al día siguiente, sabia a lo que me enfrentaría ese día, no lo estaba esperando con ganas, pero eso no quita que lo estaba esperando para reencontrarme con mis amigos.

Sentí una punzada en la cabeza, la señal de otra ronda de recuerdos de lo que pasó antes de irme de aquí.

Ya casi me había acostumbrado a eso, solo que recordé en donde estaba, solo eso bastó para hacer que pasara en cama la mitad del día con un terrible dolor de cabeza.

Estaba un poco confundido, no sabía qué hacer.

Mi casa está a 5 cuadras de mi antiguo colegio, miré mi reloj.

[11:36 am]

Todavía tenía tiempo de ir a la escuela mientras estaban en período de clases, ya que mi mente me hacía malas jugadas al recordar las direcciones de sus casas.

Me vestí y bajé a desayunar lo que me encontrara.

Como no había nada, fui a comprar a una tienda que se encontraba de camino al colegio.

Salí de mi casa con rumbo a la tienda, la cual estaba a 3 cuadras de donde vivía.

Compré un jugo y unas galletas, no había comido nada, así que me las devoré tan rápido que no supe cuando terminé de comérmelas.

Llegué al colegio a las 12, ya que me detuve a comer y a aclarar mi mente un rato, (¡¡¡pero que rato, casi media hora!!!)

Entré por la puerta principal, todo estaba como antes, nada había cambiado y ¿por qué debería haber cambiado?

El simple mes pareció años o quizá, siglos (si, me pasé con eso) de que no la veía.

Caminé por el patio principal con la esperanza de llegar a la dirección antes de que alguien me viera, ya que posiblemente mi mente (válgame la redundancia, use mente dos veces seguidas...) no aguantaría.

Mi plan era el siguiente, al llegar a la dirección saludaría a todos y luego le pediría que llamaran a mis amigos discretamente sin decirles que yo les llamaba, lo que menos quería era provocar una estampida (así éramos en el grupo), primero llamaron a Fox, el loco psicópata de Fox.

Cuando llegó, empezó a decir cosas como "yo no fui", "es mentira" o "yo no hice nada", no se había percatado de mi presencia, hasta que le hablé:

–Fox!!!, tranquilízate por una vez en tu vida

– ¿Quién me se ha atrevido a hablarme de esa manera?, juro que lo mataré

–Tranquilo Fox, soy solamente yo, Jack ¿o ya no me recuerdas?

–Tu!!!, ¿Qué haces aquí?

–Nada importante, aparte de pasar a saludar

–Ni se te ocurra llamar a Katy, te matará si te ve

–Ahora que hice???

–Llegaste sin avisar

–Cierto, cierto, gracias por recordármelo, te veo en la salida, y, estoy quedándome donde vivía antes, si quieres ir

–Claro, iré luego, adiós inútil

–Adiós

Salió de la oficina con una sonrisa macabra, típica de él.

El siguiente que llegó fue Max:

– ¿¿¿Ahora que hice, para que me traigan a la dirección???

–Nada Max, eso espero

–Hijo de..., ¿qué diablos haces aquí?

–Eso mismo me preguntó Fox, tranquilo, solo vengo a saludar a mis viejos amigos

–Espero que Fox te haya avisado sobre Katy, si estimas tu vida, no la llames ahorita, llámala en la tarde y dile que llegarás mañana, para así poder evitar tu muerte segura...

– ¿¿¿Estoy consciente de eso Max, solo eso vas a decirme???

–Si idiota, eso es todo, te veo en la tarde en tu casa

– ¿Como sabes que ahí estoy?

– ¿Donde más estarías?

Salió antes de que me despidiera de él, después llegó Dani, había cambiado mucho en el último mes:

–Tu!!!!

–No grites Dani, cálmate (afedo camate pofavo)

–Quieres que me calme contigo aquí???, espera un segundo, voy por Katy

Al escuchar eso lo tomé de la camisa y lo amenaza diciendo:

–No te atrevas a hacer eso, sabes que me matará, ¿eso es lo que quieres?

Él se quedó callado y asintió, lo solté y dejé que se sentara:

–No cambias nunca Jack–

– ¿Como voy a cambiar en un mes?

–Mírame!!!

–Tu eres la excepción

–No importa....

*Sonó el timbre que avisaba cambio de clase*

–Tengo poco tiempo antes de que Katy descubra que estoy aquí

–Mira que miedoso saliste

–Payaso, vete antes de que te castiguen

Dani salió de la dirección con rumbo a su salón, me di cuenta de que algo andaba mal.

Dani le diría todo a Katy.

Tenía que salir de aquí lo antes posible.

Me despedí de todos, 5 minutos perdidos, 30 restantes, me topé con muchos conocidos en el camino, de repente oí una voz muy familiar lejos de mí, Katy.

Salí corriendo lo más rápido que pude, no me tenía que ver, si lo hacía, era hombre muerto.



Ja

#11518 en Otros
#3953 en Relatos cortos

En el texto hay: recuerdos, amigo imaginario

Editado: 03.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar