El Amor Duele

CAPITULO TRES

21/08/2017

“… El amor transforma a muchas personas. Uno puede estar en medio de una depresión, tocando fondo y aparece el amor y la tristeza te parece algo lejano y ajeno. El amor da vuelta a tu mundo, cuando llega nada es lo que era y jamás volverá a ser lo que fue…”

“… El amor te da fuerzas sobre natural, nos vuelve valiente, nos hace invisibles. El amor te abre los ojos, te ayuda a enfrentar tus miedos y te ayuda conocerte. El amor puede curar, rescatarte de la metamorfosis melancólica… El amor es todo lo que se necesita para vivir, es por eso que duele mucho…”

“… El amor es una promesa de dos personas que se aman, que se prometen juntos que tendrán una vida mejor. No basta, ni alcanza la promesa de uno solo, se necesitan las dos promesas. Nada duele más que una promesa de amor incumplida. Por eso cuesta tanto prometer y creer en las promesas de amor…”

“… El amor de mi madre era así. A mis 10 años, mi madre se fue, me dejo esperándole por 5 minutos. Nunca entendí porque. Quería creer que ella volvería, pero nunca volvió. Y mi mejor amigo nunca me dijo la verdad, nunca dijo que  mi madre estaba esperando antes que yo. Las promesas de amor y el amor no son suficiente para mí ahora…”

***

Justo ahora me encontraba en medio de clases.

El profesor pregunto a todos.- ¿Saben cuál es la palabra más hermosa en el mundo?.- dijo.

Algunos respondían… Amor, Esperanza, Dinero… pero ninguna de esas fueron hasta que lo dijo.

- Madre.

Y de pronto toca el timbre. Acomodo mis libros y cuando estoy por salir del aula. Oigo su voz del profesor.

- Simón, no crees que tendrías que entregarlo.- dice detrás de mí.

- Aún no lo he terminado.- respondo.

- Entiendo.- dice.

 Y salgo del aula. Aun no podía entregar el encuadernado que me dieron para escribir el ensayo. El problema era que las palabras eran insuficientes para escribir algo tan sorprendente.

Salí de la escuela y fui directo a casa. Por general era el chico más solitario que vive en Los Ángeles. Cristóbal estudiaba en otra escuela. Cuando llego a casa preparo mis cosas para perderme este fin de semana.

Para darme cuenta mi celular está vibrando.

Llamada entrante Secretario Alex.

A lo cual me limito enseguida a responder.

- Halo.- digo.

- Simón.- dice.

- Si, secretario.

- Su padre quiere que vaya a la junta de empresarios en California a las 12 del mediodía.

- Cómo.- digo alzando mi voz, sorprendido.

- Su hermano estará presente y lo estará esperando. Le enviare la dirección por correo. Hasta pronto.- dice por ultimo.

- Secretario.- logro decir apenas y corto la llamada.

No sabía qué hacer, si gritar o estar feliz porque podré ver a mi hermano después de 3 años. Aunque la verdad mi hermano es la persona más fría de este mundo. Y no sabía cómo lo tomaría mi presencia al estar en esa junta. Pero sentía que estaba en graves problemas. Era una orden de mi padre, y mi hermano sentía que yo era una amenaza para él, que en cualquier momento le quitaría todo.

Pero en verdad a mí no me importan sus acciones de mi padre, ni la mitad del dinero. Solo quiero a mi familia.

Marque varias veces a mi hermano, pero nunca contesto mis llamadas.

Después de unas horas salgo a caminar. Mañana iría a esa dichosa junta, pero me encuentro más nervioso de lo normal. Me dirigía al lugar de siempre, me gustaba estar ahí, porque servían el mejor café y tenía una vista hacia la playa.

Cuando llego, Isabel nota mi presencia y se erige hacia mí.

- Lo mismo de siempre.- digo.

- Ok.- dice ella.

Por última vez intento llamara a mi hermano, pero es en vano.

- Aquí tienes.- dice Isabel.- Feliz Cumpleaños Simón.- dice.

- Gracias.- respondo y ella se va.

- Hey Simón. Feliz Cumpleaños, mi hermano.- grita Cristóbal acercándose a mí.

Nos saludamos chocando nuestros puños.

- Vamos a una fiesta hoy. Verdad.- dice.

- No puedo.- digo.

- Porque es tu día, vamos.- insiste.



El amor Duele

#11663 en Joven Adulto
#33355 en Novela romántica

En el texto hay: dolor, secretos

Editado: 29.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar