Decisiones irreversibles

Capitulo 12

- Lo he sabido desde hace meses, desde la ultima pesadilla de mi hermano - dije suspirando, puede que le cuente a Lautaro mas tarde pero no se a quien mas contarle - Encontre un libro escondido debajo de un tablon debajo de su cama, solo habla de cuanto lo odia y que quiere matarlo.

- Mi amor, escuchame - dijo mi madre mirando la puerta un momento, luego voltea a verme - No se trata de venganza solamente, tambien es una necesidad. Veras... Lautaro esta maldito.

- ¿Que? - dije sorprendida.

- El padre de ese hombre lo maldijo luego de... torturarlo por un año sin piedad - dijo mi madre, no sabia que mi hermano habia sido torturado - La unica forma de romper la maldicion es que tu hermano mate a su hijo y coloque su sangre en la marca que oculto, de lo contrario...

- ¿De lo contrario que? - dije, me estoy empezando a asustar.

- El Lautaro que conoces desaparecera para siempre... se volvera cruel e insensible y continuara con el legado de ese hombre: matar a quien se interponga en su camino - dijo mi madre bajando la mirada - Cuando le coloco la marca, ese hombre tuvo permiso de hacer lo que quisiera con el... yo no pude hacer nada para defenderlo.

- No es tu culpa - dije tomando su mano - Hiciste lo que pudiste.

- Lo se, cariño - dijo mi madre sonriendo - Desearia seguir hablando contigo pero no puedo, aun tengo asuntos que atender. Solo prometeme algo.

- ¿Que cosa? - dije levandandome al mismo tiempo que ella.

- No le cuentes a nadie de lo que hablamos, ni siquiera que nos vimos... aun no es el momento - dijo mi madre un poco asustada.

- Te lo prometo - dije un poco decaida, esperaba contarle a mi padre sobre esto.

Mi madre me beso en la mejilla a la vez que me prometia verme otra vez y luego se desvanecio en una nube de humo negra, eso fue intenso. Ahora puedo comprender un poco mas a mi hermano, yo tambien quiero vengarme de una persona que me hizo mucho daño y ese es el hombre que mato a mi madre. Luego de comer y contener las ganas de contar lo que paso, me voy a dormir pensando en mi madre y en la proxima vez que nos veamos.

POV Lautaro

Como supuse, Karen sabe mas de la cuenta, por suerte no dira nada. Se que ella desea venganza del hombre que mato a su madre pero no se lo permitire, solo yo tengo el honor de matar a ese desgraciado. Cuando terminaron las vacaciones, los chicos aparentaron que nada interesante paso y siguieron con su vida. Yo, por otra parte, segui con mis planes. Sin embargo, cada vez estaba mas cerca de la fecha mas importante de este año: el baile de graduacion. Tengo muchas opciones para escoger pero me decido por una de mis mas viejas amigas: Yuri Hayashi. Ella tenia 15 años cuando murio, tiene el cabello largo y castaño, ojos marrones con una pizca de bordo y un traje de colegiala japonesa.

Es una chica muy bonita y es extranjera, seremos la pareja mas popular del baile. Karen aun sigue con ese chico, creo que la cosa es seria, lo bueno es que la energia negativa que produzco me ayudara mucho en el futuro. Mi madre y la suya estan planeando algo a mis espaldas, puedo sentirlo. Eso si, no puedo reclamarle; despues de todo, yo tambien planeo algo. Asi pasa el tiempo hasta que llega la fecha esperada; por supuesto, mis hermanos y yo pasamos con excelencia.

- Padre, tengo que hablar contigo - digo llamando su atencion, ya siento que lo puedo llamar asi.

- ¿Que sucede, hijo mio? - dice el ajustando mi corbata.

- Solo queria avisarte que dentro de poco... me mudare - dije justo cuando termina de arreglarme y me mira con intriga - Creo que ya va siendo hora de que me independice e inicie una nueva etapa de mi vida. Obviamente los visitare y llamare, solo espero que hagan lo mismo.

- Por supuesto que si - dijo mi padre para luego abrazarme - Estoy orgulloso de ti, hijo mio. Cuenta con mi apoyo siempre.

- Gracias, padre.



Antonella Mignone

#13481 en Fantasía
#2805 en Magia
#1964 en Paranormal

En el texto hay: traicion, amor y venganza

Editado: 27.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar