Ciencia Vampirica

La elegida, la tierra fertil

Mire todos esos aviones volando por mi cabeza, era algo nuevo, fueron usados en la primera guerra, pero no en tal magnitud, eran cientos, Rasputin reia mientras los veia, era una risa de aceptacion, el orgullo invadia Polonia y entonces viendo como esas maquinas desaparecian en el horizonte voltea hacia mi y dice:

" El angel ya esta aqui..."

Al escucharlo un pensamiento invade mi mente, me alarmo al darme cuenta que Eden y la niña estaban en peligro, intento correr pero el monje loco me toma de un brazo diciendo:

" ¿A donde vas?, aun no hemos terminado, no estas preparado"

Intento soltarme pero su fuerza era superior, le miro con furia mientras le digo " sueltame debo protegerlas"

El viejo vampiro toma el codex mientras me dice: "estas deseoso de despertar, pero tengo que enseñarte mas antes de que pierdas tu inmunidad, sino seras victimas de sus juegos, son devoradores de la vitalidad, esa es su mayor fuente de bienestar, ellos son mas aduladores y seductores que el lenguaje antiguo, tu sabes de que hablo, vi como guardabas ese uniforme militar, habia en ti orgullo y vanidad al colocarlo con cuidado en la base del arbol, dejaste que tu sentimentalismo te hiciera presa de los humanos, ¿ acaso no recuerdas como te quite a esos niños de encima?, en cualquier otra situacion lo hubieses manejado sin con facilidad y tambien  esas ropas estarian quemadas, pero el ideal demoniaco te afecta, sus tentaciones llegaron a ti, aun estando muerto, seras presa facil con el aliento aun no estas listo para soportar la carga humana.

Me le quedo mirando con extrañesa y furia, pero me calme al admitir en mi mente que sus palabras eran  algo ciertas, era verdad que ese espiritu me sedujo,  lo senti en Renania, alli percibi por primera vez ese poder, el uniforme de la SS era cautivante, despertaba sentimientos muy fuertes en mi, aun con ello en mente le dije:

" tienes razon, pero debo ir por ellas, les di mi palabra, solo debo ponerlas a salvo y  te prometo que volvere"

Me solto y empece caminar, el deseo de correr habia desaparecido, asi que iba a paso lento mientras  y el me seguia, me detuve por un momento, el quedo frente a mi, me miro con una mueca de resignacion y burla, coloco su mano en mi hombro y dijo:

"Debes aprender a escuchar, quizas por eso los demonios no  influyen del todo en ti, eres terco. ¿De verdad quieres ir sabiendo lo que vendra?, esos locos masacraran a los polacos y nada podras hacer, puede que salves a tus mascotas pero ¿para que? moriran igual, solo es cuestion de tiempo. Tu bosque es lo mas importante, es lo que deberias jurar proteger, de que sirve dar tu palabra a lo efimero, a lo perpetuo es a lo que debes dar tu esfuerzo"

Quite su mano de mi hombro y  frases del pasado vinieron a mi mente, no eran mias y por eso me senti ajeno al pronunciarlas:

"Mi palabras son mis hechos y mis hechos  son mis palabras"

Me senti idiota pero me dispuse a seguir y el me volvio a detener: 

"¿Que estupidez has dicho?, ¿que quieres decir con eso?"

Quede meditando por unos segundos recordando de quien escuche esas palabras, al recordar le respondi:

"No son mias, son de Ebba, ella me las dijo"

Rasputin sonrio mientras decia "¿sientes algo fuerte por esa chica?, no es cumplir tu palabra lo importante, es el sentimiento que te produce ella. ¿No es un simple amor, verdad?, ¿no es amor lo que sientes?, seguro te parece como cualquier otra, nada llamativa y aburrida pero su presencia despierta una fuerza en ti, una energia que desea salir, ¿cierto?... ¿es la elegida?.

Mire al piso y luego al verlo le dije: " en realidad no lo recuerdo bien, solo recuerdo fragmentos, no se que era, solo se que fue intenso"

Extrañado el me dice: "No entiendo, ¿no recuerdas?, entonces ¿por que corrias a salvarle?

El extraño sentimiento que hizo bajar mi cabeza me hizo mirar a otro lugar mientras le decia: " Ella esta muerta. Pero di mi palabra de cuidar a su hijo y luego el pidio cuidar a su nieta y con el tiempo mi palabra la han heredado y he cuidado hasta ahora  su descendencia."

Rasputin me miro con sorpresa al decirme " que extraña semilla, has vigilado la descendencia de la tierra fertil que dejaste escapar, perdiste el momento y te apegaste a su prole, ¿cuanto tiempo llevas haciendolo?

Le mire a los ojos mientras le decia "quinientos años"

Rasputin grita: "¡Estas loco!, ¿como puedes deperdiciar tanto tiempo en protegerles, ¡murio!, no le debes nada, ¿tan esquisita era su carne?, ¿tan valiosa fue?, aunque se justifica por ser la elegida, pero ya esta muerta debes buscar otra para cumplir con tus deseos."

Me moleste, porque tenia razon, no les debia nada y en otras circustancias le daria la razon y las dejaria morir, pero no podia, era diferente, queria protegerla. La fuerza  de ese viejo vampiro era superior a la mia y eso me preocupaba, si no lograba razonar con el quizas no saldria del bosque y tartamudee intentando explicarle:

"No entiendes..., Eden... es igual a Ebba, es identica"

Rasputin estaba confundido se acerco y dijo: "¿Que?, ¿de que estas hablando?, ¿quien es Eden?, ¿no se llamaba Ebba?, ¿me estas mintiendo?

Le mire a los ojos diciendole " Eden es la tatara nieta de Ebba, pero es identica a ella, en su fisico y en el sentir que despierta en mi, por eso debo salvarla..."

El viejo vampiro se coloco la mano en su barba, estaba sorprendido, luego de unos minutos en sus pensamientos me mira y dice: "Esto es algo nuevo, una segunda oportunidad, esto no tiene precedentes, nunca vi ni escuche algo asi, tener de nuevo la oportunidad con la descendencia de la tierra fertil, muchos no germinan al perder la  oportunidad otros encuentran tierras  alternativas menos ricas pero lo que tu has hecho es increible, has esperado en la descendencia una copia exacta a la que te desperto, eso no lo puedo creer ¿acaso sientes igual que con la primera?



Baragund-JBLM

Editado: 13.11.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar