El Egocentrista

Nacimos para estar Juntos

Al día siguiente Tamara llegó muy temprano al departamento de Ximena, cuando esta le abrió aún estaba en pijama. Al inicio Benítez dudo en ir, por lo ocurrido el día anterior, pero después de un rato de pensarlo le dio lo mismo, pues en una de sus tantas pláticas con Pardo e incluso Zohe estaban allí, en una de las pijamadas, la chica contó un incidente parecido con Louis, la recordó muerta de vergüenza al relatarlo, así que con ese pensar llegó hasta la puerta de una de sus amigas.

- Buenos días, Ximena, disculpa por despertarte, aunque son más de las nueve.
- Buenos días, pasa y lo sé, pero es que tenía mucho sueño.

- Vine porque quería contarte que anoche hablé con Zohe y pues creo que sirvió de algo, quizá hoy hable con Marck.

- ¿Enserio? ¡Qué bueno!

- Sí, por eso vine. Porque​ pensé que podíamos llevar a ambos al parque, primero a Marck y después a Zohe, nosotros desaparecemos y que ellos hablen.

- Me parece una genial idea, hay que ayudarles —soltó contenta Ximena— espera, me iré a bañar para ir donde los chicos.

Una hora después estaban tocando a la puerta de los jóvenes, casi al instante les abrieron haciéndolas pasar.

- Hola, muy buenos días —saludó Tamara.

- Buenos días chicas —soltaron ellos.

- El motivo de hoy, es ayudar a la reconciliación de nuestros amigos.

- ¿Cómo? —interrogó Louis incrédulo.

- Sí, tenemos un plan —comentó Ximena.

Así le contaron su idea a los muchachos que no se miraban muy convencidos, pero al final irían con las chicas. Juntos fueron hasta la puerta de Chamorro, tocaron un par de veces, pero no percibieron​ respuesta.

- Yo diría que entremos —sugirió Henri.

- ¿Estás seguro? —preguntó Louis.

- Apoyamos a Henri —corearon las jóvenes.

Con esa decisión abrieron la puerta, pero la sala, así como la cocina estaban desoladas, buscaron en varios sitios, el único que faltaba era su habitación.

- ¿Será que sigue dormido? —cuestionó Prego.

- Vamos a ver, de todas maneras, Marck duerme en pijama.

- Los tres lo hacemos.

- Sí, vamos.
Excediendo su confianza, las cuatro personas se dirigieron a la habitación, al pasar el umbral se quedaron pasmados de vergüenza, viendo aquel cuadro. Zohe y Marck estaban juntos en la cama, pero totalmente vestidos, se notaban con tanta tranquilidad, muy abrazaditos, durmiendo plácidamente. Los intrusos iban a retroceder, pero ante la impresión, Tamara​, no pudo evitar sacar un sonido de asombro.

- ¡Ah Caramba!

La voz despertó a los durmientes, que se asustaron al ver al grupo en la habitación. Zohe se sentó deprisa, roja como un tomate y empezó a hablar un poco alterada, en tanto Chamorro se enderezaba con cautela.

- No hicimos nada, no hicimos nada, no hicimos nada —repitió muchas veces, sentía como su cuerpo temblaba ante la situación.

Ximena y Tamara se percataron del ataque de nervios que le estaba dando a su amiga, al ser descubierta reconciliada y durmiendo con su novio, aunque a leguas se notaba que ellos no habían hecho más que dormir; sin embargo, al verla tan alterada, asustó a sus amigas. Ximena corrió hacia ella, mientras Tamara fue en busca de agua.

- Amiga cálmate —decía Pardo— no es nada, al contrario, perdonamos por ser tan imprudentes y confianzudos...  Ambos.

Marck miraba con reproche a sus amigos, habían excedido un límite, con la mirada ellos le pedían disculpas. Tamara llevó el vaso con agua pasándolo a Zúñiga, la cual tomó bebiendo un poco, pero su actitud nerviosa no parecía pasar, al parecer la situación anterior la había dejado bastante vulnerable.

- Zohe trata de calmarte —pidió Tamara.

- Sí amor, te va a hacer daño —inquirió Marck empezándose a preocupar.

- Yo... yo... —la joven no lograba acabar una frase.

- Zohe, escucha —habló una vez más Tamara— esto, no es nada malo, al contrario, me siento feliz al ver que se reconciliaron y por lo demás no te preocupes.

- No hicimos nada —repitió.

- Lo sabemos, pero tranquilízate. Además, aunque no, no importa.

- ¡Tamara, no!



Katherine G. Alaniz

#2473 en Novela romántica
#870 en Otros

En el texto hay: romance, dolor y amor, lazos de amistad

Editado: 31.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar