El Pergamino

Bitacora Personal de Aurora Luana - Parte 2

Ella Habia tomado este papel del suelo, sin preguntarse a quien pertenecía.

 

El pergamino que había leído. No tenia cortes o alguna mancha por ningún lado. Parecía pertenecer a algún libro que seria continuado.

 

Por la forma del pergamino, limpio y de su escritura y contenido.

 

(Debio pertenecer a alguien con poder y de buena educación.) Pensó.

 

Pero ahora estaba aquí, y estaba totalmente arruinada. En un Estado que pocas personas en el mundo, tal vez estuvieron. Un sentimiento desconocido de dolor se apodero de ella.

Con una deuda de su nuevo hogar, que parecía que lograría pagar en unos cientos de años. Ademas de estar en una ciudad, que no tenia la mas mínima idea de su ubicación y menos conocía el nombre.

 

Las tierras en donde esta mujer estaba. Son esas donde los hombres terrestres no pueden alcanzar.

Porque el saber que guardan dentro de muchas de esas edificaciones; son misteriosas. Y muchas no dan respuestas claras de los seres que existen.

Después de que ambos monarcas de su país murieron.

Había salido huyendo junto con su pequeña familia a un destino incierto, sin saber que se encontraría.

 

Al llegar a esta ciudad, junto con otras personas. Algunas empezaron a decir, que este lugar es “La Ciudad Perdida de Ida”. Pero tambien habían muchos que dudaban que lo fuera.

Después de haber leído lo que estaba escrito en el pergamino. Esto hizo que olvidara por unos momentos su precaria situación.

Al topar con una mano a los gigantescos muros de piedra para no caerse. Vio que uno de estos, eran tan grandes como una persona y largos como; si estuvieran dos personas recostadas, y uno sobre la cabeza del otro. Estos cada uno con finos acabados, como lizos.

Así estaba hecha esta misteriosa ciudad.

 

Cuando se esforzaba para no caer por el hambre y el largo viaje.

A su memoria vinieron recuerdos de cuando era niña, de un sitio donde siempre fue bello.

 

Ese lugar había sido, lo mas cercano a las historias de fantasías o mitos que siempre amo, y que la habían leído alguna vez.

 

Pero eran recuerdos, pensamientos de tiempos pasados, de tiempos de antaño.

 

En esas magnificas edificaciones ciclopeas en donde estaba ahora, con amplios y bellos pasadizos. Que parecían haberlos construido con saberes que superaban con creces las construcciones humanas.

 

Se encontraba una mujer caminando, con la cabeza abajo y sus largos cabellos caídos sobre su rostro, que trataba de regresar a su casa.

 

Se retiraba silenciosa, como estuvier coja, con algo en la mano que había encontrado encima de las bellas piedras en donde estaba pisando.

 

 

 

 

 

 

____________________________________________________

Palabras del Autor

Por favor no agregue algo mas a esta historia, que no sea hecha por el autor. Gracias por leer.



urien

Editado: 10.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar