Contra Todo

XIII-Conociendonos

-Conociendonos.

Me lleva a la Torre Eiffel, después de que hemos almorzado pizza en un bar llamado: Buddha-Bar . Me siento tranquila de pasar tiempo con Luis, me hace sentir especial, despierta sentimientos en mí. Llegamos y nos sentamos en el pasto a descansar, me mira y sonríe, algo oculta, no se ni como lo se.

-¿Que ocultas?-Pregunto sin rodeos.

-¿Porque me conoces tan bien?-Pregunta sonriente -Es como si nos conocieramos de otra vida.-Agrega.

-No lo se, pero algo ocultas.- Expongo. -Cuenta... -Pido.

-Estoy nervioso.-Admite.

-¿Porque?-Pregunto.

-Iré al grano. -Dice. Toma una bocanada de aire, después inhala y exhala para decir con total ternura: -Patricia Venegas, ¿Te gustaría ser mi novia?-

Pongo la boca sorprendida, mi cara es una total risa, su rostro es total nerviosismo. Me siento intranquila, trato de pensar que es un sueño, me pellizco para comprobar si estoy soñando y no.

-Dime primero que no estoy soñando. -Digo riendo, él niega con pena y ríe conmigo.

-No, no sueñas. -Responde. Entonces tengo miedo y quiero responderle, aunque mi garganta se vuelve un nudo, cuando puedo hablar le respondo...

-Sí, me encantaría ser tu novia. -Susurro con alegría.

Pasamos un largo rato en la grama después de que anoche bastante, me regresa a casa, pero es difícil despedirnos.

-¡Nos vemos preciosa, cuidate!-Dice besando mis labios castamente. Se despide y se marcha, llamo después de quitarme los zapatos, porque me duelen los pies de tanto caminar con tacones, a Catherine, ella tiene que saberlo, ha sido un pilar fundamental en mi vida en el nuevo país.

Contesta al cuarto tono, aclaro mi voz y grito con emoción; -Amiga...

-Estoy en el hospital, ha ocurrido una emergencia -gritos- estoy embarazada y estoy pariendo. -Dice Catherine entre gritos.

El esposo de Catherine toma el celular y dice- `Patricia, nos encotramos en el hospital. Acabamos de ver que Catherine estaba embarazada, no nos habíamos dado cuenta, es un embarazo ectópico, el bebé se insertó en la trompa de Falopio, tienes que venir. -

-Iré ahora mismo.. ¿Como se llama ese hospital? -

-Es el . -Dice y cuelgo. Me coloco nuevamente los zapatos, tengo que ir a ver a mi amiga. Tomo un taxi, le doy la dirección, me deja ante la infraesctructura, no pierdo el tiempo, camino con rapidez, cuando iba justo a preguntar en recepción por mi amiga, veo al esposo de Cat.

Solamente me dejo llevar por el esposo de Cat, quien me lleva hasta un consultorio de un ginecologo en el que está Cat en una camilla, ella lleva lágrimas que se resbalan por su rostro, la abrazo.

-¡Tranquila amiga!-Exclamó besando su cabello. El doctor nos pide que abandonemos el lugar un momento, minutos después vemos salir a , nos explica que va a tener que tomar unos medicamentos y el embarazo se irá.

Catherine y su esposo se dirigen por el estacionamiento, los sigo sin darme cuenta que no deberían llevarme.

-¿Quieres que te llevemos a casa?-Pregunta Rick.

-, dejame en casa de Patricia. -Ruega Cat. Me incorporo en uno de los asientos de atrás del auto, el viaje en el auto es lento, cuando llegamos a mi apartamento, mi amiga se arroja a llorar desesperada en el mueble

-No puede ser, era el bebé más anhelado, lo esperé. El sentir nuevamente las nauseas, la ilusión se instaló en mi, quería tenerlo de verdad. -Dijo triste, Cat.

-¡No te preocupes, Cat! ¡Ya vendrá la oportunidad, no tienes la culpa! Todo es producto de la naturaleza. -Expliqué.

-Y..o lo quería. -Dijo con sollozos Catherine, la abracé, sabía que no le quitaría por completo la depresión que tenía, pero podría hacer que se sintiera apoyada. Después que me separé de su cuerpo, le busqué una cobija y la cubrí, me dijo que tenía mucho cansancio, la dejé sola y me marché a la cocina.

Preparé un té de manzanilla para Catherine, además una sopa de verduras que la haría renovar energías, cuando volví ella tenía los ojos cerrados, entendí que se había quedado dormida, la dejé tranquila. Me instalé en otro mueble disponible en la sala, me cubrí con una sábana y me quedé dormida también.

Desperté nuevamente, ésta vez porque el celular de casa no dejaba de sonar

-¿Porque no contestabas?-Preguntó la voz de Luis Alberto, lo noté preocupado.

-Estaba dormida, estuve en el hospital con Catherine. -Respondí con tranquilidad.

-Lo siento, cariño. No quise molestarte, quería verte hoy pero si estás ocupada, nos vemos después. Un beso. -Dijo haciendo derretir mi corazón, mi novio.

-Está bien, corazón. Nos vemos pronto. Te escribo dentro de un rato. -Respondí, sin querer colgada.

-Cuelga tú primero. -Escuché.

-No, tú. -Dije empalagada de amor. Mi amiga en ese momento abrió sus ojos, llevaba el rostro un poco pálido, la noté y colgué.

-¿Con quien hablas tan enamorada? -Preguntó mi amiga, intentando ponerse sentada en el mueble, se le hacía dificil sentarse nada más.

-Ayer justo te llamaba para decirte que Luis Alberto y yo, somos novios, justo cuando tú estabas en el hospital -Dije. Busqué la comida para Cat y la vi comer con entusiasmo. Cat fue buscada un tiempo después que terminó de comer, me agradeció por el apoyo y se marchó.



imaginationlove05

#28061 en Novela romántica
#18482 en Otros
#6545 en Relatos cortos

En el texto hay: mujer, venezuela

Editado: 19.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar