Cuentos y relatos

Mira debajo de la cama

—Mira debajo de la cama.

Mami me miró como quien no toma en serio mis palabras. Giró los ojos y procedió a terminar de taparme con las sábanas hasta la altura del cuello.

—Nena. Por milésima vez, no hay nada debajo de tu cama.

—Déjame dormir contigo y con papi.

—No, esta vez no lo lograrás. Ya tienes edad para estar en tu cuarto.

—No quiero estar sola. Él vendrá.

—Nadie vendrá. Nos has hecho revisar el armario y debajo de tu cama cientos de veces y nunca hay nada. Los monstruos sólo existen en tu imaginación.

Su tono condescendiente también me asustaba, quería decir que no me creía. ¿Por qué los adultos nos tratan como tontos?

Me dio un beso de despedida en la frente.

—Buenas noches.

Apagó la lámpara a mi lado y enseguida salió cerrando la puerta tras sí. Ahora estaba sola en mi habitación, rodeada de la vista sin alma de mis muñecas. Ni siquiera llegué a cerrar los ojos cuando lo escucho moverse debajo de mi cama, el sonido de un arrastre que me aceleraba el corazón y me aferraba a las sábanas.

De inmediato cerré los ojos y me escudé tapándome la cara, pero por una apertura de la misma lo pude ver.

—Eres una niña mala —soltó en un susurro—. Ahora a dormir, que debo visitar a tu papi y a tu mami.

Tras esto caminó a pasos tranquilos a la puerta, cerrándola a sus espaldas.

Los monstruos reales dan más miedo que los de ficción.

 



Clem

#15051 en Otros
#5261 en Relatos cortos
#10916 en Fantasía
#4838 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: antologia, cuentos, ficcion general

Editado: 30.10.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar