Desconocido [saga griegos #5]

Capitulo 10


- ¿volvió? - miré a mano cortada que asintió - ¿dónde está?

Mano cortada me miró y dudo un poco.

- jefe no lo sé - me pongo de pie y el está un poco asustado.

- ¿cómo no sabes? ¿lo viste y no lo seguiste?

- lo seguí pero él entró a una cafetería, lo estuve vigilando, cuando se levantó para ir al baño no volvió a aparecer - suspiró.

- redobla la vigilancia de Desa y Anker - tomó entre mis dedos el vaso con la bebida - ¿Anndra está siendo protegida?

Ya no era mi pareja pero por haber estado conmigo corría peligro.

- lo está - mano cortada me mira - creo que la señora Tziolis es la que corre peligro - doy un trago a mi bebida.

- es mi ex esposa, mi hermano lo sabe - mano cortado asintió - no creo que la lastime, Iona está fuera de peligro, ¿averiguaste si Ana se suicidó o alguien lo hizo?

- aún no jefe - pongo el vaso en mi escritorio.

- necesito que eso lo averigues - frunzo los labios - Aquiles va a querer venganza por que ayudamos a escapar a Anker - apoyó mi cadera en el escritorio - dude de la muerte de Ana, quizás alguien quizo vengarse de Aquiles o de mí y uso a Ana para desquitarse.

- averiguare - se pone de pie y frunce el ceño - ya dejé en la cocina las compras por las que envió, la cocinera se ha sorprendido cuando le he dicho que no toque nada y que en media hora, abandoné la cocina - bebo otro trago - ¿pasa algo?

Me encogó de hombros.

- aprenderé a cocinar - mano cortada se ha quedado de piedra y se acerca más a mi.

- jefe, creo no lo escuché bien.

- escuchaste bien, dije que aprenderé a cocinar - lo miró a los ojos.

- bueno - se rasca la nuca y se da la vuelta - no sabia que era para ud y compre un delantal rosa - me mira sobre su hombro - es un color muy bonito me dijo la chica del supér, algo así como el rosa de la barbie - entrecierro los ojos - le quedará bien, jefe.

Sale despavorido al verme apretar los puños.

Escuchó un taconeo y al levantar la mirada me encuentro con mi cupido.

- padre - se acerca y me abraza fuerte - he hablado con mamá y me ha comentado que el Desconocido silencioso le ha escrito - se separa y me mira al rostro con una gran sonrisa.

- Desa, tú le habías escrito primero - se encoge de hombros - ¿llegó sola?.

- yo la fui a ver, quería conocer a la hija de su novio - apretó los dientes, odiaba esa palabra "novio"

- ¿por qué querías verla?- Desa sonríe más.

- le ha gustado a Tomasso y sabes bien que él ha sufrido mucho con Cleo - tomó mi vaso y me acercó a mi mini bar.

- Desa, ¿no has pensado en renunciar a lo de cupido? Me llegó un rumor de que Onesimo andaba vendada una mano - ella se acerca a mi.

- ¿dudas de mi? - enarcó una ceja.

- ¿hasta que Onesimo este 10 metros bajo tierra desistiras? - mi hija frunce el ceño y me mira molesta.

- él tuvo la culpa, tomó de la mano a Layna y lo miró Laviana - niego.

- es una egoísta, no le hace caso y no lo deja ser feliz con otra - Desa me mira molesta.

- Layna es para Igor - suelto el aire retenido y la miró.

- si estaban de la mano es por que se gustan Desa - ella niega.

- mi teoría es que esos dos quieren llevar al límite a Igor y Laviana. Ninguno quiere comprometerse.

- por algo será - mi hija enarca una ceja.

- orgullo padre - lleva un mechón de cabello detrás de su oreja - Thanos es un hombre agradable - el vaso de mi bebida queda en el aire. Mi hija me mira con una sonrisa - pero tú eres mi chico favorito papá pero si sigues actuando como Igor te quedarás sin nada - dejó lentamente el vaso en la barra, quiero estrellarlo pero no daría un espectáculo, mi hija era capaz de tomarme de una oreja y obligarme a limpiar el vidrio.

- ¿y como es él? - tengo apoyada mis dos manos en la barra.

- es guapo, cocina riquísimo - apretó los dientes, por que aún yo no sabía cómo hacerlo - y es encantador.

Levantó la mirada y miró a Desa a los ojos.

- aprenderé a cocinar - ella abre la boca en una perfecta 0.

- ¿tú? - entrecierro los ojos - pero... - la interrumpó molestó.

- tú eres cupido, malo pero lo eres - mi hija se cruza de brazos.

- bien, te apoyaré papá, sólo para que veas que lo que uno se propone lo logra - toma mi vaso y lo revisa con el ceño fruncido - ¿por qué estás bebiendo?

- Desa, de vez en cuando lo hago.

- estas estresado, fumas y bebes como loco cuando algo te pasa.

- estoy preocupado pero ya pasará.

- dime, puedo ayudarte - suspiró.

- Aquiles ha vuelto, necesito que tú y Anker no salgan sin guardaespaldas, Andreus debe estar bien protegido.

- Laviana lo cuida junto a Layna - enarcó una ceja.

- sólo a ti se te ocurre ponerlas juntas trabajando. Cualquier día se matan - niega.

- eso tiene Laviana es una orgullosa total, no le hará nada a Layna.

- claro, ¿por qué hacerlo con Layna si poco a poco está despedazando a Onesimo?



Katy Silva

Editado: 26.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar