De cómo aman los Jensen.

CAPÍTULO QUINCE.

━━━━━━ CAPÍTULO QUINCE ━━━━━━

LOS MALOS PRESENTIMIENTOS SON CIERTOS.

━━━━━━━━━━━━━━━━━━━━━━━━

Después de meses de relación, Miles y Blair por primera vez tenían una cita a solas. Era sábado por la tarde, River seguía en el departamento de los trillizos y no se juntarían hasta la noche, donde irían a El Cráter. Así que, como aún quedaban horas, decidieron ir a la feria que se ubicaba en la costa cada fin de semana.

A medida que caminaban cerca de los diferentes puestos, las luces coloridas se reflejaban en sus ojos y sonrisas. Veían a diferentes parejas disfrutar los juegos que había, pequeñas familias comprando comida rápida, y adultos mayores sentados en bancas admirando el mar. 

—Tenemos tres horas para nosotros —le dijo Miles—. ¿Qué quieres hacer primero?

Blair observó el lugar antes de sonreír. 

—Tiro al blanco.

Estuvieron casi una hora intentando conseguir uno de los tantos premios. Blair era algo competitiva, por lo que sus ganas de tener el premio mayor fueron el factor que los impulsó a estar ahí tanto tiempo. Después de obtener su gran dinosaurio de felpa, se sentaron a comer papas fritas grasientas con gaseosas en una de las tantas mesas de la sección de comida.

—Esto es lo más delicioso y asqueroso que he comido en mi vida. Me encanta —murmuró Blair antes de echarse un puñado de papas a la boca. Miles rio.

—¿Nunca comiste comida así de grasosa?

—Nop, mis padres no me dejaban… y desde que vivo con River, mi comida es de cinco estrellas.

—¿Por qué no te dejaban? —preguntó, curioso. Era primera vez que Blair mencionaba a sus padres.

—Porque eran estrictos, ellos me imponían todas estas reglas que cumplí rigurosamente. Claro, hasta que… me harté —susurró Blair, mirando su plato de comida.

Blair cada día que pasaba se sentía más segura de sus sentimientos por Miles, pero al mismo tiempo pensaba en que no era justo para él que ella le siguiera ocultando esa parte tan importante de su vida. Una relación debía tener como base la confianza, y Blair no aportaba a ese concepto.

—Miles, realmente me gustaría contarte sobre… 

—¡Miles Jensen! —Blair fue interrumpida por un grito femenino. Ambos se voltearon y ella pudo ver cómo una chica de espeso cabello oscuro se acercaba. Era preciosa, pero nunca la había visto antes.

—Ah, vaya, ¿cómo estás, Paige? —le preguntó Miles levantándose y abrazándola brevemente. Blair lo imitó y se presentó. 

—Muy bien, gracias por preguntar. Un gusto, Blair… ¿eres su novia? Eres muy bonita —le dijo Paige sonriendo. Miles y Blair volvieron a sentarse, pero ella se quedó de pie—. ¿Cómo estás tú?

—Bien, muy bien —respondió Miles mirando a Blair.

—¿Y qué hay de Noah? —preguntó Paige. En sus ojos se notaba la urgencia que sentía.

—Noah está… bien —le dijo Miles, algo incómodo. No estaba seguro de compartir más información.

—No tiene novia, ¿cierto?

En otro momento, Miles hubiera logrado esquivar la pregunta con éxito, pero no podía hacerlo frente a Blair, ella lo odiaría si negaba a River, su mejor amiga. No tenía de otra, por lo que mentalmente se disculpó con Noah por el caos que estaba por provocar.

—Comenzó a salir recientemente con River, una amiga de Blair, ¿no? —Miles miró a Blair con urgencia, así que ella salió a su rescate. 

—Ah, sí, es cierto… aunque es muy reciente —se encargó de aclarar Blair—. ¿Qué hay de ti, Paige? Se ve que eres una chica fantástica, ¿qué es de tu vida?

Blair intentó ayudar, pero el rostro de Paige ya no se veía tan amigable como al comienzo de la conversación. Ella no sabía que tipo de drama había entre Noah y Paige, y tampoco le interesaba mucho, lo único que le importaba era que River no se involucrara en dramas ajenos que podrían perjudicarla. 

—Oh, pues estoy estudiando… sólo eso —murmuró Paige antes de suspirar—. Como sea, fue un gusto verte, Miles. Y también fue un gusto conocerte, Blair… hacen una pareja muy bella. Denle mis saludos a Noah. 

—Gracias, Paige. Nos vemos —se despidió Miles con una leve sonrisa. 

Esperaron que Paige se alejara varios metros antes de volver a hablar.

—¿Ella es la exnovia de Noah? —preguntó Blair, sorprendida—. Vaya, parece que aún tiene sentimientos por él.

—Sí… lo que es raro, ella fue quién terminó con él —le contó Miles—. Como sea, ¿de qué querías hablarme?

—Oh, de nada. Lo olvidé.

***

El ambiente en El Cráter era más pesado que de costumbre. River lo atribuyó a la cantidad de personas nuevas que había, pero Noah creía que era la cantidad de alcohol que la gente había llevado. Se reunieron con Blair y Miles, y sólo unos minutos después con Theo y Devyn. 

—Iré a saludar a algunos amigos, ya vuelvo —mencionó River antes de alejarse. 

Fue ahí cuando Miles aprovechó la oportunidad de hablar con Noah en privado, arrastrándolo a unos metros del resto.



Emily Taylor

Editado: 06.04.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar