Destinados al mismo camino

13.

Ethan.

Ahí estaba ella, caminando hacia mi. Se ve tan despreocupada, como si no le importara nada. Como si hubiera llorado tanto y ya estuviera cansada. No me doy cuenta que me quedo mirándola fijamente, Hasta que mi amigo me ve burlón y se voltea a verla. Puedo ver en su cara, aunque trate de disimularlo, la sorpresa. No esperaba verlo acá.

Mi amigo se levanta y la ve sonriente. Mientras que ella permanece sin ninguna expresión.

-Un gusto volver a verte, Mi querida Lucia_ Le da un abrazo

Ella después de unos segundos le devuelve el abrazo.

-Es un placer volver a verte, Alonzo_ Dice separándose de el.

Me levanto, y me acerco a ella lentamente. La tomo por sorpresa depositando le un beso en la mejilla.

-Hola_ Trato de reprimir una sonrisa.

Me mira directamente a los ojos_ Hola Ethan.

Le muevo la silla como todo caballero, me agradece y nos disponemos los tres a hablar.

-Entonces, ¿quien es tu abogado?_ Pregunta entrelazando los dedos sobre la mesa.

Con un movimiento de cabeza, apunto a mi amigo.

-Es el_Soy breve. el susodicho solo nos mira sin inmutar palabra.

Asiente lentamente alzando ambas cejas.

-Ok_Pronuncia mirando a Alonzo_ Como debes saber, para crear una empresa acá, se debe seguir una serie de leyes, Al incumplirlas, lleva a una sanción e incluso a el cierre de esta_Este asiente.

Lucia saca unos papeles de su maletín y los coloca encima de la mesa.

-La primera regla o ley como le quieran llamar_Anuncia_ Es; Residir en España de manera legal._ Ambos asentimos eso lo tenemos arreglado_ Vale lo segundo seria; Que la idea de la empresa tenga la capacidad de crear puestos de trabajo y tenga interés económico para España. Saben muy bien que ante todo, debemos ver por los bienes de las personas del estado.

-Si, lo sabemos. Nuestra empresa hotelera, tiene el fin, tanto de ofrecer alojamiento, como el de ofrecer trabajo a las personas que lo necesite_Explico.

-Me parece bien. La tercera vendría siendo; El no tener antecedentes penales los últimos cinco años. Me imagino que no lo tienen ¿no?_ Ambos negamos.

Así continuamos por un gran rato, hablando de leyes y esas cosas. Lucia explicándole a Alonzo todo lo que tenemos que tener en orden. Es muy satisfactorio verla tan distraída y metida en su trabajo, se que siente mi mirada pero no comenta nada. Y muy en el fondo quiero que lo haga.

Se preguntaran están en un restaurante y no comen. Bueno eso era lo que teníamos pensado, pero ella dijo que no tenia apetito y ninguno de los dos quisimos comer hasta no terminar por completo.

-Gracias Lucia, nos haz sido de mucha ayuda_ Agradece Alonzo, y yo concuerdo con el.

-No es nada_Comienza a guardar todo de nuevo_ Fue mas corto de lo pensado, pero eres un gran abogado Alonzo_ Alaga.

Este sonríe arrogante_ No me digas esas cosas que se me sube el ego_ sentencia.

-Solo digo la verdad_ se excusa.

Una vez termina de guardar todo se levanta.

-Fue un placer_me extiende la mano, y se la tomo.

-El placer es mio_ le sonrió.

Me devuelve la sonrisa, y suelta mi mano.

 Sentí un vacío en mi.

- Espero algún día volver a trabajar contigo_ Esta vez se despide de mi amigo.

-Lo mismo digo_Dice este y la abraza, el si tiene coraje para hacerlo.

Cuando esta apunto de tomar camino, las palabras salen por si sola.

-Lucia, espera_ Esta se da vuelta y me mira_ Quería preguntarte algo_esta hace un movimiento con la mano asiéndome saber que continúe_ Un amigo de acá, se esta divorciando_ Alonzo me mira con cara de Ethan que mierdas estas hablando_ y necesita un abogado no se si tu..._ Me interrumpe.

-Con gusto lo hiciera Ethan, pero no es mi es especialidad. Soy Abogada Penalista, tu amigo debe buscar un abogado civil, que lo pueda ayudar_ Comenta.

Asiento derrotado, esta era mi única forma de volverla a tener cerca.

Cuando estoy apunto de contestar, el timbre de un teléfono me interrumpe. Alonzo me lanza una mirada de la que me dice te voy a matar. El teléfono que sonaba era el de lucia, ella al ver el remitente de la llamada frunce el ceño, pero contesta.

-¿Ahora que pasa?_ me sorprende su tono de voz cortante.

La persona del otro lado de la linea, le dice algo que para mis oídos es inaudible.

-En cualquier momento llego_ Responde tajante, y cuelga la llamada.

Nos mira_ Chicos ahora si debo irme_ Su tono de voz sigue igual.

Se nota que quien sea que la llamo la puso de malas.

-Si, ve tranquila_ responde Alonzo, ya que a mi no me salen palabras y lo único que puedo hacer es asentir.

Sin mas se da vuelta y sale del restaurante sin mirar atrás. 

-Su indiferencia me duele_Digo sin quitar la mirada por donde acaba de salir_ Pero me lo merezco muchas veces la trate así, sabiendo que me gustaba, le hacia pensar que me era indiferente.

-Ay amigo, te tiene loco esa mujer_ murmura.

-Jamas a dejado de hacerlo, me tiene loco desde la vez que nos miramos fijamente y me perdí en sus hermosos ojos café. Los cuales son tan adictivos como el café de la mañana, que no puedo dejar de beber, así me dañe_ Confieso.

-Te he perdido amigo mio_ Puedo oír la diversión en su voz._ cuando piensas decirle lo que sientes_ Se cruza de brazos, esta vez su tono de voz es serio.

-No lo se, solo se que, Sucederá en el momento adecuado_ Digo.

-Mas vale que no esperes demasiado, si no la quieres perder como la ultima vez_Recuerda.

Frunzo el ceño.

-Lo se, ya no me lo recuerdes_ murmuro ambas manos en la cara, ya me siento frustrado.

-Solo te digo una cosa, El hombre que no es capaz de dar el primer paso, esta condenado a ver a las mujer de sus sueños con otro_Exclama_ Te lo digo, porque muchas veces te vi en este  mismo estado, de frustración , de no saber que mierda hacer. Y no quiero que vuelvas a caer en lo mismo. Tienes que arriesgarte, la vida es muy corta como para no hacerlo. Si ganas seras feliz, pero si pierdes habrás aprendido. Y no te quedaras con el ¿que hubiera pasado?._Aconseja.



WilMonter

Editado: 24.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar