El infierno de Lilith | B

III

⭐ Un voto se agradece, puedes dejarlo ahora, para que no te olvides.
🖋️Y un comentario también.

.

.

.

-Nunca formes lazos con nadie cuando te enviemos a ese lugar, debes sobrevivir por tu cuenta-las exigencias seguían saliendo de su boca con tonos más amenazantes. Sabía que nada sería color de rosas al comienzo, pero no era capaz de imaginar qué tan horrible era aquel lugar creado por personas con trastornos y enfermedades mentales, la mayoría generados por pacientes que habían pasado por algún trauma, o simplemente por aquellos que para mí era más fácil describir como monstruos. Tampoco comprendía qué quería decir con formar "lazos", pues Rose me había dicho que debía estar sola, ya que mi caso sería diferente debido al tiempo y situación de este. Entre dudas e hipótesis, pensé que se refería a aquellos pacientes que hacía tiempo que estaban en el centro <<¿Quiere decir que podría encontrarme con ellos?>>-Evitaremos que tengas contacto con ciertos pacientes, pero si lo tienes, debes alejarte lo antes posible, si no será perjudicial para ellos.

-Pero, ¿si los encuentro por casualidad?-dudé al preguntar, pero temía cometer algún error que me generara consecuencias.

-Solo aléjate de ellos, nosotros no podemos actuar tan rápido como quisiéramos, toma meses el construir nuevos escenarios, y re-estructurar la mente de todos. Para ellos puede ser un día o un año, dependerá de lo que decidamos o cómo se adaptará su mente-quise recriminarle, aclarando que no era parte del plan, mis labios se separaron para hablar, pero ella volvió a interrumpirme. Sabía que muchas veces la llevaba a su límite de paciencia, y que después de todo no tenía que exigir tanto cuando para mí era un regalo el volver a ver a mi familia cuales fueran las reglas -No lo haré contigo, no alteraré tu memoria, pero habrá cosas que olvidarás, pueden generarse demasiada información y mezclarse con la realidad, y eso provocar que surjan efectos que no tienes y por eso debemos evitarlo. Será algo así como una "barrera", que te permita reconocer como ahora lo haces. Tu sentido de la realidad simplemente se acentuará más, es una ayuda para ti. Sabrás dónde estarás cuando pases las pruebas, y luego de eso, cuando estés con tu familia. Lo prometí, no podemos hacerte olvidar, pero el tener un registro tan pesado en tu consciente podría afectarte negativamente, algo debemos hacer.

-¿Entonces qué harán exactamente con esa barrera?

-Solo será algo como un filtro, obviamente no será como si tuvieras memoria fotográfica, donde recodarías absolutamente todo, cada detalle. Al contrario, el filtro permitirá que lo crucial o lo que tu mente quiera guardar llegue, pero en fragmentos, tal vez a través de sueños, también se puede generar alguna interrelación con alguna palabra, o algún estímulo externo que recibas con el tacto u oído que suelen ser los más fuertes.

Entendí perfectamente aquella información que Rose me había proporcionado en el momento en que lo vi. Cuando había oído su voz pasé por alto esa familiaridad que me había generado, y frente a lo que ocurría, ni si quiera pude detenerme por un segundo a procesar con totalidad lo que me rodeaba. Pero ahora lo tenía frente a mí una vez más, ciertos sentimientos que había superado, volvieron con fuerza como un torrente que me dejó desequilibrada por completo.

Me había desprendido de él con una facilidad que incluso me había parecido cruel, yo no era así, pero lo había aceptado con los brazos abiertos porque sabía que él era efímero, y lo que ganaría aceptando que era una ilusión, sería más importante. Después de todo, supe desde el inicio que nos separaríamos, que jamás lo volvería a ver. Fue fácil enterrarlo en lo más profundo de mi corazón, porque otras personas lo ocupaban completamente.

Ese silencio profundo, incómodo, se hizo presente en la habitación, y de repente, parecía que el aire había desaparecido, que el poco oxígeno aún había en mis pulmones se negaba a salir. Mi corazón palpitó con una fuerza contra mi pecho.

<<Debe ser una estúpida broma>>

Lo miré en silencio mientras me observaba, se acercaba a mí, fueron lentos sus pasos a medida que avanzaba. Supe que no era capaz de reconocerme, y eso a una parte de mí le entristeció. Olvidar. Así era la vida, cuando perdías a alguien que amabas, acababas por olvidar gran parte de ella, la forma en que un hoyuelo aparecía cada vez que sonreía con malicia como sucedía con Noah; el aroma suave, y dulce que desprendía de la piel de mi madre cada vez que la abrazabas; la callosidad de las manos de mi padre cuando acariciaba mis mejillas como una niña.

Esa nueva sensación de vacío, de soledad, atrajeron un enorme nudo en mi garganta que pesaba de tal forma que ya no quería hablar, no quería discutir. Mis ojos se aguaron, sin poder apartar la mirada de aquel hombre que me había protegido; me había resguardado entre sus brazos a pesar de lo frío que parecía; recordé la suavidad de sus labios contra los míos, aquella mirada oscura que se había llenado de lágrimas, esos sollozos que se escapaban de su boca con una impotencia y tristeza cuando hablábamos, y compartíamos el mismo dolor. Él había disminuido gran parte de la melancolía.

Era eso recordar, lidiar con una acumulación de emociones y sentimientos que a veces eran imposibles de tolerar, pero que a fin de cuentas era lo único que te quedaba.

<<Lilith, por favor, no es el momento. Solo toma tu basura, y cálmate>>

Limpié la humedad que se había acumulado en mis párpados inferiores, tomé varias respiraciones manteniendo la calma, aun cuando quería salir corriendo de allí. Despertar antes de tiempo había sido lo último que pensé que podía suceder, pero verlo a él, era simplemente irreal.

Moví las mantas a un lado, cierta calidez que se albergaba debido a esta se esfumó, dejando un sensación de vacío en mi regazo, y piernas. Cuando terminó de recorrer la habitación, con aquellos ojos llenos de molestia, miré en dirección de la puerta.



Lourdes Benitez

#6618 en Novela romántica
#1400 en Thriller
#771 en Misterio

En el texto hay: tecnologia, amor, psicologia

Editado: 26.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar