El contrato de la mafia

Capitulo 2 - Por fin se donde estas Nicolle

Liam

Me despierto por el sonido de unos gemidos, debe ser Sam seguro trajo a Melisa de nuevo, joder y yo que estaba soñando otra vez con esa chica linda de ojos castaños siempre la veo en mis sueños, me siento en la cama siento un dolor en mi mejilla y no se porque, soy Liam Ackles, empresario de dia y de noche un mafioso, cabello castaño oscuro, ojos verdes a veces son claros y a veces son oscuros, tengo un hermano Sam Ackles, el es divertido a veces, muy mujeriego aunque quiere a su novia, tiene el cabello largo siempre lo anda asi.

Y ahora debe estar teniendo sexo mañanero, asi seria yo si no tuviera que mantenerme ''Puro'' para casarme con una chica que ni siquiera se si existe, mi padre ante de morir hizo un trato con un amigo de la familia creo que su nombre es Aiden Morillo, en fin el trato era que yo como hijo mayor me casara con la hija mayor de Aiden Morillo pero esa niña desaparecio al momento de nacer, osea que la mama de su hija se la llevo.

Aiden a buscado a esa mujer y a su hija desde hace 16 anos justo ayer se cumplieron los 16 años, si Aiden no encuentra a su hija ya que el esta enfermo, sus empresas y sus propiedades no tendran a alguien que se quede a guiarlas por Aiden, eso seria un caos.

Y pues yo tambien he buscado a esa niña por todo estados unidos y nunca la encontre, solo se que se llama Nicolle pero ¿Cuantas Nicolle no hay en el mundo? Millones, seguro ayer cumplio los 16, mi padre y el padre de Nicolle son unos idiotas digo 10 años le llevo a esa chica, si exacto tengo 26.

Me levanto de la cama y me dirigo a el baño, hago mis necesidades y luego me visto con una camisa negra, pantalones azules y zapatos negros, salgo de mi habitacion y veo a lucy que va directo a arreglar mi habitacion.

— Buenos dias señor Liam-dice

— Buenos dias Lucy-digo

Camino a el comedor, se me olvido decir que los gemidos pararon, al entrar al comedor me encuentro a Melisa en el regazo de Sam.

— Sammy-digo

— Lia-dice

— No me digas Lia, buenos dias Melisa-digo

— Buenos dias Liam ¿Como amaneciste?-dice Melisa

— Bien gracias, Sam tenemos que hablar sobre la escuela-digo

— ¿Otra vez? Liam te dije que no quiero ir a la escuela-dice Sam

— Pues no se trata de lo que tu quieras, debes ir a la escuela para que aprendas y algun dia poder manejar unas de las empresas de papa, yo necesito tu ayuda-digo

— Bueno pues, te hare ese favor-dice

— Gracias y Melisa trata por favor de no gritar tanto, me despertaste-digo

Sus mejillas se tornaron de un rojo carmesin muy fuerte, yo me sente y vinieron algunas sirvientas a dejarnos el desayuno, tostadas, tocino y jugo de naraja, perfecto no puedo comer todo porque se me hara tarde para ir a visitar a Aiden, doy unas cuantas mordidas a las tostadas y tomo un poco de jugo y me levanto.

— Nos vemos despues, debo ir a visitar a Aiden-digo

— Le manda saludos de mi parte-dice Sam

— Ok, cuidate Sammy-digo

— Tu tambien Lia-dice

— Idiota-digo

Salgo de el comedor y me dirigo a la salida, afuera me espera Mario con el carro listo.

— ¿A donde señor Liam?-dice

— Vamos a el hospital donde esta Aiden-digo

— Si señor-dice

Entro al carro y me siento en la parte trasera y Mario en la parte de el piloto, saco mi telefono de mi bolsillo mientras el carro aranca, me llega un mensaje de Margarita, ella esta loca, ella quiere que rompa el contrato que me olvide de Nicolle pero es que desde que yo vi a esa niña en el hospital el dia que nacio me enamore totalmente de ella.

Literal y me dolio cuando desaparecio de un dia para otro pero no por eso rompere el contrato que mi padre y Aiden hicieron, no se en que momento pero el carro se detiene, supongo que no habia mucho trafico ademas este hospital queda cerca de mi casa.

Mario estaciona, se baja y me abre la puerta, yo bajo y enfrente de mi se encuentra el hospital donde esta instalado Aiden porque esta enfermo de diabetes y tal vez tendria cura si la hubieramos detectado a tiempo pero el doctor dice que no la tiene porque ya lleva mucho con eso, camino hacia las puertas de el hospital y Mario va atras de mi vigilando la zona.

Digo no todos los dias el rey de la mafia esta en un hospital y debil, no me sorprenderia que esto estaria infectado de guardias, Mario me abre las puertas y al entrar todas las mujeres presentes se me quedan mirando, recuerdo que Sam le llama a eso ''Encanto Ackles'' si no fuera mi hermano pensaria que esta loco.

Me dirigo a la habitaciond donde esta Aiden ya que no es la primera vez que vengo, doblo a la izquierda y sigo derecho hasta que vuelvo a doblar a la izquierda y abro la primera puerta, ahi se encuentra Aiden en cama, el al verme intenta sonreir pero le sale como una mueca.

— Hola Aiden ¿Como estas?-digo

— Peor que ayer pero me alegra que vengas a visitarme, me pone mas contento que no te olvides de este viejo-dice

— No digas eso que yo nunca me olvidare de ti Aiden, tu me protegiste a mi y a Sam cuando papa murio-digo

— Si todavia lo recuerdo, estabas tan triste y los demas solo pensaban en matarlos para su propio beneficio y yo...-toce un poco- no me iba a quedar de brazos cruzados viendo como mataban a los hijos de quien fue mi mejor amigo-dice

— Gracias Aiden por todo-digo

— No digas tonterias y ven te tengo una buena...-vuelve a tocer- Noticia-dice

Yo me siento en una silla al lado de la cama, el me hace señas para que me acerque mas y como desobedecerlo me acerco mas a el y me sonrie como puede.



Yasmin Morillo (Lucy1351)

#8670 en Joven Adulto
#22904 en Novela romántica

En el texto hay: amor, joven adulto, amor mafia venganza

Editado: 25.08.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar