Crimen y Castigo

La fiesta I

No puedo creer que el tan esperado día al fin llegó. Siento que este día será único, presiento que algo bueno pasará.

El salón de fiesta donde se realizará la actividad de la entrenadora Williams está repleto de gente. La mayoría de los chicos que están aquí están algo hebrios.

Digamos que en una fiesta así, los profesores no están para preocuparse por sus irresponsables alumnos.

Por mi parte yo me encuentro en una esquina del gran salón, en mis manos tengo una bebida azul, no se su nombre, sólo la tome de una de las mesas.

Todas las chicas del equipo de porristas se ven extremadamente preocupadas, se qué a algunas les gustaría ser la nueva capitana. Pero se qué ninguna lo desea tanto cómo yo. Así qué creo qué tengo una posibilidad de ganar.

— Bienvenidos sean todos a está maravillosa noche — saluda el director — Cómo ya sabrán está fiesta fue organizada por la profesora Williams — automáticamente todos aplaudieron, si algo ridículo — Bueno pues yo quería decirles qué espero y la pasen de maravilla, ahora profesora le sedo el micrófono.

— ¡Holaa Chicos!. Me alegra verlos aquí en este día tan especial para todas las chicas del equipo de animación — comenta super feliz — Primero qué nada quiero darle a bienvenida a la querida capitana del equipo — y ahí es dónde entra Madison, tiene una ropa super corta, dudo que pueda moverse con eso.

— Chicos que lindo que estén aquí — esas son sus únicas palabras, la cara de la entrenadora es única.

Después de esa no tan agradable bienvenida decido ir a uno de los baños. Creo que necesito respirar un poco.

(...)

Harry Jones

Como describir mi vida...bueno creo que no hay mucho que decir, sólo estudiar y trabajar. Típico de un adulto joven de 19 años, qué,  por cierto reprovo un año.

Mi vida es algo aburrida, más hoy, es viernes y ya está quedando oscuro el hermoso cielo azul, no tengo planes así que lo mejor será dormir, oh amenos es lo que creía ya que no han dejado de tocar la puerta de mi habitación. Estresante.

— Hola — saludo al ver que el que habla es mi amigo Marco — ¿Qué es tan importante para que interrumpas mis horas de sueño?.

— Calmado Harry — pide al ver que me estaba enojado. — ¿Tienes planes para hoy?.

— Si, tengo una cita.

— Uy Harry Jones en una cita, genial, y ¿se puede saber quien es la afortunada? — pregunta emocionado.

— Pues justo ahora debería estar en una cita con Camila Mendes — en su mirada veo confusión. — Pero alguien me interrumpió.

— Jaja, amigo jamás podrás salir con una chica como ella, esa cita sólo la tendrás en tus sueños. — Le doy una mirada de te callas o te mato. — ¿Qué?.

— Cállate, me estresas.

— Pero.... — se calla al ver mi mirada.
— Bueno entonces ya me voy.

— Espera — digo al recordar que me pregunto si tenía planes. — ¿Qué haces aquí?. —

— Ah, venía a invitarte a la fiesta de la Universidad de mi hermana. — dice pero me confunde. — ¿Vas con migo?.—

— Pero...¿Por qué tú hermana va a otra Universidad?. —

— Ah, es que la señorita se siente millonaria, y pues por eso se fue a un colegio privado.— yo sólo lo miro.

— Esta bien, iré con tigo, quiero conocer a tu hermanita, — le digo haciendo comillas con los dedos, — Y tal vez conozca a una de sus amiguitas millonarias.

— Jajaja, — se burla de mi, — ella sólo tiene una amiga, y no creo qué esa niñita se fije en alguien como tú.

— Uy si, lo dices porqué a ti no te aceptó cierto — le atacó.

— Cállate, — me dice y se acomoda a un lado mío.

— Bien me cambiaré y nos vamos, vale, — el sonríe.

— Amigo yo digo que deberías bañarte. — yo le miro mal, — okay ya no dije nada.

Pasan aproximadamente 15 minutos y yo salgo con una camisa blanca con rayas negras, una chaqueta negra y unas botas del mismo color, a mi cabello sólo le paso los dedos y listo.

— Amigo te bañaste, — sonríe, — así podrás conquistar a muchas niñitas mimadas.

— Ya, Ya, vamos.

Salimos de casa, pasan 30 minutos para que lleguemos a ese famoso colegio, Magic University. Muy lindo por fuera, no me imagino como estará por dentro.

Al entrar la puerta se ve de un material muy bueno, los pisos están pintados con el escudo del Instituto, todo muy hermoso y formal.

— Bro, vamos, la fiesta es en las canchas. — yo sólo lo sigo sin decir ninguna palabra.

Al dar vuelta por el pasillo veo una vitrina llena de trofeos, junto de cada uno hay una fotografía,  hay uno que me llama la atención, sólo chicas hay en este así que supongo que son las animadoras, mi mirada pasa por cada una de ellas, hasta que se detiene en una, pelirroja, tez blanca, labios rojos y ojos color marrón, la típica chica linda y perfecta de la cuál estoy seguro que voy a enamorarme.

— ¡¡Harry!!, — oigo que mi amigo me habla y camino hasta él, — qué pasa ¿por qué te detuviste?.

— No es nada, sólo observo, — exclamó y al entrar al salón la veo ahí, en el escenario haciendo movimientos sensuales y atrevidos, — ¿Quién es esa chica? — sin detenerme las palabras salen de mi boca.

— ¿Ella?, — pregunta mi amigo mientras yo asiento, — es Hanna Cooper, no la mires, jamás te hará caso.

— Tú cómo sabes eso — le digo sin quitar los ojos de ella.

— Es la mejor amiga de Verónica, se de lo qué hablo.

Yo no le respondo, sigo con la mirada sobre ella, se ve tan perfecta cómo en aquella fotografía.

— Harry iré por una cerveza, ¿te traigo algo? — yo sólo le respondo con un no.

30 minutos ya pasaron y Marco aún no regresa, decidido me levanto de donde estaba sentado, lo primero que hago es buscarlo en la mesa de bocadillos, al ver que no se encuentra ahí tomo una copa de vino tinto.

Camino hasta el escenario para salir por la puerta que está ahí, y sin darme cuenta tropiezo con alguien derramando la bebida sobre dicha persona. Al levantar la mirada para preguntar si se encuentra bien veo que es ella.



Emma Ramirez

#2874 en Thriller
#1642 en Misterio
#1164 en Suspenso

En el texto hay: el misterio una hermosa experiencia

Editado: 06.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar