De la noche a la mañana

7- MI CAIDA

Habia caido pero me negaba a reconocerlo. Desde que paso lo de la llamada mi vida habia caido empicado, me sentia sola y habia echo aquel amplio comedor mi fortaleza personal. Llebaba semanas sin salir de casa y solo veia la luz cuando mis padres entraban por la puerta para reñirme por mi comportamiento hermitaño y decirme que la vida seguia. Se habian preocupado demasiado por mi, tanto que contrataron a un psicologo para que fuera a casa todos los dias una hora a hacerme compañia.

Hoy era el primer dia que venia y yo sinceramente ni lo recordaba, me leante con pereza de sofa y abri la puerta recibiendo a un hombre joven de unos 23 años moreno y mas alto que yo.

- ¿puedo pasar?.

- Si, claro adelante.

- ¿Eres paula verdad? 

- Si ( Conteste agachando la cabeza no solo ya por las pintas que llebaba si no por el desastre que habia en el comedor y la cantidad de polvo que se habia acumulado ne todos lados)

- Lo primero de todo asi no puedes vivir, vamos a empezar hoy por cambiarlo todo un poco.

- ¿ cambiarlo? ¿ todo? ( Pregunte con cara de asombro)

- Si Paula todo y vamos a empezar ya po ti , asi que quiero que ahora mismo subas te des una ducha y te pongas en ese cuerpo . Pero... hay una condicion ponte lo mas comodo , pero que haga resaltar esa figura que haga ver la pedazo de mujer que eres.

Yo agache la cabeza y subi hasta mi habitacion sin rechistar me duche labe mi pelo, que hacia semanas que ni peinaba, y me meti en el vestidor. Mire muchisimas camisas, pantalones ropa interior ... recordando que un momento de mi vida me encantaba vestirme para verme bien a mi misma. Una vez que me coloque la ropa me mire en el espejo y por primera vez en mese sonrei sinceramente, habia cambiado olia bien, lucia un cuerpazo... me sentia la mujer que habia sido.

- Vaya que pedazo de mujer tenemos aqui.

- ¿Cuanto tiempo llebas ahi? ( Dige horrorizada pensando que le habia podido verme desnuda)

- Acabo de llegar, pero creo que elegi el momento adecuado. 

Bajamos juntos a la sala y cuando llegue las ventanas estaban abiertas, basura del suelo y de los muebles habia sido recogida y mi casa estaba medio decente.

- Gracias ( Dige sincera pues ne los 20 minutos que habian pasado habia conseguido que sonreira)

- ¿ Por que?

- Por todo en general, si no fuera por tu ayuda ahora mismo probablemente me hubiera estado comiendo la mierda.

- Asi que, ¿reconoces que necesitabas ayuda?

- Reconozco que me habia perdido a mi misma.

- ¿Y tan pronto te has encontrado? 

- No, sigo sin saber donde estoy. 

Hable todas las palabras con la sinceridad que le corazon me permitia, e intente tontamente que las lagrimas no salieran pero fracase.

- Tranquila para eso estoy aqui contigo.

Y despues de esas palabras que yo tanto necesitana me abrazo haciendome sentir que estaba conmigo , aunque solo fuera para ayudarme a salir de mi miseria.

Me recompuse seque mis lagrimas y nos sentamos en el sofa para hablar.

- Y cuentame ¿ que te gusta hacer? tus padres me han comentado algo del baile...

- Si la verdad que me gusta mucho pero como podras intuir no lo practico ya. 

- Vale Paula, no te voy a mentir, quiero que vayamos directamnete a la raiz del problema y eso va requerir que confies mucho en mi.

Asenti con la cabeza pero a la vez que asentia el miedo subia por todo mi cuerpo no sabia nada de ese hombre pero por algo que yo en ese momento no entedia sabia que el venia a ayudarme de verdad.

- Paula, yo creo que tu aislamineto se debia a una soledad, pero... tu y yo muy bien sabemos que las soledades no se probocan solas. No quiero que volvamos a la infancia pero.... por lo que se desde que firmaste ese contrato no te has vuelto a relocionar con nadie mas que no fuera tu familia o tu futuro esposo.Por cierto¿ el donde esta?

- Ee ... e... el se fue de viaje hace meses con su familia y no ha vuelto todavia. ( No me lo creia ni yo habia pronunciado esas palabras con la sonrisa mas falsa que habia sido capaz de realizar)

- Asi que ahi esta el problema, la unica persona que deberia estar contigo te ha dejado todo el peso y se ha ido de viaje . Pues... tu tambien vas a ponerle salsa a tu vida y vamos a empezar mañana. Por hoy hemos terminado y porfavor, no vuelvas a caer, eres una gran mujer, acuestate y mañana a primera hora pasare a por ti.

Asi hice, nada mas irse el cene y me acoste sumiendome en un sueño del que no habia gozado desde hacia meses. 



Solo me expreso

#18346 en Novela romántica

En el texto hay: amor amistad familia

Editado: 18.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar