Desconocido [saga griegos #5]

Capitulo 26

Nicos

¿qué haces aquí? — miré atónito a Tomasso.

— vine a ayudar, Nicolae si está vivo  — negué.

— vete — Tomasso me miró por un instante, luego suspiró.

— no te dejaré, ya tengo edad para tomar decisiones y ya tomé la mía.

— ¡puedes morir!  — yo no lloraba delante de nadie pero está vez no me contuve  — no lo soportaría,  logré sobrevivir a la muerte de Kaia pero otra ya no la soportaría.

Tomasso se me acercó y me abrazó.

— por eso estoy aquí por que yo no soportaría perderte papá, dejé a Anndra en la comisaría y me di cuenta que no podría ir a casa tranquilamente.

— tú madre y Desa están solas  — Tomasso sonrió con burla.

— Desa deja a Alcapone en pañales es una maldita mafiosa, se mueve como pez en el agua en este negocio  — fruncí el ceño ante la emoción de Tomasso.

— lo hemos dejado  — el se encogió de hombros.

— lo sé pero Desa es la antítesis de Kaia, ambas diferentes. Desa tiene madera para enfrentar a quien sea, Kaia era delicada, dulce un ángel.

— lo sé  — sonreí con tristeza al recordar a mi hija  — vamos a vengarla.

Caminamos resueltos hacia la dirección que tomaron mis hermanos.

El recuerdo de mi hija se hizo presente y me dio fuerza para seguir y enfrentarme a ellos... sus asesinos.

Miré a mano cortada y a Tomasso.

— tenemos que separarnos — abracé a mi hijo — te quiero de regreso.

— igual yo te quiero de regreso padre  — seque mis ojos y me acerqué a mi mano derecha, mi amigo.

Nos miramos a los ojos y sonreímos.

— has sido leal a mi, te espero con vida  — mano cortada sonrió  — no sólo eres mi guardaespalda y mi mano derecha. Eres un gran amigo.

— volveré lo prometo  — nos abrazamos y los observé tomar diferentes caminos junto a 3 hombres cada uno.

Avancé silenciosamente y me acerqué a una puerta, miré hacia atrás a mis hombres y asentí.  Uno de ellos avanzó y abrió la puerta de una fuerte patada.

Aquiles estaba de pie frente a Thanos quien ya había recuperado la conciencia. Su mirada se posó en mi y luego en Thanos quien estaba incorporándose en el suelo donde había sido arrojado.

— ¿qué mierda? — sonreí y avance.

Sus hombres estaban apuntando a los mios y los mios a ellos.

— ¿dónde está Nicolae? — avance sin dejar de apuntarlo.

— quieto, si no deseas una bala entre las cejas  — lo miré con burla y seguí avanzando.

— mis hombres son más rápidos que los tuyos así que no seré yo quien reciba la bala.

— no estés tan seguro Nicos o quien putas seas  — Thanos se puso de pie y con suficiencia se acercó hacia mi. Sacudió su camisa negra y sus pantalones a juegos.

Lo miré a los ojos.

— adivina quien es tu hermano  — metí las manos en mis bolsillos, Thanos hizo lo mismo  — está noche pagarás la muerte de Kaia.

Aquiles sonrió y apoyo su peso en su pie derecho mientras nos observaba.

— ¿sabes? Ya sé por qué mueres por Iona, es una delicia en la cama — me quedé de piedra, el maldito deseaba averiguar quién era el verdadero Nicos, respiré profundo y trate de calmarme. Jamás había tocado a Iona,¿pero se había atrevido a tocar a Lissy?

Sentí la tensión emanar del cuerpo de Thanos.

— fue una delicia tenerla en mi cama en cuanto la trajeron.

Thanos avanzó pero lo miré a los ojos, negué. No podía caer en el juego de Aquiles.

— ¿crees que no sé que Iona no está aquí?

El frunció el ceño.

— bien, no eres tan tonto como pensé.

— está noche Aquiles pagarás tu mal gobierno.

Tomasso

Me sorprendí al ver a mano cortada en el suelo, sentí la furia al ver al hombre ante él sacar su cuchillo y levantar su cabeza del cabello.

— morirás maldito  — la furia me embargo al notar que iba a cortar su cuello.

— ¡alto ahí! — apoyé mi arma en su espalda  — tiralo  — el cuchillo rodo en el suelo, mano cortada se levantó y lo sujetó.

Caminé hacia él y miré su rostro, al fin tenía ante mi a tío Nicolae, el hombre malvado, que deseaba cortar el cuello de mano cortada para hacer más dolorosa su muerte.

— vaya, el sucesor de Nicos  — me miró con burla  — tú y tu padre morirán está noche.

— no lo creo  — con furia le solté un golpe en el estómago a Nicolae — mataste a Kaia y lo pagarás, suéltalo mano cortada.



Katy Silva

#426 en Novela romántica

En el texto hay: accion amor mafia

Editado: 26.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar