De Shinki a Diosa [noragami y Tú]

De Shinki a Diosa

Muy buenas mis queridos@s lectores, que tal va su día? Espero que tan bién como el mío.

Aquí les dejo el prólogo de esta nueva novela que estoy escribiendo, espero sentir el apoyo y que no pasé lo mismo que con novelas anteriores que mueren a causa de que no veo que les esté gustando.

Sin más que decir, espero lo disfruten.

↭↭↭↭↭↭↭↭↭↭

Todos sabemos que hay algunos Shinkis que dan su vida y arriesgan su nombre por sus Dioses, estos Shinkis luego son denominados Shinkis benditos, a simple vista es algo fácil y normal, pero no lo es.

Sin embargo convertirse en una regalía benditos no es tan fácil como parece; se trata de la protección del dios con la propia vida de la Shinki, arriesgando a que su nombre sea borrado.

Se dice que un Shinki sólo puede convertirse en una regalía bendita en situaciones especiales. Una vez que un Shinki se convierte en una regalía bendita, la nueva forma va a durar para siempre, y también gana un aumento de potencia en forma de arma.

Esta acción es algo que es "normalmente" visto en algunos Shinkis, pero algo que no es comunmente visto y algo que pasa cada miles de años, es la transformación de un Shinki a un Dios, claro que debe de cumplir ciertos requisitos, este Shinki debió de haber rechazado a su nombre por algún motivo que involucre la salvacion de su Dios o Diosa correspondiente, este Shinki sin duda debe de entregar su vida por algún deseo propio de otro Shinki y de este deseo nacerá como Dios...

Hace miles de años existió una Diosa con tantas reliquias que entre ellas mismas comenzaron a corromper a su Diosa, entre sus Shinkis más cercanos y que más deseaban su bien estar estaba su futuro guía, Kazuma, él solo quería ver sana a Bichamon, la Diosa de la guerra, él fue con Yaboku, el Dios de la calamidad, y deseo el bien de su Diosa, le pidió que asesinara a los corrompidos por el bien de ella, bien sabía lo que hacía pero arriesgaria todo por la persona que lo salvó en primer lugar, el Dios Yaboku fue y comenzó la masacre del clan "Ma" dejando solo vivir a quien no estuviera corrompido, todos estaban siendo asesinados por el Dios Yaboku, pero mientras asesinaba a los Shinkis de Bichamon, entre ellas había una niña, que no aparentaba el tener más allá de los 10 años cumplidos, esta pequeña lloraba por lo que sucedía, Yaboku tenía la katana en su cuello y ella habló.

- Deseo... Deseo vivir... -

Ella levantó la vista y vio el rostro del Dios Yaboku, este escuchando su deseo y al ver lo que le ofrecía entre sus manos dijo.

- Tú deseo ha sido escuchado, pero deberás de renunciar a tu nombre y venir conmigo... Tengo otro Deseo que cumplir aquí -

- Lo acepto! Quiero vivir! Yo renuncio a mi nombre! -

En ese momento su nombre, el cual estaba en su brazo derecho comenzó a brillar y este fue quebrado en el aire, el Dios Yaboku siguió y completó con el deseo de Kazuma y luego desapareció con la muchacha a quién debía de cumplir su deseo.

Ya lejos del templo de Bichamon, Yaboku devolvió a Nora a la normalidad y siguieron caminando.

- No debiste hablerle salvado, tenías un deseo por cumplir -

- Lo se... Pero ella también tiene su propio deseo y no dejaré deseo sin cumplir... Mucho menos uno como el de ella ... -

Todos en silencio llegaron a un pequeño lugar donde este Dios sin hogar ni Templo descansada.

- Como te llamas? -

- Yo... Me llamaba Akama... Yo... -

- Akama... Cual es tu verdadero nombre? -

- Me llamo... Me llamo _____ -

- Ahora si nos entendemos, cumplí tu deseo, ya te puedes ir -

- No tengo donde ir, yo... Te pido poder quedarme... -

- Yaboku, es mala idea que... -

- Solo no estorbes -

Sin más que decir y dejando sin habla a Nora, el Dios Yaboku se fue a acostarse donde acostumbraba a hacerlo.

(...)

Pasaron los años y _____ seguía junto al Dios Yaboku y junto a la insoportable Nora, un día de regreso de su paseo de fin de semana vió como habían dos personas, una de ellas estaba agonizando de dolor, y el otro estaba a su lado sin vida, vió como es que pedía levemente ser salvado, quería vivir pero no podía hacer nada, sin importar ella se acercó y se percató de que su cuerpo estaba corrompido y que era un espíritu herrante.

- Te... Te lo pido... Yo... Yo deseo vivir... Deseo poder ser salvado... -

_____ sin saber que hacer dice las palabras que dijo Yaboku al momento de salvarla.

- Tu deseo... Ha sido escuchado... -

En es momento una gran luz cubrió el cuerpo de _____, ella recordó el momento en que su antiguo nombre había desaparecido, era una luz parecida pero era más poderosa, y sin darse cuenta ella comenzó a decir.

- Tú, que has sido corrompido y mi salvación es tu destino, sin lugar a donde ir o a dónde regresar, te garantizo un lugar al cual pertenecer, mi nombre es _____, llevando un nombre póstumo, deberás quedarte aquí y sanar, con este nombre haré de ti mi siervo y garantizo tu salvación. Con este nombre y su alterno, usaré mi vida para volverte un Shinki! Tu eres Katsu! Y de Shinki Kansu! Ven, Kakki! -

El espíritu herrante que agonizaba se convirtió en una luz y en manos de ella apareció una pequeña y oxidada Katana que lentamente se fue sanando y quedó en una relusiente Katana.

- Katsu... -

Pronunció ella asombrada por lo que acababa de pasar, mira sus manos y se de cuenta de que su pequeño y frágil cuerpo había cambiado, ya no era una niña, era una mujer, ya no era un Shinki... Ella ahora era una Diosa...

- Diosa de la Salvación... -

Él pronuncia eso y la mira sonriente, a pesar de no haber podido salvar a su compañero, ella logró cumplir su deseo...



Akame

Editado: 23.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar