Corazón: La historia de Isabella y Massimo

Epílogo

Seis años después... 

Entrelazo mi brazo el de mi padre y tomo una bocanada de aire. Él me toma de la mano y entonces la música comienza a sonar. Comenzamos a caminar por el pasillo de la iglesia hasta donde está James. Al verlo todos mis nervios se esfuman porque esto es lo correcto, me estoy casando con la persona que más amo en este mundo; además de mi padre y mi hijo.

—Toda su alma es tuya —susurra Massimo en el oído de James al momento en que me deja en el altar.

El padre comienza con el sermón que siempre hay en las bodas, y después de nuestros votos, se acerca Massimo con nuestros anillos.

—Isabella Verónica Parisi Castillo —dice el padre —. ¿Acepta a James Nicolás Moretti Santander como su esposo?

Sonrío.

—Acepto

—James Nicolás Moretti Santander ¿Acepta a Isabella Verónica Parisi Castillo como su esposa?

—Acepto

—Entonces, los declaro marido y mujer

James me besa y cierro los ojos, al abrirlos compruebo que nada de esto es un sueño.

La fiesta comienza y todos festejamos.

—¿Estás bien? —me dice James al momento en que me siento en la silla de la novia.

—Hay algo que no te he contado

—¿Qué sucede?

—Le vamos a dar un hermanito a Dante

Él suelta algunas lágrimas y me abraza.

—Te amo Isabella Parisi

—Yo también te amo, James Moretti

Él va a contarle la noticia a Massimo que está bailando con Dante y ambos se abrazan. Después, Massimo se acerca a mí.

—Voy a ser abuelo de nuevo —dice y me abraza.

—Gracias por todo, papá. Luchaste por mí apenas te enteraste de mi existencia, me diste la vida y te debo las gracias.

—Y tú me devolviste la vida

Alonzo llama a Massimo y él va hacia él.

Los miro a todos: Dante está bailando con su padre, y después llegan Alonzo y Massimo a bailar con ellos. Me acerco a ellos.

En algún momento de mi vida fui una chica indefensa que lo único que pensaba era morir para no tener que sufrir. Ahora, lo único que quiero es vivir. En la vida hay momentos en los que de verdad no vale la pena vivirlos, pero esos momentos por algo aparecen en nuestra vida. No hay una vida perfecta sin un poco de dolor. Lo importante es saber salir adelante. A mí me costó. Me costó lágrimas, heridas que han dejado cicatrices, pero ahora sé que puedo salir adelante. Y tengo motivos, pero lo más importante es que tengo a mi familia.

Mi corazón antes estaba vacío y con dolor, hoy en día está feliz y en él están personas que de verdad se merecen estarlo. Este es mi... corazón.

 



Chica Paraiso

#344 en Otros
#19 en Aventura
#1040 en Novela romántica

En el texto hay: romance, millonario, huerfana

Editado: 22.10.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar