Cosas raras llamadas poemas

Son las doce

En una víspera de año nuevo,

en que el sonido de la gran campanada resuena,

en los corazones de cada persona

se vio respirar a un monstruo.

 

Cargado de odio

vagaba alrededor de las casas

de los amantes de esta noche.

En horas llenas de gloria

al maligno monstruo desecharon

y entre risas y abrazos

al año nuevo saludaron.

 

Con una daga de amor y un escudo de bondad

a la criatura mataron.

Se le oyó gritar de rabia por la montaña helada

mientras los corazones bailaban en cada velada.

 

Doce uvas se cenaron

los pobres ricos festejaron,

ya la soledad y el oprobio han dejado

pues una fe los ha inundado.

 

Con una copa de frío y una calurosa familia

le dieron la bienvenida

y con un vaso de felicidad y un abracito

le han quitado el aliento

a ese monstruo no bendito.

 

Las doce han dado,

él solo en su soledad se ríe,

el enamorado en su amor se embriaga,

el padre con su hijo festeja,

el amigo con el amigo se abraza.

 

Ya no se preguntan del daño que hicieron sino

del bien que han de hacer.

 

Un ciclo ha quedado,

un amor,

una amistad,

una familia,

un hecho.

 

Y viene dando la casualidad

de que el pasado es recuerdo,

el futuro es creado

y el presente se vive

¿Cómo lo vives tú?



TIM

Editado: 19.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar