El Final Del Cuento De Hadas

16

Las palabras pueden pintar un cuadro. Y yo lo descubrí con él

Sentí como Caleb dejó de caminar, y acto seguido me bajó de su hombro. No le dí tiempo a reaccionar que ya estaba golpeándolo en el pecho 

—Eres un estúpido, ¿qué te sucede? ¿Por qué carajos hiciste todo eso?—dije mientras seguía golpeándolo 

Él empezó a reírse, me agarro de las muñecas y me atrajo hacía él para luego darme un beso en la frente. Me separé bruscamente de él y estaba por decirle un par de palabrotas, hasta que escuche una carcajada que provenía de atrás mio. Me giré, y no podía creer lo que estaba haciendo 

—¡SORPRESA!—gritaron todos los que se encontraban ahí 

No, no, no. Que alguien me mate. Que vergüenza. Que show acabo de dar y por estúpida. 

Me agarré la cara con ambas manos sorprendida y me giré hacía Caleb quién me miraba con una sonrisa burlona y una ceja levantada. No le di tiempo a reaccionar que me tire a sus brazos y le di un beso lleno de agradecimiento 

—Gracias—dije una vez que me separé de él 

—Vamos a saludar—entrelazo nuestras manos y me llevo hasta el gentío 

Llegamos hasta Patrick y Aurora. El primero en venir a saludarme, fue Brad quién vino corriendo, me agache hasta su altura para poder abrazarlo y luego lo alcé y lo llené de besos 

—Hola mi amor hermoso—dije dándole un beso en la mejilla 

—Feli cumplaño Sadita—dijo Brad y me dio un beso en la mejilla. No era mi cumpleaños, pero claro, era una fiesta por mi cumpleaños. Por suerte sus tres años de edad, ya no me costaba tanto entenderle 

—Gracias bombón 

—Hola amiga, pero que guapa estas—dijo Aurora dándome un semi abrazo con su hijo en medio 

—Hola. Gracias, pero tu no te quedas atrás eh—le sonreí 

Patrick se seguía riendo por lo de hace unos minutos, hasta que vio mi cara de pocos amigos que decidió dejar de reír 

—Hola Sarah, que bella estás—se acercó a mi y me dio un beso en la mejilla 

—Lo sé idiota. Ahora, sostén a éste bombón, que por cierto salió igual a la madre y que gracias a dios no tiene nada de igual a ti, que yo iré a saludar a las demás personas—Le pasé a Brad, y entrelace mis dedos con los de Caleb quien hablaba con Aurora—Por cierto, ¿y Fran?—pregunté viendo a todos lados 

—Con los hijos de tu jefa—me dijo Patrick antes de girar los ojos. Me reí 

Guíe a Caleb hasta las personas que se encontraban aquí. Lauren mi jefa, junto con su esposo. Algunas compañeras del trabajo. Mi mamá, mis tías y tíos, mis primos y primas juntos con sus esposos e hijos. Algunas amigas de la universidad. Un par de amigos de Caleb. 

—¡Hermano!—dijo el mejor amigo de Caleb caminando hacia nosotros 

—James—dijo Caleb soltando mi mano para darle un abrazo—¿Cómo estás?—volvió a entrelazar nuestros dedos 

—Muy bien, y por lo que veo, tu estas mejor. Hola Sarita, que hermosa estás—me agarro la mano y me hizo dar una vuelta 

—Ey ey ey, muy hermosa, pero es mi novia. Que no se te olvide—dijo Caleb abrazándome por la cintura 

—Lo sé Caleb, tranquilo. Si la veo como una hermanita—se rió James 

—Hola James, y por cierto, gracias—me reí—y también, gracias por prestar tu casa para hacer esta fiesta sorpresa 

—No agradezcas, me caes tan bien como para aceptar que el tonto enamorado de mi mejor amigo haga todas estas cosas en mi casa—me sonrió y le devolví la sonrisa 

—Bueno, vamos a sentarnos para que empiecen a servirnos y así empezamos a cenar—dijo Caleb 

—Claro. Luego hablamos James—le sonreí y éste me devolvió la sonrisa 

Llegamos a una mesa dónde ya se encontraban Patrick, Fran, Aurora con Brad y nos sentamos ahí. Acto seguido llegaron algunos mozos y empezaron a servirnos la comida. 

Estábamos terminando el postre, que por cierto era helado, cuando Caleb se levantó de su asiento y luego se agachó hasta la altura de mi oído

—Ya vuelvo—me dio un beso en la frente y lo vi irse adentro de la casa

Seguimos comiendo nuestro postre, y Patrick habló

—Amo que tu cumpleaños sea en verano. Puedo comer todo el helado que quiera—dijo Patrick terminando su copa de helado. Aurora soltó una carcajada

—No sé qué hablas, si haga frío o calor tu comes helado igual—todos en la mesa nos reímos
Fran se levantó de su asiento, y se acercó a mi

—Ven ma, acompáñame. Con Caleb te tenemos una sorpresa—me sonrió

Me levanté de mi lugar y ella me agarro de la mano, antes de empezar a caminar se giró hasta Patrick 

—Papá, ¿podrías llevarme una silla, por favor?—preguntó con su cara de manipulación 

—Claro princesa, ¿pero a dónde?—dijo él mientras se levantaba de su asiento 

—Tú sólo síguenos 

Acto seguido ella empezó a caminar, y llegamos al centro de todas las mesas, de todas las personas. Me giré para ver a todos, intentando entender. Patrick coloco la silla en donde Fran le pidió. 

A unos cuantos metros de nosotras, habían unos chicos acomodando algunos cables. Pero sabía que eso era del Dj, hasta que vi que empezaron acomodar un micrófono y una banqueta delante de éste 

—Siéntate aquí ma, y disfruta todo esto, ¿si?—Fran me dio un beso en la mejilla antes de irse 

Me giré hacía la mesa dónde me encontraba hace unos minutos, y mire a Patrick y a Aurora buscando alguna explicación, pero ambos me miraron también sin entender. Todos empezaron a aplaudir, así que mire a mi frente, y ahí se encontraba Caleb. Tan guapo, tan perfecto como siempre 

Se sentó en la banqueta, y golpeó el micrófono 

—Hola, ¿se escucha?—dijo a través de este 

—¡SI!—gritaron todos a unísono a mi espalda 

—Bien, ésta es parte de toda esta sorpresa para Sarah—dijo viendo al público, para luego posar sus ojos en mi—Mi amor, no seré pelirrojo como Ed Sheeran y no cantaré como él, y por cierto, también se que si él estuviera aquí, por cantarte la canción que estoy por cantar, me terminas y te vas con él—todos rieron, hasta yo—pero es el intento más grande que estoy haciendo, y siempre dicen que, lo que cuenta es la intención ¿no?—se rió—por favor no se rían, sean buenos, hace miles no hago esto, como también hace miles que no toco la guitarra. Además, mi amor, gente que está presente en éste momento, ¿saben de difícil que fue elegir una canción, para una mujer que le fascinan TODAS las canciones? O sea, si tuviera una sola canción favorita se me hubiera hecho muchísimo más fácil, pero no, ésta mujercita de aquí tiene como mil canciones favoritas. En fin, agradezco a su hija Fran, que me ayudó a elegirla. Si no es tu canción favorita, la culpa es de ella—lo mire con una sonrisa y me reí para luego negar con la cabeza, por qué era cierto—No, no, va.. Si no es tu canción favorita no me interesa mucho la verdad, porque para mi es la indicada para este preciso momento. Okay, aquí vamos. Sara, esto es para ti.. 

Y empezó a tocar la guitarra, apenas empezaron algunos acordes y reconocí la canción, era Perfect de Ed Sheeran. 

Admito que no lo hacía mal, antes ya me había tocado la guitarra como también cantado. Pero hace mucho no me cantaba una canción entera. Esto me trajo recuerdos a cuando me pidió que fuera su novia, y como en ese momento, cuando escuché su voz, el mundo desapareció y no me pude concentrar en otra cosa que no sea él



Ligthblue23

#7156 en Joven Adulto
#5330 en Thriller
#3007 en Misterio

En el texto hay: romance, misterio y drama, dolor y odio

Editado: 15.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar