El marido de mi hermana

Capitulo 8 y 9

El marido de mi hermana  
capitulo  8 

— Vanesa:   alexia me dijo mamá  que llegaste muy pensativa,  pasa algo ¿reprobaste la materia?  ¿puedo ayudarte en algo?  

— Alexia:  no pasa nada  tranquila solo estoy cansada,  en el examen creo me fue bien,  con tu explicación y la de Luis,  creo entendí todo 


—  Vanesa: ¿ segura, que solo es cansancio? Puedes confiar en mi. Yo se que no hablamos mucho por mi trabajo,  pero igual me preocupo por ti,  sabes que te quiero 



— Alexia:   Gracias Vanesa,  no te preocupes ya se me pasara, yo también te quiero    

—  Vanesa: ya se, es un chico  ¿Cierto?   Eso es lo que te tiene así o me equivocó — me quede en silencio unos segundos  


— Alexia:  verás,  si hay un chico que me gusta,  pero creo es imposible  




— Vanesa: ¿ por qué ?  es  casado,  comprometido,  es mayor que tú  


— Alexia: no  para nada,  es muy guapo, no se fijaría en mi— obvio no le conté de  mi obsesión por él — Por eso digo que  es imposible  


— Vanesa:  animo,  tú  eres hermosa cualquier hombre estaría dichoso de tenerte,  mas tonto él ,  se lo perdería,  animo hermana,  nada pierdes con arriesgarte, inténtalo— Sonrió,  salió de mi cuarto 


— Alexia: ¡ Vanesa ! —grite — que esto quede entre Nosotras  

—Vanesa:   tranquila de aquí no sale,  suerte con ese chico,  me cuentas 



Admito que sus palabras me animaron mucho. Ella tenia razón ,  nada perdería con intentarlo, así trascurrieron los días,  entre mi casa al colé,  exámenes finales 



— Laura:  alexia sacaste  muy buena nota en matemáticas,  creo la inducción oral que te dio Luís te sirvió mucho — lo dijo con doble sentido 

 
— Alexia:   no pues tan chistosita, la que debe estudiar mas eres tú  si no quieres quedarte repitiendo año 


— Laura:   no digas eso ni de broma,  estas loca, cambiado un poco de tema preparada para mañana,  para conocer a tu cuñado  


— Alexia:  debe ser un simple desarreglado,  con lentes y suéter como los que le gustan a Vanesa,    nada del otro mundo,  todos sus novios han sido así ¿vendrás   mañana?  ¿ no me dejaras sola?  que pereza ver a todos  en una gran cena por la pedida de mano de mi hermana 


—Laura:  Ay no alexia,  perdón pero eso es algo muy intimo   sobro yo,  es solo la familia algo muy privado,  ya cuando anuncien oficialmente el compromiso ahí si estaré, esa fiesta no me la pierdo — sonrió  



— Laura: por favor, tú  eres parte de mi familia eres mi mejor amiga, ok 


— Laura: si bobita lo sé ,  pero ya te dije que no y punto 

Seguimos camino a casa,  pasando por el  frente del  gimnasio,  cómo   siempre pero tampoco estaba hoy,   porque no a vuelto me pregunte,  esta semana no le he  visto. ¡Ay no!  ¿Sera que no volverá? No volveré a verle,  pensar en eso me destroza, Seguí caminando hasta llegar a casa 


— Mamá: hija por fin llegaste,  tenemos tanto para hacer,  recuerdas mañana viene el novio de tu hermana a pedir su mano,  que emoción  tan grande 


— Alexia:  aja,   tampoco es la gran cosa 

— Mamá:  ¡ alexia  por favor!  Muestra mas respeto por la felicidad de tú  hermana,  hoy es ella   mañana serás tú ,  ya te veré toda enamorada cuanto encuentres tu otra mitad,   ilusionada como lo esta Vanesa, el matrimonio es algo muy cerio 



— Alexia:  mamá ,  perdón,   no he dicho nada— él   hombre con el que sueño,  tal ves nunca será mío,  incluso ni se si lo volveré  haber  



—Mamá:  alexia,  te has quedado callada que pasa, ¿no estas feliz por tu hermana?  Andas como en la luna niña 

 
—  Mamá:   si, estoy feliz,  ya mejor vamos te ayudo,  hay mucho por hacer, ¡recuerdas!  


Pusimos en marcha todo para el tan esperado día, la verdad también sentía  curiosidad por conocer a mi futuro cuñado,  pues mi hermana se veía tan enamorada, debía estarlo para decidir casarse, mas ella que es tan entregada a su trabajo, en fin.  



— Mamá:  alexia tengo una idea,  porque no aprovechar el días de la ceremonia de tu grado para celebrar de una vez el compromiso de tu hermana,  seria fiesta doble,  ¿que dices?   


— Alexia:    no sé,    mamá eso debes hablarlos con ellos,  haber si están de acuerdo 

Le ayude a mamá  con los preparativos  para mañana,  luego salí,  me dirigía al centro comercial,  quería comprarme un lindo vestido para la ocasión,   conoceré  a mi cuñado feíto,  debo estar presentable, sonreí. Empecé a buscar en todas las tiendas,   justo en frente de mi, ¡Ay no!  Es él,   Lo tenía justo en frente,  él  hombre    de mis sueños,  tranquila respira,  no  pasa nada,  decía yo en vos baja,  pero obviamente me temblaba todo,  no sabia como mantenerme en pie,  mis piernas parecían gelatina,  Suspire tome aire dije tranquila, Oh  no!  Ahí  viene,  seguí casual tratando de disimular me pare con la frente en alto como si nada,  estaba pasando por mi lado  sin ni siquiera mirarme, no me miro   eso si me dejo helada, sentí  una tristeza  tan grande,  ¿pero que se cree?  Acaso soy  tan poca cosa para su gusto  que  ni  me miro,  miles de cosas pasaron por mi....  

Continuara....  
 Aurora ; patricia López  

Medellín Colombia

 

 

El marido de mi hermana  


Capitulo  9  



Salí directo para mi casa entre  seguí para mi cuarto no quería ver a nadie, ni siquiera quise cenar,  en verdad eso me estaba doliendo mas de lo que imagine,   pero como hago,  para que solo se de cuenta que existo. Creo es mejor olvidarme de él ,   no quiero salir perjudicada esto se esta saliendo de mis  manos. Al día siguiente me levante  muy temprano ayudarle a mamá,  ya todo estaba listo 



— Vanesa: ¡alexia ven por favor,  vamos a mi cuarto  quiero  que me ayudes a escoger que ponerme, quiero estar radiante.  


— Alexia: calma,  vamos, al fin lo que te pongas te va quedar lindo, relájate ya lo tienes lo quitó,  mira que venir a pedir tu mano a casa de los suegros mucho valor — solté una risita 


— Vanesa:  alexia no es chistoso,  que tal  me queda  este  





Así   seguimos hasta que llego la hora,  me puse un vestido negro ceñido  hasta la  rodilla,  me maquille y solté mi cabello,  al fin para que estar tan presentable, todos sentados en la sala esperando la visita,  yo estaba dando la espalda a la puerta,  jugando con mi teléfono, sonó el timbre,  mi hermana grito 


— Vanesa:   es él,  mamá  estoy bien  


— Mamá: calma amor estas divina—Yo seguía en lo mío no me  interesaba ni voltear, se abrió la puerta y escuche  

— buenas tarde señor y señora Macías,  un gusto en conocerles,  mi nombre es Alan Mendoza,  es un placer para mi estar en su casa 


— Papá:  bienvenido, el gusto es todo nuestro 


— Vanesa: amor ella es mi hermanita alexia — Alexia,  escuche mi nombre, esa vos,  donde la he oído, me quede inmóvil tratando de recordar cuando volví a escuchar 

— Alan:   alexia  es un gusto para mi conocerte 



Gire vi su mano extendida  estire mi mano y levante la mirada, quede paralizaba,  sentí como si un baldado de agua fría callera  en mi,  un nudo se hizo en mi garganta,  no podía ni hablar,   era él,  él  hombre de mis sueños, ese cuerpo escultural vestido tan elegante,   olía tan delicioso,  esos ojos color miel,  esos tatuajes   que sobresalían de sus manos,   estaba parado frente a mi, sujetando mi mano,  presentándose como el novio de mi hermana, maldito destino tan cruel,  que injusticia,  por dios, sentí morir, entre los dientes,  respondí 

— Alexia:   ¡un gusto!  




No pude decir nada mas las palabras no salían de mi boca solo quería salir corriendo de ahí en ese instante. Estaba paralizaba, en shock!   sintiendo algo que jamás sentí algo tan fuerte que oprimía mi pecho,  hasta me dolía  respirar 


 
— Mamá: bueno Alan Bienvenido a mi casa, pasemos no nos quedemos aquí parados,  pasemos a la sala— todos siguieron  a la sala   mientras yo seguía inmóvil,  alguien susurro a mi oído 


— Vanesa: ¡ que tal hermanita,  mi novio ñoño! — sonrió — ¿Feo cierto?   

me quede ahí ,  solo quería desaparecer,  es injusto porque con ella ¿Por qué? Me hice  esa pregunta en mi cabeza miles de veces,  mientras todos hablaban yo me quede ahí  como si el tiempo se hubiese detenido. Maldito destino cruel,  ¿que le gusto de ella? tan simple que es,  como él  se fijo en ella,  si ese nunca había  sido su tipo de hombre, ¡por Dios !    Son tantas preguntas 


— Alan: ¿ alexia,  así te llamas verdad? — ¡Ay no!  mi nombre en su boca me hizo aterrizar en mi  



— Alexia:   eh, si ese es mi nombre —Con la voz entrecortada  



— Alan:  me dijo Vanesa que te falta poco para graduarte— ese maldito nudo en mi garganta quería llorar 



— Alexia: si,   me falta tres meses,  ya casi— solo respondía  lo necesario 


— Alan:  que bien,  tú  hermana me hablado mucho de ti  

— Alexia: que bien—me sentía tan incómoda,  quería ponerme conversación,  por dios lo que siempre soñé,  pero ahora no quería hablar,  ni me salían palabras — permiso  

me puse de pie   necesitaba aire fresco  salí al  patio  trasero,  no pude evitar que salieran lagrimas de mis ojos, sentía tantas cosas,  enojo,  angustia,  frustración,   lo que siempre soñé,  que me hablara,  tenerlo cerca,  él  estaba sentado en la sala de mi casa,  con mi hermana tomada de su mano,  que cruel era el destino, sentí tanta ira,  sin pensarlo le di un gran puñetazo a la baranda de la cerca,  Ahhhhhh  no pude evitar que ese grito se escapara de mi,  caí sentada al suelo creo me rompí la mano, de inmediato sentí que se abrió la puerta trasera todos corrieron  asía mi 



— Mamá: ¡ alexia hija!  

— Vanesa: ¡ hermana que paso! Amor Por  favor ayudamos a levantarla  



Ahi estaba yo sujetando mi mano,  con unas lagrimas que bajaban por mis mejillas,  pensé ahora si puedo llorar no tengo que disimular,  no se si lloraba por mi mano rota,  por la rabia que me invadía.  




— Alan:  permiso,  voy a levantarte — por dios,  me muero,  me levantó en sus brazos ahora lo tenia mas cerca que nunca, mi corazón latía a mil por hora 



— Vanesa:  pronto amor hay que  subirla  al cuarto yo te indico donde,  mamá    dile a papá  que llame al doctor —Todo era caos mamá  gritaba,  mi hermana estaba angustiada,  me puso en la cama sujeto mi mentón lo alzo mirándome a los ojos,  



— Alan: alexia,   estas bien ¿  Te duele mucho?   

—Vanesa: hermana di algo por dios  ¿ Que te paso?  

Continuara…  


Autora ; patricia López  


Medellín Colombia



Patricia Lopez

Editado: 27.10.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar