Control sobre ti ©

Capítulo 16

Detengo mi caminata, me descuelgo la mochila de un lado y saco el agua, vuelvo a caminar lento y bebiendo agua. Llego hasta el carro y quito el seguro. 

Me introduzco y pongo la mochila en el lado del copiloto, dejo el agua en el portavasos y prendo el carro. Aprieto los botones para encender la refrigeración y acomodo las persianas...de las cosas por donde sale el aire. 

Dejo el aire que circule y recargo mi cabeza en el asiento, tengo cosas que hacer, comeré algo en un restaurante e iré a la casa de mi tía.  Y con esos planes recompongo mi posición, abrocho el cinturón y salgo de la prepa. En el GPS pongo el nombre del restaurante de mis padres; "Restaurant Moon", la ubicación aparece y pongo en marcha el auto hasta allá.

25minutos más tarde...

Estaciono el carro enfrente de la puerta, bajo con mis llaves, monedero y celular en mano, un día mis padres me dijeron que si tenía hambre y estaba fuera de casa...podía parar a unos de nuestros restaurantes, dar mi nombre y pedir lo que yo quisiera sin tener que pagar, pero creo que eso era en Carolina del Norte, aquí no conzco nadie y en el otro si. 

Abren la puerta para que pueda pasar, le agradezco con una media sonrisa al señor y entro al lugar, la música clásica llega a mi oídos, tan relajante y apropiada para comer. Me acerco a la caja, una muchacha bien vestida está detrás.

- Buenas tardes, bienvenida al Restaurant Moon, en qué puedo servirle - su voz me llega distante, me recargo en el mostrador - ¿Se encuentra bien? 

- S-si, me pue-puede dar u-na mesa...por f-favor - levanto mi vista, ella asiente dudosa y empieza a teclear algo en la pantalla.

- ¿Solo para una persona o la acompañarán? 

- So-solo una - levanto un dedo de mi mano libre, ella vuelve asentir.

- Bien, su mesa es la número 4, ¿a nombre de quién sería? - ella me ve y yo cierro los ojos, solo quiero comida, deje de preguntar cosas y permítame comer. 

- Ha-Hannah Thompson Dal-Dallas - no quería tener que llegar a esto pero así podré tener mas rápido el servicio. Ella se a quedado con los ojos abiertos.

- Disculpe la molestia señorita, la llevaré a su mesa - yo siento y dejo que me guíe, pasamos por un corredor y llegamos a la estancia de las mesas para dos personas, ella me apunta una - Esta es su mesa, ¿está bien o quiere otra?

Agito mi mano - No, es-esta bien...- tomó asiento y ella se retira casi corriendo. Pongo lo que traigo en manos en la mesa, recargo mis brazos encima de la mesa y escondo mi cara entre ellos. No debería hacerlo, menos en un restaurante.

Tocan mi hombro y yo levanto mi cabeza, un mesero - Aquí está el menú - me lo extiende y yo lo tomo, este es el menú especial para nosotros, mi padre y sus cosas. Mamá no estaba de acuerdo con esto, pero padre no le hizo caso y lo dejo. 

Miro los platillos, apuntó uno y se lo muestro al muchacho que está parado a mi lado, el asiente y lo anota - ¿Algo para tomar? 

- Agua de fre-fresa - le digo y el asiente sonriendo, extiende su mano y yo le pongo el menú en ella. Este se retira. Y yo ya no aguanto, vuelvo a tomar mis cosas de la mesa y me levanto, una muchacha que se encuentra parada a lado del marco por donde pasamos hace rato me ve y se acerca ami.

- ¿Necesita algo señorita? - yo asiento - ¿En qué puedo ayudarle?

- Baño, ¿sa-sabe donde e-esta? 

- Si, déjeme guiarla hasta el - empieza a caminar y la sigo despacio. Pasamos a otra sala, en esta están mesas más grandes y casi todas están llenas, pasamos por un pasillo y me apunta una puerta - Aquí es, cualquier cosa puede hablarme.

Asiento y entro, voy a un cubiculo y hago pis, una vez hecho camino hasta el lavamanos y lavo mis manos, hago como una cucharita con mis dos manos y agarro agua, me mojo la cara y la levanto para ver mi reflejo, parezco enferma, ni esto me había pasado el fin de semana, pero ver de nuevo a Ethan me puso mal. Tomó hojas de papel y me seco la cara y las manos. Tiro la basura en su lugar y salgo del baño.

Camino hasta mi mesa y me siento, dejo las cosas de nuevo a un lado y espero mi comida. 

Después de unos minutos la comida por fin llego, el platillo consistían en pasta con champiñones y crema de estos mismos. Mi favorito. Mamá lo hacía mucho en casa y de tanto que lo hacía tuvieron que agregarlo al menú, ya que una niña berrinchuda quería una vez que estábamos en el restaurante y no había. Sonrío ante eso. Sí que mis padres me consentían. 

El agua de fresa también estaba deliciosa, ya casi había terminado, mi estómago me lo agradecía, siento como una energía pasar por todo mi cuerpo. Tomó mi teléfono y veo la hora, 2:04pm, tengo un mensaje de Jade, lo abro y respondo: "Voy en camino", bloqueo el teléfono y lo dejo a un lado. Doy mi último bocado, le tomo al agua y levanto mi mano. Creo que así era para que te atendieran, espero y me sirva el consejo de mi padre y no esté haciendo el ridículo. 

- ¿Se le ofrece algo más señorita? - el mesero ya llego, bajo mi mano y niego.

- La cue-cuenta, por f-favor - lo miro, este me sonríe.

- Usted no paga, eso es lo que me han dicho - se rasca la nuca - ¿Ya termino? - asiento, el retira el plato y vaso - Compermiso.  

Y se eleja, creo que no debí de dar mi nombre, saco dinero del monedero, pero la propina siempre es importante, por más importante que seas la propina nunca debe faltar. Como si me le estuviera diciendo mi padre, su voz está en mi cabeza. Dejo los billetes y me levanto, agarro mis cosas y salgo satisfecha por mi comida.

- Gr-gracias - se lo digo a la muchacha de la caja, el muchacho que me atendió también está ahí. 

- No al contrario gracias a usted, esperemos verla pronto - me sonríe, hago lo mismo, la puerta me es abierta y le agradezco al señor. Subo a mi auto y lo pongo en marcha a la casa de mi tía. 



Lupe04

Editado: 16.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar