El Amortal

Despido en pleno concierto

_ Estás fuera del grupo.

 

Parece que Hancock dejado de sentir soberbia, su rostro cambia completamente, sin más se retira. El grupo finaliza la dinámica del versus, agradecen al público y se retiran entre aplausos.

 

_ ¡Qué has hecho! ¡Esto nunca debió suceder! ¡Maldita sea!

_ Solo he liberado lo más profundo de tus sentimientos, has estado consciente todo el tiempo ¿Ves que lo has cumplido?

_ Solo quería y quiero ser el líder de ese grupo, maldito estúpido ¡Rayos!

 

Él empezó a recordar todos sus actos y hasta donde llegó en ese entonces,  el ente hace una seña para que lo siga, sin dudar Hancock lo sigue, pese a su molestia. En cierto modo confía en él. De repente se da una sorpresa.

 

_ Lo que tanto ha estado en mi mente…  ¡Al fin es real!

_ ¿Dónde estoy?

_ Todos los integrantes tienen que estar separados, tu encargate de traerlos a este mundo, luego te explicaré. Desaparece.

 

Sin entender del todo lo asume como objetivo, además el separarlos como grupo sería una excelente venganza para él, y sobre todo para Luisseeker quien lo humilló frente a todos según él. Pasado el rato empieza a practicar con su instrumento soñado, Luego de unas horas planea lo que es su estrategia mientras sale de ese lugar extraño para él.

 

Lo sucedido en ese día se hace tendencia, todo el entorno conoce a Hancock como ‘’El desterrado’’. Su odio está en aumento, no es para nada agradable. Pues con el instrumento que posee, la leyenda acerca de materializar la música ya no le parece imposible

 

‘’La música transmite sentimientos, estos al ser materializados, pueden influir en tu actuar, es decir, tener el control de la persona’’

 

Se dirige con su amigo el baterista y trata de convencerlo para que lo ayude, este con cierta duda empieza a negarse. Hancock toca una melodía, su amigo está siendo controlado, le inculca emociones negativas para que los transmita hacia los integrantes de la banda, él con los sentimientos acumulados decide apoyar a Hancock a costas de la traición al grupo. Su plan, inducir a su entorno emociones negativas para que ellos por presión del grupo sean manipulables.

 

Y es que tener el control es parte del plan de ese extraño ser. Hancock al dirigirse a él escucha lo siguiente antes de que lo vea: Solo necesito un alma persistente… De nivel mayor, mejor aún al amado de la diosa, lástima que ni él lo sepa _ ¡Rayos!

 

_ Oh… Estás acá, ¿Qué novedades tienes para mí?

 

_ Las mejores, lo planeado está aconteciendo, sugiero paciencia, quieras o no. Quiero tener un grupo a mi mando, ese estúpido me arruinó y quiero vengarme … Sé cómo hacerlo.

 

_ No sobrepases mi confianza, hay peores aconteceres que la misma muerte. En tono amenazante.

 

Hancock se retira. Práctica con su instrumento deseado, cada que sus sentimientos negativos se manifiestan siente que es capaz de generar notas de energía, es más interesante de lo que piensa, ahora su creatividad para vengarse está comenzando a fluir.

 

Las melodías se elevan al cielo materializándose, estas no tienen forma definida pues son controladas por sus sentimientos inseguros, aparte de carecer de control sobre sí mismo para poder contener las notas de energía y sobre todo, controlarlas. Inconscientemente por momentos uno se  imagina a sí mismo haciéndose daño o aconteciendo un accidente, aunque sea por un instante, uno lo piensa, en pocas palabras, por dichos pensamientos y la falta de control podrías causar tu propia muerte.

 

Se oye un grito de dolor, al culminar su canción, se dirige a un cuarto pese a lo lastimado que esta… Los pisos rodeados de sangre, se le aprecia a Hancock con la ropa desgarrada. Aparece el ente

 

_ Idiota, cuida tus manos, necesitas tener el control de tus pensamientos… Él entendió el mensaje y se desmayó. Pese a ello fue socorrido por dicho ente.

 

_ Estúpido mortal



Luisseeker

Editado: 29.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar